viernes, 7 de mayo de 2010

UNASUR LOGRÓ EXPULSIÓN DE DICTADURA HONDUREÑA DE LA CUMBRE CON EUROPA

IVKE (VENEZUELA)
Mayoría progresista de Unasur derrotó al golpismo hondureño en Europa

Como una victoria diplomática de la democracia latinoamericana fue considerada la decisión de la presidencia de la Unión Europea de permitir la participación limitada de Honduras en la cita intercontinental

La Constituyente es la única forma de recuperar la gobernabilidad en paz dentro de la sociedad hondureña, afirmó Espinal

La resistencia mantiene su apoyo a Zelaya y en este momento la lucha es para que regrese sin condición alguna

La posición de los diez países más influyentes de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), en el reciente Consejo Extraordinario celebrado en Buenos Aires fue contundente. El mandatario ecuatoriano Rafael Correa en su condición de presidente pro témpore del mecanismo sentenció: “Hay un malestar mayoritario que impedirá que muchos países de Unasur asistan a esa cumbre”, al referirse a la invitación que el gobierno de España le hiciera a Porfirio Lobo para asistir a una cita intercontinental en Madrid.

Según señaló ayer la prensa internacional, el presidente brasileño Lula da Silva confirmó su participación en la Cumbre Europa- América Latina que se celebrará en la capital española el 18 y 19 de mayo, tras conocerse que Lobo, el no reconocido mandatario hondureño, solo participará de la reunión con los países centroamericanos y no formará parte de la plenaria con América Latina.

El canciller de Lobo, Mario Canahuati confirmó que su país solo tendrá presencia en la Cumbre de Centroamérica con la Unión Europea (UE) en Madrid, pero que no estará en el conjunto de América Latina con el bloque europeo, por el rechazo de Suramérica.

Antes, el principal asesor internacional de la presidencia brasileña, Marco Aurelio García, declaró a la agencia estatal de noticias de su país, que Brasil y otros ocho países de la Unasur, entre ellos Venezuela, Bolivia y Ecuador, estaban dispuestos a no participar de la cumbre de Madrid si la UE mantenía la invitación a Lobo.

Lobo había dicho el miércoles que “si hay problemas, no vamos”, refiriéndose a la posición asumida por el bloque.
EEUU, la UE y algunos gobiernos de Centroamérica, han reconocido como legítima la cuestionada elección de Porfirio Lobo que fue convocada por el régimen dictatorial de Roberto Micheletti. Con la presión económica y política, tanto los estadounidenses como los europeos han querido influenciar a los gobiernos de América Latina para que reconozcan el gobierno de Lobo y “pasen la página” con respecto al golpe de Estado que derrocó a Manuel Zealya el 28 de junio de 2009.

Sin embargo, el rechazo de la mayoría de los países de la unión del sur es una alerta clara: los gobiernos progresistas no están dispuestos a permitir el retorno del golpismo y de la injerencia imperialista en la región.

Triunfo democrático
El ministro de la presidencia del gobierno Manuel Zelaya, Enrique Flores Lansa, indicó al Correo del Orinoco que “ con mucha satisfacción vimos que los presidentes de Unasur dejaron en claro que no van a seguir el formato de hacer como si en Honduras no hubiese pasado nada, porque la crisis política está lejos de solucionarse. El gobierno de Lobo no ha hecho ningún esfuerzo por la reconstrucción nacional. Sigue la persecución judicial con fines políticos al presidente Zelaya y a los integrantes de su gabinete”.

“No hay una entonces una señal de reconciliación, sino que con el apoyo de EEUU quieren imponer a los demás países el reconocimiento de un gobierno ilegítimo. Es importante que las democracias de América Latina no acepten eso”, aseguró Flores.

“Con la reunión entre el presidente Zelaya y el Presidente Chávez en República Dominicana, el pueblo hondureño fortaleció su esperanza, en las acciones que se puedan emprender desde Petrocaribe para el retorno de la democracia en Honduras. Enseguida circularon fotos del encuentro a través de los medios alternativos”, expresó.

Constituyente para profundizar la democracia
Al respecto, German Espinal Zúniga, embajador del gobierno de Manuel Zelaya en Venezuela, indicó : “el pueblo hondureño, el Frente Nacional de la Resistencia y el liderazgo del presidente Zelaya siempre mantuvieron la posición de que la salida en Honduras es llevar a cabo una Asamblea Nacional Constituyente para profundizar la democracia en el país”.

“La derecha hondureña cortó de tajo esa posibilidad y se embarcó en una aventura golpista con el patrocinio del Comando Sur de EEUU y de los grupos radicales de extrema derecha del sur de al Florida. Ellos no vieron otra opción sino el golpe de Estado”, destacó.

Gobiernos progresistas no avalan el golpismo
“Por tanto, los procesos democráticos y progresistas que adelantan los pueblos suramericanos no pueden avalar el golpismo. Mantener una posición firme ante esta situación, de rechazo a un gobierno no reconocido, es una medida preventiva, porque no se pueda echar por tierra una democracia por capricho de los sectores de la derecha latinoamericana. Esto también es un mensaje para Europa, que está viviendo una profunda crisis por las consecuencias del neoliberalismo. España está también en el ojo del huracán. Y allí tenemos a Grecia convertida en una suerte de Haití en el continente europeo”, resaltó Espinal.

“El pueblo hondureño y el presidente Zelaya han visto en esta actitud, un mensaje de respaldo a su lucha y una gran solidaridad expresada por las democracias sudamericanas y los liderazgos de Centroamérica, incluyendo México. No solo los gobiernos, intelectuales, personalidades, como los premios Nobel Adolfo Pérez Esquivel y Rigoberta Menchú: movimientos sociales y organizaciones como las Madres de Plaza de Mayo en Argentina, nos han respaldado. El gobierno de Lobo recibe así una clara demostración de rechazo al golpismo. Si Lobo quiere legitimidad, lo primero que tiene que hacer es separar a los golpistas de los cargos que tienen dentro de las instituciones. Es inmoral que en Honduras sigan gobernando quienes apoyaron el golpe de Estado”, recalcó.

“Lobo debe entender que es necesario abrir un espacio para la convocatoria de la constituyente. Esa es la única forma de recuperar la gobernabilidad en paz dentro de la sociedad hondureña”, determinó.

“Hay en estos momentos una violencia sin precedentes. En dos meses fueron asesinados siete periodistas. ¿Cómo puede un gobierno llamarse democrático y de reconciliación nacional en una situación como ésta?. Debe cesar la violencia y se deben juzgar los crímenes cometidos y preservar los derechos humanos”, subrayó el diplomático.

“Zelaya sigue acompañando la lucha del pueblo hondureño. El primero de mayo, envió un mensaje a la concentración de más de 300 mil personas que se produjo en las calles de Tegucigalpa. Él exhortó a la resistencia a mantener la unidad dentro del movimiento”, indicó Espinal,
“El presidente Zelaya, ahora con sus funciones dentro de Petrocaribe, esperamos que pueda consolidar un mecanismo para el fortalecimiento de la democracia dentro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y en el contexto de todas las democracias del continente”, concluyó.

Resistencia de acuerdo con Unasur
Por su parte, el dirigente del Frente Nacional de la Resistencia Hondureña Juan Barahona, señaló al Correo del Orinoco que “la resistencia está de acuerdo con los países de Unasur y esperamos que el gobierno español desista de esa invitación. El pueblo hondureño en resistencia está en contra de que Lobo asista como Jefe de Estado. Los gobiernos de América Latina no pueden aceptar allí a una persona que representa la represión y los intereses de la oligarquía”.

“En estos momentos tenemos una toma frente al Ministerio del Trabajo, por el despido masivo e injustificado en todas las instituciones del estado de miles de compañeras y compañeros que participan en la resistencia. Eso también se repite en empresas del sector privado y pedimos una solución a esa problemática”, informó el dirigente.

“La comisión de la verdad de Lobo no goza de credibilidad, por eso creamos una paralela. En la de Lobo están representantes del partido de gobierno que apoyaron al golpismo. La resistencia mantiene su apoyo a Zelaya y en este momento la lucha es para que regrese sin condición alguna. Al mismo tiempo estamos impulsando al consulta popular para la Constituyente. Esperamos recolectar un millón doscientas mil firmas para el 28 de junio, en el primer aniversario del golpe de Estado”, afirmó.

A cien días de haber asumido el poder en Honduras y pese al apoyo de países como Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Panamá y Colombia, la mayoría de los países de la región insisten en no reconocer a un gobierno que de manera reiterativa ha vulnerado los derechos humanos y políticos del pueblo hondureño.

La posición de Venezuela, Brasil, Ecuador y Bolivia ha sido crucial para evitar la legitimación de un gobierno que no representa los intereses de la mayoría del pueblo hondureño. Esta victoria diplomática de los países progresista de la Unasur es sin duda una reafirmación del continente de no permitir el retorno de las dictaduras y de al injerencia estadounidense en la conducción de la política regional.

En ese sentido, el Comandante Chávez ha sido enfático en asegurar que no reconocerán al gobierno de Lobo mientras no se revierta el golpe de Estado. Su reunión con el presidente Zelaya en Santo Domingo, fue una demostración de solidaridad y apoyo al pueblo hondureño en su lucha por recuperar la democracia en su país.

Zelaya rechazó petición pública de Lobo para que regrese a Honduras En un gesto diplomático, quizás por la polémica desatada en torno a su participación en al cumbre UE- América Latina, Porfirio Lobo realizó un llamado al presidente Zelaya para que retornara a Honduras.

En este sentido, desde República Dominicana, Zelaya respondió: “Señor Porfirio Lobo, agradezco sus buenas intenciones pero su propio ministro de Seguridad lo desmiente, el fiscal lo desmiente, los magistrados lo desmienten”. Estos funcionarios han expresado que si Zelaya ingresa al país será capturado para su enjuiciamiento.

“Levánteme las ordenes de captura de oficio, anule los juicios penales presentados por los golpistas y le aseguro que mañana al mediodía estoy en Honduras”, aseguró Zelaya en un correo electrónico divulgado en Tegucigalpa por su asesor Rasel Tomé.

Colom aboga por reinsertar a Honduras
Ayer arribó de manera sorpresiva a Tegucigalpa, el presidente de Guatemala Alvaro Colom, y desde allí prometió trabajar para que Honduras sea reincorporada al Sistema de la Integración Centroamericana (Sica).

“Somos gobiernos distintos, somos liderazgos distintos, pero creo que hay un interés común en ver una Centroamérica ya normalizada, así que no van a ser suficientes los esfuerzos hasta que no logremos el objetivo de la normalización de relaciones”, expresó Colom en rueda de prensa con Porfirio Lobo

Colom reconoció que sólo el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se ha negado a acceder a la reincorporación de Honduras al Sica, tras la expulsión por el golpe de Estado contra el entonces presidente Manuel Zelaya.