miércoles, 12 de mayo de 2010

EL SALVADOR: PRESIDENTE "IZQUIERDISTA" TRAIDOR MAURICIO FUNES CONTRA UNASUR Y A FAVOR DE DICTADOR HONDUREÑO LOBO FEROZ

EPA
Funes rechaza la posición de la Unasur de mantener el aislamiento de Honduras
El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, rechazó hoy la posición de Unasur de mantener aislado al Gobierno de Honduras y consideró que no reinsertar a este país en la integración centroamericana es como si le faltara "una pata a la mesa".

"Solo como región nos vamos a desarrollar y el hecho de que no esté Honduras, le haría falta una pata a la mesa", reiteró el gobernante a periodistas.

El mandatario expresó que "algunos países del sur todavía no consideran que Honduras deba incorporarse a los organismos regionales" porque "consideran que no hay garantías" de que el dictador hondureño, Porfirio Lobo, "está trabajando por la reconciliación del país".

"Esa es una opinión que yo respeto, pero que no comparto; yo se los hice saber a algunos presidentes miembros de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas)", declaró Funes.

A juicio de Funes, mantener el aislamiento internacional a Honduras no permitiría exigirle a su dictador ni a su dictadura que "dé muestras de que está avanzando en la reconciliación".

Señaló, sin embargo, que "paradójicamente" el mismo día que algunos presidentes de la Unasur dijeron que no asistirían a la próxima Cumbre de la Unión Europea (UE) con América Latina en Madrid si participaba Lobo "se estaba juramentando la Comisión de la Verdad" en ese país.

Indicó que los presidentes de Centroamérica, excepto el nicaragüense Daniel Ortega, mantienen "la opinión de que Honduras tiene que incorporarse a la brevedad posible al seno" del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Después del golpe de Estado que sacó del poder al entonces presidente hondureño Manuel Zelaya, en junio de 2009, los países centroamericanos acordaron aislar al Gobierno de facto, mientras que la Organización de Estados Americanos (OEA) lo excluyó del organismo.

Funes informó que el pasado sábado, durante la investidura de la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, no se pudo concretar un encuentro de gobernantes centroamericanos para tratar la situación de Honduras y "entonces se prefirió mejor hacer esta reunión" en España "con ocasión de la Cumbre Unión Europea y Centroamérica".

"Cada país y cada pueblo camina de acuerdo a su ritmo, a mí no me gustaría que me pongan exigencias, ni presiones internacionales, a mí me parece que hay que darle el beneficio de la duda al presidente Lobo", aseveró el gobernante y reiteró que no se puede "condenar" a este país al aislamiento.

"El pueblo (hondureño) necesita estar en esos organismos internacionales, el pueblo necesita tener el apoyo de los demás países miembros de la comunidad centroamericana y de la comunidad latinoamericana en general", expresó Funes.