lunes, 17 de mayo de 2010

BOLIVIA: MAESTROS URBANOS INCIAN PARO POR TIEMPO INDETERMINADO POR NIVELACIÓN DE SALARIOS CON MAESTROS RURALES

LOS TIEMPOS (BOLIVIA)
Maestros urbanos inician hoy paro indefinido
Maestros de La Paz y Oruro marchan hacia la Sede de Gobierno, el  sábado pasado. - La Prensa Los Tiempos

Maestros de La Paz y Oruro marchan hacia la Sede de Gobierno, el sábado pasado.

El magisterio urbano confirmó la suspensión de las actividades escolares desde hoy y de manera indefinida en el sistema fiscal del país, ante el fracaso de las negociaciones con el gobierno el sábado en torno a sus demandas salariales y sobre el nuevo sistema de pensiones.

La Federación del Magisterio Urbano de Cochabamba declaró paro indefinido desde el viernes y ratificó la continuidad de la medida; sin embargo, el paro ese día fue acatado por muy pocos maestros, por lo que las actividades escolares se desarrollaron casi con normalidad.

Según el reporte del Servicio Departamental de Educación en menos del 7 por ciento de los establecimientos se suspendieron las clases.

“La nivelación salarial que para nosotros es totalmente importante es un pedido claro y justo”, dijo el secretario ejecutivo del magisterio urbano de Cochabamba, Jorge Galindo, al anunciar que a partir de hoy “no escatimamos ningún recurso, ninguna movilización hasta conseguir los planteamientos que tenemos”.

Para contrarrestar esta nueva medida de presión del magisterio urbano, el ministro de Educación, Roberto Aguilar, ofreció toda la protección del Estado para aquellos maestros que desacaten la huelga general indefinida del sector, promovida -a su juicio- por una dictadura sindical que amenaza a sus bases con represalias y que busca protagonismos, en medio de una disputa por el control sindical del magisterio.

Aguilar manifestó la predisposición del gobierno para dialogar en cualquier momento y evitar perjuicios a los estudiantes, pero también reiteró que se procederá a descontarles de sus salarios a los maestros por los días que no trabajen.

El ejecutivo de la Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia, Federico Pinaya, criticó estos llamados del Ministro y ratificó la huelga general indefinida a partir de este lunes 17, con movilizaciones, declarada por la máxima organización de este sector, en el ampliado nacional realizado el pasado viernes en la ciudad de La Paz.

Pinaya informó que en la reunión con el Gobierno se avanzó en el tema de la ley de pensiones y se acordó seguir discutiendo sobre el mismo en una comisión técnica, pero donde no hubo entendimiento y todo quedó en nada, fue en la exigencia del magisterio urbano de que haya una nivelación de los salarios de este sector con el de los maestros rurales.

Dijo que el gobierno intenta una vez más soslayar este reclamo que no es nuevo, pues su atención se viene dilatando hace varios años, y propuso dejar su solución a una comisión tripartita (Gobierno-maestros urbanos- maestros rurales), hecho que fue rechazado por el magisterio urbano por tratarse de una demanda “irrenunciable”, juntamente con el incremento mayor al 5 por ciento.

Ante este contexto, Pinaya ratificó que la huelga indefinida sigue en pie e informó que serán las federaciones departamentales, que fueron las que plantearon la adopción de esa medida, de asegurar su cumplimiento y la organización de las movilizaciones callejeras diarias y bloqueos, que se cumplirán paralelamente al paro, hasta conseguir la atención del Gobierno.

Los fabriles que rechazaron ese acuerdo de Panduro, el viernes pasado en un ampliado nacional en Oruro, determinaron hacer una cuarto intermedio en sus medidas de presión y dialogar con el Gobierno; sin embargo, la decisión no fue aceptada por Federación de Fabriles de La Paz que determinó continuar con las presiones, mantener la huelga de hambre que sostienen 11 dirigentes, y sumarse a las movilizaciones convocadas por el magisterio urbano para esta semana.