martes, 4 de mayo de 2010

URGENTE UNASUR CALIFICÓ DE ILEGÍTIMO "GOBIERNO" GOLPISTA DE LOBO FEROZ EN HONDURAS

LA JORNADA (MÉXICO)
Cumbre de la Unasur califica de ilegítimo el gobierno de Honduras
Stella Calloni
En la cumbre de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) a celebrarse este martes habrá un “renovado compromiso” para fortalecer al mecanismo, afirmó hoy el canciller argentino, Jorge Taiana, mientras su par ecuatoriano Ricardo Patiño, adelantó que otros temas fuertes del encuentro serán la designación de su secretario general, y el análisis de la situación en Honduras así como de la reciente ley anti migratoria promulgada en Arizona.

La cumbre presidencial de la Unasur, que se desarrollará en un hotel del municipio de Campana, provincia de Buenos Aires, a unos 75 killómetros al noroeste de esta capital, tuvo como preámbulo un encuentro entre los cancilleres del mecanismo. Además de Taina y Patiño participaron Jaime Bermúdez, de Colombia; Luis Almagro, de Uruguay; José Antonio García Belaúnde, de Perú; Carolyn Rodríguez, de Guyana; Nicolás Maduro, de Venezuela; Alfredo Moreno, de Venezuela; David Choquehuanca, de Bolivia, y el vicecanciller de Paraguay, Jorge Lara Castro. El ex presidente argentino Néstor Kirchner fue nominado por los cancilleres la secretaría general de la Unasur, informó Patiño.

Hay un fuerte interés en lo que resultará del análisis de la situación en Honduras, cuyo presidente Manuel Zelaya fue derrocado el 28 de junio pasado por un golpe cívico-militar.

El gobierno de facto que produjo muertes y graves violaciones a los derechos humanos no fue reconocido por la mayoría de los gobiernos latinoamericanos y varios de ellos mantienen la misma actitud ante la actual administración de Porfirio Lobo, elegido en noviembre pasado en comicios ilegales e incumpliendo con las demandas de organismos internacionales.

También la agenda incluye el apoyo a Haití y Chile por los terremotos que sufrieron en enero y febrero, respectivamente, y se abordarán temas energéticos, el problema mundial de las drogas, la cuestión de la soberanía argentina en las Islas Malvinas y la reciente ley de Arizona, Estados Unidos sobre inmigrantes, según detalló Patiño.
A esto se agrega un análisis sobre la actualidad política, social y económica de los países del bloque regional.

Por su parte, la Red Internacionalista de Solidaridad con la Resistencia Hondureña (argentina) envió una carta a los presidentes de Unasur un comunicado conjunto sobre la situación en Honduras firmada por centenares de organizaciones sociales, defensores/as de los derechos humanos y movimientos populares, encabezadas por el premio Nobel de la Paz (1980) Adolfo Pérez Esquivel, las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, el teólogo brasileño Frei Betto y otras personalidades.

En el comunicado destacan la decisión del presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva de cancelar su viaje a Madrid por la invitación del mandatario de ese país José Luis Rodrígez Zapatero a su par hondureño Porfirio Lobo.

Caracterizan como “ilegítimo” al gobierno de Lobo “surgido de un golpe de Estado, que destituyó al presidente constitucional”, y denuncian que se pretende dejar impunes los crímenes cometidos por el ex dictador Roberto Micheletti y los que lo apoyaron.

Señala la carta que Lobo lleva adelante una política de “reconciliación, mediante una “comisión de la verdad”, para “establecer una ficción democrática, sobre la base del olvido de los crímenes y el perdón a los criminales”, mientras continúa reprimiendo a la resistencia popular mediante “el asesinato selectivo de líderes, de periodistas independientes, y el desalojo violento de comunidades en lucha” y otros.

Concluyen que el golpe en Honduras “constituye una amenaza para toda América Latina, porque favorece la rearticulación de la derecha conservadora y del militarismo en el continente, fortaleciendo políticas de invasiones, guerras, injerencismos, criminalización y judicialización de las luchas sociales, promovidas por el gobierno y los sectores del poder estadounidense y mundial”. Las organizaciones demandan llaman a desconocer “al régimen asesino” en los escenarios internacionales.