lunes, 31 de mayo de 2010

EVO ACUSA A EEUU DE PROTEGER EL NARCORÁFICO MUNDIAL

EP

Morales reconoce su sorpresa por el "poder económico" del narcotráfico en Bolivia y en el mundo

El presidente de Bolivia, Evo Morales, confesó este lunes sentirse sorprendido por el "poder económico" que tiene el narcotráfico, tanto en Bolivia como en el mundo, al tiempo que acusó a Estados Unidos de "fomentar" y "proteger" el tráfico ilícito de drogas "para el control político" de los países del continente.

"No creía que era tan grande el narcotráfico, no pensaba que el narcotráfico tenía tal poder económico", expresó Morales, en un acto militar. "Siento que infiltra a los poderes, a las estructuras de los Estados, no sólo en Bolivia sino en todo el mundo", agregó.

Esta es la primera vez que Morales admite los problemas para acabar con el narcotráfico en ese país y que sospecha que existe "mucha complicidad" de algunas instituciones del Estado, funcionarios judiciales y de la Policía con los grupos responsables del tráfico ilícito de estupefacientes.

"¿Por qué esa forma de comprar a nuestros miembros del Estado? He llegado a la conclusión de que es mucha plata, el narcotráfico maneja mucha plata", aseguró el mandatario boliviano, conocido líder cocalero que respalda el cultivo de la hoja de coca para uso indígena.

Estas declaraciones de Morales se producen un día antes de que el secretario adjunto para el Hemisferio Occidental del Gobierno de Estados Unidos, Arturo Valenzuela, realice su primera visita oficial a La Paz con el fin de recomponer las deterioradas relaciones bilaterales entre ambos países.

Morales y algunos de sus principales colaboradores han alabado reiteradamente sus políticas de control sobre los cultivos de coca y hasta aseguraron que en Bolivia --tercer productor mundial de coca y cocaína, tras Colombia y Perú-- no había grandes mafias de narcotraficantes.

Pero la visión del mandatario pareció cambiar tras un reciente incidente en el departamento de Santa Cruz (este), en el que murieron seis presuntos miembros de una banda dirigida por quien es considerado como el jefe narcotraficante local, William Rosales.

Morales citó una cadena de detenciones y liberaciones judiciales de Rosales, quien está actualmente desaparecido, como ejemplo de un mal funcionamiento de la justicia que atribuyó en parte a la cooperación antidrogas estadounidense.

"¿Quiénes lo liberan, un juez y fiscales que reciben apoyo económico o sueldos de Estados Unidos", afirmó el mandatario, quien expulsó a fines del 2008 a la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA), acusándola de injerencia política.

"Los Gobiernos de Estados Unidos, en vez de erradicar el narcotráfico, sólo protegen, encubren y fomentan el narcotráfico. El término de narcotráfico lo usan para un control político a nuestros países, para condicionarnos, chantajearnos", afirmó.

En Bolivia están registradas unas 30.000 hectáreas de cultivos de coca, la mitad de ellas destinadas al mercado legal. Según recientes informes oficiales, ese país sería usado cada vez más como lugar de tránsito de cocaína fabricada en Perú y consumida en Brasil y países europeos.