miércoles, 26 de mayo de 2010

JAMAICA: 50 MUERTOS EN GUERRA ENTRE PARTIDARIOS DE DUDUS Y GOBIERNO DE LA ISLA. COMISARÍAS ATACADAS

EL LITORAL (ARGENTINA)

50 muertos en Jamaica tras tres días de violencia

Buscan a un capomafia del narcotráfico que se encuentra atrincherado en un barrio de la capital jamaiquina.

1.jpg

La policía capturó a varios hombres en Mannings Hill Road, una zona de Kingston, Jamaica. Decenas de personas han muerto en los graves disturbios que prosiguen en la capital del país por grupos que se oponen a la detención y posterior extradición a Estados Unidos del narcotraficante Christopher “Dudus” Coke.

Télam

Unas 50 personas murieron en enfrentamientos en Kingston, capital de Jamaica, entre grupos organizados vinculados con el narcotráfico y las fuerzas de seguridad que pretendían la detención para extradición a Estados Unidos del máximo líder.

Los cadáveres ingresaron al hospital público en dos camiones, según versiones de médicos y enfermeros del centro asistencial, aunque el número de víctimas no fue confirmado por la policía, destacó un despacho de la agencia de noticias Ansa.

Éste es el saldo de tres días consecutivos de violencia en la capital del país, donde cientos de policías y militares continuaron ayer la búsqueda del jefe de las drogas, Cristopher “Dudus” Coke, en su bastión del barrio Tívoli Gardens, en el oeste de Kingston.

El capo narco se encuentra atrincherado en la barriada defendido por cientos de sus seguidores.

Entre las barricadas levantadas en varios puntos, los hombres de la fuerza de seguridad encontraron la resistencia de los miembros del grupo que impiden la extradición de Coke, a quien llaman “nuestro presidente”.

A las cifras no oficiales de al menos una treintena de muertos, la policía informó que detuvo 211 personas mientras realizaban los operativos en la zona de Tívoli Gardens y los alrededores de Denham Town, en el asalto lanzado el lunes.

El temor es que muchos de los muertos sean civiles que quedaron en medio del fuego cruzado entre las facciones de narcotraficantes y las fuerzas policiales y militares.

“Dudus” Coke, de 41 años, es conocido por su tarea comunitaria en las zonas más humildes de Kingston, pero el Departamento de Justicia de Estados Unidos afirma que se trata de uno de los líderes del narcotráfico más peligroso del mundo.

Según se le imputa, Coke sería el líder de una banda llamada Shower Posse, que tendría una extensa red internacional de narcotráfico y armas y que sería responsable de la venta de drogas a Estados Unidos y más de 1.400 asesinatos.

Ofensiva militar

Fuerzas militares y policiales lanzaron una gran ofensiva, que incluyó a cientos de hombres con apoyo terrestre y aéreo, luego de la decisión del gobierno de autorizar, el fin de semana, la extradición de Coke.

Radio Jamaica reportó por la mañana disparos de armas ligeras y de artillería en Tívoli Gardens y alrededores, mientras en la zona se levantaban grandes columnas de humo. Don Foote, uno de los abogados de Coke, informó que éste no instruyó a sus defensores para llegar a un acuerdo con el gobierno estadounidense sobre su extradición. “Dudus” Coke y sus seguidores armados mostraron una gran resistencia, lo que generó tiroteos intensos que sacudieron a diversas zonas desde temprano.

Aunque oficialmente se contabilizan tres policías asesinados y 14 heridos en dos días de violencia, otras fuentes hablan de un número “indeterminado” de muertes que podrían superar las tres decenas, la mayoría civiles.

Ninguna de las versiones periodísticas daba cuenta en Jamaica sobre la suerte que corrió Coke en los enfrentamientos, por lo que se desconoce si fue herido o muerto.

El domingo, el primer ministro Bruce Golding decretó el Estado de Emergencia por un mínimo de un mes, y ayer varios puntos de la capital amanecieron prácticamente desiertos, con barricadas, incendios, explosiones esporádicas y los estragos de los combates.

En calles del centro de la ciudad partidarios del jefe mafioso levantaron barricadas e incendiaron neumáticos y automóviles viejos para evitar el avance de la policía, cuyas comisarías eran hoy atacadas nuevamente.