viernes, 21 de mayo de 2010

BOLIVIA: SE EMPANTANA ACUERDO ENTRE GOBIERNO Y MAESTROS. MINISTRO AMENAZA CON DESCUENTO DE DÍAS DE HUELGA Y PROPONE CARNEREAR A TRABAJADAORES

LOS TIEMPOS (BOLIVIA)
Maestros avanzan negociación; acuerdos van en consulta

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, aceptó ayer nivelar el salario de los maestros que trabajan en el área urbana y rural, pero progresivamente en los siguientes cinco años. Para analizar esta propuesta, anoche, los maestros determinaron hacer un cuarto intermedio hasta hoy en el diálogo con el Gobierno para evaluar técnicamente los ofrecimientos del Gobierno y ponerlos en consultas de sus bases.

Pese a estas negociaciones iniciadas el miércoles pasado, los maestros urbanos no levantaron sus medidas de presión, cumplieron el cuarto día de paro y volvieron a salir a las calles en marchas en varias ciudades del país. Por su parte, el Gobierno se mantiene firme en su determinación de descontarles por los días no trabajados y el ministro Aguilar, atendiendo el pedido de los padres de familia para contrarrestar la presión de los maestros, no descartó el adelantamiento de vacaciones si no se alcanzan acuerdos hasta el domingo.

Padres de familia volvieron a protagonizar ayer una marcha, que bajó desde El Alto hasta el centro de la ciudad paceña, exigiendo a los maestros el retorno a clases. Sin embargo, algunos de los marchistas denunciaron que estaban siendo obligados a marchar por las juntas de padres bajo la amenaza del pago de multas de 40 a 80 bolivianos. Varios medios denunciaron la distribución de plátanos del desayuno escolar entre los marchistas.

También, se cuestionó la presencia del diputado titular del Movimiento Al Socialismo (MAS), Jorge Choquetarqui, encabezando la marcha. Choquetarqui aseguró que fueron sus bases quienes le pidieron que encabezara la movilización de ayer. “Además, yo soy diputado gracias a los padres de familia de esta Federación, por eso tengo que hacer caso a mi gente”.

Tras el cuarto intermedio declarado la madrugada de ayer, el diálogo debió reanudarse ayer por la tarde, pero volvieron a sentarse en la mesa de negociación en la noche. Según los dirigentes nacionales del magisterio, hubo avances importantes y de todas las demandas exigidas por el sector. En casi todas se había llegado a acuerdos sobre el incremento salarial y el tema de pensiones, entre las principales.

El tema que quedaba pendiente y sobre el cual esperaban una propuesta del Ministerio de Educación para ya firmar un acuerdo y levantar las medidas de presión, indicaron que era el de la nivelación salarial o salario único para urbanos y rurales. Esta información, sin embargo, fue refutada por dirigentes de algunas departamentales, el caso de La Paz, que aclararon que no había ningún avance.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, explicó ayer, según La Prensa, que la nivelación del salario de los maestros que trabajan en las áreas urbana y rural —una de las principales demandas del sector— costará alrededor de 500 millones de bolivianos y se aplicará en los siguientes cinco años.

José Luis Álvarez, dirigente del magisterio paceño, afirmó que la propuesta de nivelación de Aguilar no convence a su sector. “El Ministro (de Educación) ha indicado que esto se realizará en los siguientes años y además no sería en forma general, sino empezaría por los lugares”.

Un alto en Cochabamba
Los maestros urbanos de Cochabamba determinaron ayer continuar con el paro indefinido de actividades, pero harán hoy un alto en sus movilizaciones callejeras para sostener un consejo consultivo y en espera de los resultados del diálogo iniciado por sus dirigentes nacionales y el Ministerio de Educación en la ciudad de La Paz, informó el ejecutivo del Magisterio en este departamento, Jorge Galindo.

Por cuarto día consecutivo, ayer los maestros salieron a las calles exigiendo un incremento mayor al cinco por ciento, la nivelación de sus salarios con los del magisterio rural y los ajustes a la ley de pensiones, entre sus principales demandas.

Grupos de maestros de Quillacollo y Vinto bloquearon, en varios puntos, la carretera que une Cochabamba con Oruro y La Paz, mientras que otro grupo marchó por la avenida Blanco Galindo hasta llegar al centro de la ciudad. La movilización obligó a suspender la salida de las flotas hacia el occidente hasta las 14:00 aproximadamente, que se levantó el bloqueo.