martes, 11 de mayo de 2010

BOLIVIA: ROTUNDO FRACASO DE HUELGA DE LA COB, PROMOVIDA POR LA IZQUIERDA CIPAYA

ABN
Morales saluda a trabajadores por desoír huelga indefinida en Bolivia
El presidente de Bolivia, Evo Morales, saludó el lunes por la noche la decisión individual de los trabajadores de su país de desoír a un sector de la unitaria Central Obrera Boliviana (COB) que impulsó una huelga general indefinida, de efecto menguado, contra la decisión de su gobierno de subir los salarios en el orden de 5%.

"No hay ninguna huelga general indefinida, felicidades a los compañeros trabajadores", afirmó el gobernante durante un congreso de mujeres campesinas en este su tradicional bastión político, desde donde, en calidad de jefe de los sindicatos de cocaleros, emergió hasta llegar a la Presidencia.

La huelga general indefinida convocada por la COB no alteró las actividades el lunes en el país. Sólo se notó por la marcha que 300 laboradores realizan por un camino andino.

El mandatario saludó a los profesores que no acataron la huelga y respetaron el derecho de los escolinos a educarse en los plazos y condiciones establecidas por ley.

"Quisiéramos que todos los profesores sean responsables en tema de educación, pero no solamente con el tema de educación sino también con la Patria. Seguramente algunos tendrán otras ideas, otras posiciones, pero no interesa, compañeras y compañeros, yo aprendí en cuatro años con paciencia aguantar provocaciones, agresiones. Ustedes saben que en la gestión pasada intentaron sacarme con el revocatorio, fracasaron, intentaron con golpe de Estado, fracasaron, hay mucha conciencia nacional", subrayó.

"Saben que no pueden violar el derecho del estudiante, de los niños (..) yo saludo a esos profesores, estoy seguro que va haber profesores conscientes por su responsabilidad con el tema de educación", afirmó el gobernante que volvió a defender la decisión de su administración de implantar sólo 5% de suda salarial en atención a un plan de inversiones macro estatales en Bolivia.

"Los recursos económicos que tiene el Estado no solamente puede ser para más sueldo, sino un sueldo racional, pero fundamentalmente cómo invertir para que haya más fuentes de trabajo, y esa inversión, en los distintos sectores, en los distintos rubros en el país es importante. Si no ha invertido no habrá más movimiento económico, es obligación del Estado cuidar la economía, por supuesto seguir mejorando", explicó el gobernante.

Morales representó que en su primer gobierno entre 2006 y 2010, el salario de los trabajadores bolivianos creció en 40,7%, sin contar el 5% de incremento actual, 20 veces más que el Indice de Precios al Consumidor el año precedente, frente al 9,6% registrado entre 2020 y 2005 con niveles multiplicados de inflación.

"Antes qué hacían, la inflación era 5 por ciento y el incremento salarial era de 3% ó 4%. Ahora la inflación es menos y el incremento es más", explicó tras recordar la poda que efectuó al salario suyo y del vicepresidente Alvaro García Linera, de 60%.

Resaltó también la decisión de su administración de erradicar de la ley financial la onerosa partida de gastos reservados y la independencia financiera obtenida, fruto de la nacionalización en 2006 de los hidrocarburos, que ahora le permite sufragar las cuentas nacionales sin necesidad de recurrir a préstamos exteriores.

En alusión a la crisis en el poblado de Caranavi (oeste de Bolivia), donde grupos específicos que cerraron la ruta a La Paz por espacio de 12 días, en medio de una pugna intrincada por la instalación de una procesadora de cítricos, apuntó a operadores al servicio de potencias internacionales contrarios a su gobierno.

"Sospecho que algunos dirigentes, escuchando la información de algunas áreas rurales, que antes trabajaban con la USAID (agencia de cooperación de EEUU) y tratando ahora de organizar bloqueo de caminos, todavía habrán algunos restos que son pichones del imperio para molestar este proceso de cambio", afirmó.

La Policía que despejó la vía entre viernes y sábado últimos fue recibida a bala en Caranavi y sufrió 9 bajas.