viernes, 21 de mayo de 2010

BOLIVIA. MINISTRO DE EDUCACIÓN ROBERTO AGUILAR GÓMEZ INCAPAZ DE DESTRABAR CONFLICTO ENTRE GOBIERNO Y MAESTROS QUE RADICALIZAN POSICIONES

LA PRENSA (BOLIVIA)
Maestros y Gobierno se atrincheran en el décimo día de conflicto
Las aulas de las escuelas fiscales de las capitales de departamento del país se mantendrán cerradas por décimo día consecutivo porque los maestros y el Gobierno no lograron un acuerdo que destrabe la demanda salarial superior al 5 por ciento que demanda el sector. Es más, los dos frentes optaron por reafirmar sus posiciones y radicalizar la presión social del conflicto.

Este escenario fue acentuado ayer tras la fallida reinstalación de la mesa de diálogo que el ministro de Educación, Roberto Aguilar, abrió el miércoles con la directiva nacional del magisterio urbano. Los maestros fueron citados primero para las 15.00 y luego a las 20.00 en el Ministerio de Educación; allí esperaron en ambas oportunidades por varias horas y a las 22.30 abandonaron el edificio, al denunciar que fueron plantados por el ministro del sector.

Más temprano, el vicepresidente Álvaro García Linera, desde el Palacio Quemado, fustigó a los dirigentes del magisterio al considerar que se está consumando una agresión contra los estudiantes y padres de familia “que se sacrifican ocho, nueve, diez, once, doce horas (trabajando) para que sus hijos vayan a la escuela”.

También lamentó que incluso los padres de familia y profesores hayan llegado a enfrentamientos físicos en las calles de La Paz, pero recordó que el magisterio “se debe a su pueblo, (porque) el salario de un maestro viene del pueblo y ese su pueblo le reclama: ¡maestro, por favor, vuelva a clases, enseñe a superarse al hijo!”.

Pero los dirigentes del magisterio rechazaron esta invocación, lamentaron la ausencia del ministro Aguilar en la mesa de negociaciones y amenazaron con asumir medidas más radicales hasta lograr sus objetivos.

“Si hasta mañana (hoy) no se ha resuelto esto, con toda seguridad el lunes vamos a continuar con más fuerza, porque realmente hay indignación en todo el territorio nacional”, anunció Federico Pinaya, secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Maestros Urbanos, quien dijo que ahora esperan una nueva convocatoria del Gobierno para dialogar.

El viceministro de Educación Regular, Iván Villa, matizó y dijo, según ANF, que hoy se reanudará el diálogo: “No hemos podido reiniciar el diálogo y mañana volveremos a hacer a primera hora”.

Por su parte, varias horas antes de la convocatoria al diálogo, el ministro Aguilar indicó ayer que, en caso de que los maestros no retornen a clases para el lunes, posiblemente se declare vacación desde ese día.

“Hemos relativizado el tema, aunque ellos (los padres de familia) querían que se declare hoy (ayer) la vacación de invierno. Éste es un aspecto que tiene que ser analizado”. Añadió que en el área rural no se han suspendido las clases.

Por su parte, los maestros urbanos cruceños empezaron ayer un paro indefinido de actividades contra el incremento del 5 por ciento al salario y exigen al Gobierno que el aumento sea del 20 por ciento para que puedan cubrir los gastos mínimos de la canasta familiar. En Santa Cruz, según datos de Cash24horas.com citados por la ANF, ejercen alrededor de 27.000 maestros, de los cuales 15.000 se encuentran en la ciudad. El 45 por ciento de ellos percibe sueldos por debajo de los 900 bolivianos.

La directora del Servicio Departamental de Educación (Seduca) dependiente de la Prefectura cruceña, María del Carmen Arias, repudió el ofrecimiento del Gobierno del 5 por ciento, que representa unos 35 bolivianos adicionales al sueldo promedio del magisterio.

Según reportes recabados por Los Tiempos, ayer grupos de maestros de Quillacollo y Vinto bloquearon varios puntos de la carretera que une Cochabamba con Oruro y La Paz, mientras que otro grupo marchó por la avenida Blanco Galindo hasta llegar al centro de la ciudad. La movilización obligó a suspender la salida de buses hacia el occidente hasta las 14.00, hora en la que se levantó el bloqueo y se restableció el tránsito.

El dirigente de los maestros en ese departamento Jorge Galindo dijo que mañana sábado analizarán y evaluarán la semana de conflictos para definir nuevas acciones a partir del lunes.