martes, 11 de mayo de 2010

VICTORIA DE LA UNASUR CONTRA DICTADURA HONDUREÑA DE LOBO FEROZ

ABN
Unasur asestó duro golpe a pretensiones de integración de régimen de facto hondureño
La última Cumbre de Jefes de Estado de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), realizada recientemente en Argentina, asestó un duro golpe a las pretensiones del Gobierno de facto de Porfirio Lobo en Honduras, de incorporarse paulatinamente a la estructura política latinoamericana y los organismos multilaterales que definen las relaciones internacionales entre los países de la región.

El vicepresidente del Grupo Venezolano del Parlamento Latinoamericano, diputado Carolus Wimmer, calificó la decisión de Lobo de no asistir a la Cumbre Unión Europea-América Latina, a realizarse el 18 de mayo en Madrid, España, como una victoria antifascista y antiimperialista de Unasur.

“El Gobierno pro imperialista y pro (Barack) Obama de España, encabezado por José Luis Rodríguez Zapatero, ha tenido que retroceder en su invitación al presidente ilegítimo de Honduras, Porfirio Lobo, tras la contundente decisión de Unasur de no acudir a la Cumbre si este último participaba”, expresó.

El parlamentario denunció que el Departamento de Estado estadounidense y su aliado español pretendían romper el aislamiento diplomático del régimen oligárquico hondureño, nacido tras el golpe de Estado contra Manuel Zelaya en junio de 2009.

“La mayoría de Unasur ha derrotado también a los regímenes de Perú y Colombia que apoyan al citado Gobierno ilegítimo. Ante ello, el Gobierno español debió retroceder en su decisión para salvar la Cumbre”, enfatizó el también secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Venezuela.

Asimismo, instó a los pueblos y Gobiernos a seguir el ejemplo de Unasur, bloque regional que ofreció respaldo político a la sociedad hondureña y a su Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), en su afán de combatir la represión del régimen de Lobo y exigir un proceso constituyente que abra las puertas a la democracia, motivo por el cual derrocaron a Zelaya.

En relación con la participación de Lobo en el encuentro Centroamérica-Unión Europea, a efectuarse el miércoles 19, Wimmer consideró este hecho como un indicativo de la búsqueda urgente por parte de Estados Unidos y sus aliados europeos de reinsertar al régimen de facto hondureño en los ámbitos regional y mundial.