miércoles, 19 de mayo de 2010

ESPAÑA: PARA EVO, FONDOS ESPAÑOLES FINANCIARON ACCIONES TERRORISTAS, SEPARATISTAS Y GOLPISTAS

LA RAZÓN (BOLIVIA)

Presidente: "Mi obligación como Jefe de Estado es defender la democracia y la unidad nacional"

"Mi obligación como Jefe de Gobierno de Bolivia es defender la democracia y la unidad nacional", dijo hoy el presidente Evo Morales Ayma al desvelar las investigaciones que se realizan sobre las acciones que se desarrollaron contra la unidad nacional.

En una conferencia de prensa, el Jefe de Estado aclaró a los periodistas los alcances de las investigaciones realizadas por el Ministerio Público sobre aprestos desde 2006 para desestabilizar no solamente al Gobierno y a la democracia, sino promover la división de Bolivia.

Señaló que hay mucha documentación al respecto sobre la investigación sobre el intento del golpe de Estado y separatismo descubierto en el año 2009, que es conocimiento de la comunidad internacional.

A mediados de abril de 2009, la cabeza de un grupo de mercenarios que preparaban acciones terroristas destinadas a generar condiciones de una guerra civil fue desarticulada en un operativo policial realizado en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Morales se refirió a los informes sobre el financiamiento a estos grupos terroristas y separatistas en Bolivia que provenían de diversas fuentes, entre ellas de organizaciones derechistas de España.

Dijo que, de acuerdo al informe de la Unidad de Investigaciones Financieras de Bolivia (UIF), la Fundación Iberoamérica Europa (FIE) de España realizó desembolsos entre marzo de 2008 y abril de 2009 a favor de Cámara de Industria y Comercio de Bolivia (CAINCO), unos 310.000 dólares en tres partidas, la primera el 20 de marzo de 2008.

"Estos fondos extranjeros fueron transferidos por la CAINCO a sujetos y empresas vinculadas a la investigación que se sigue por separatismo y terrorismo con cheques girados por 109.650 dólares", anotó.

El Primer Mandatario informó que precisamente el gerente del Centro de Arbitraje y Conciliación de la CAINCO, Alejandro Melgar Pereira, claramente comprometido en actividades separatistas y golpistas escapó de Bolivia a Estados Unidos al ser desarticulada la banda de mercenarios que encabezaban la conspiración.

Agregó que la CAINCO es una institución empresarial boliviana "que de manera institucional estaba comprometida con acciones de desestabilización del gobierno, de la democracia y la división de Bolivia".

Las declaraciones del Presidente se produjeron ante las reacciones producidas esta semana en el Partido Popular de España (PP), que es el principal frente de oposición, sobre las ligazones de esa agrupación con la Fundación FIE.

"No es que Evo Morales acuse al PP, una vez que la denuncia se basa en investigaciones oficiales y de medios de comunicación", afirmó.

Morales anotó que fue sorpresivo establecer que desde el exterior se financie a grupos separatistas y golpistas con el fin de desatar la violencia en Bolivia.

El Jefe de Estado expresó que no cree que este hecho afecte las relaciones de Bolivia con el Gobierno y el pueblo de España.

"El pueblo español va a ayudar que se investigue con profundidad este hecho para que los fondos de su pertenencia no sean desviados para atentar contra la democracia y la unidad de un pueblo como Bolivia", puntualizó.

Reiteró que Bolivia y su Gobierno van a estar atentos contra estos aprestos en defensa de su unidad y democracia contra intentos de golpes de Estado vengan de donde vengan.

Al dirigirse a los periodistas subrayó "No vengo a ofender a nadie, solamente informo que Bolivia hará todo lo posible para defender sus derechos y democracia contra atentados que pretendan dividirla".

Morales hizo conocer además investigaciones periodísticas en España que señalaron que los socialistas madrileños exigieron a la comunidad una investigación sobre los fondos entregados desde 1999 a la Fundación FIE, más de cuatro millones de euros.

Con titulares como "La comunidad da más de dos millones de euros a una ONG bajo sospecha", esos medios se refirieron a la subvención entregada a la Fundación Iberoamérica Europa (FIE), una asociación que fue sometida a una investigación de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OELF) en 2007 sobre un presunto fraude financiero.

Otros informes en España puntualizaron que la derecha española recaudó fondos para financiar a fuerzas secesionistas del oriente boliviano destinados a la Falange Socialista Boliviana (FSB).