martes, 1 de junio de 2010

ARGENTINA: PODER RURAL SE VICTIMIZA. UN SINDICATO ARROJÓ HUEVOS A DE ÁNGELIS

CRONISTA.COM
Un sindicato se hizo cargo de los huevazos a De Angeli y dio su versión
La Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus derivados negó, sin embargo, los golpes denunciados por el ruralista entrerriano y acusó a la dirigencia del campo de lanzar una provocación. El incidente se produce el mismo día en que el presidente de FAA, Eduardo Buzzi, denunció que un robo en su casa incluyó un mensaje mafioso.

En medio de la ola de denuncias, escraches y amenazas que en las últimas horas recayeron sobre representantes del sector agrario, la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus derivados admitió haber arrojado “huevazos” a Alfredo De Angeli, titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, pero negó haberlo golpeado.

Esta mañana, el presidente de la Sociedad Rural (SRA), Hugo Biolcati, denunció que De Angeli había sido atacado a golpes y huevazos cuando intentaba participar de un seminario técnico.

“Estuvo tenso, fue un muy mal momento”, señaló Biolcati y agregó: “Todo esto no es una casualidad”.

A raíz de esos hechos, la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus derivados negó que los trabajadores de la carne hayan golpeado a representantes de la Mesa de Enlace. Sin embargo, sí admitieron que se arrojaron huevos a Alfredo De Angeli pero señalaron que hubo una “provocación” contra los manifestantes, por parte de los dirigentes agropecuarios.

“Los empresarios del campo sólo buscan victimizarse porque están en plena campaña, si los trabajadores de la carne repudiaron a la Mesa de Enlace es porque se los está provocando, y la bronca es legítima”, sostuvo el gremio.

En esa misma línea, justificaron su accionar al recordar “como los ruralistas dijeron en su momento, cuando justificaron la agresión con huevos al diputado (Agustín) Rossi, por el profundo malestar y la impotencia de los productores agropecuarios en su disputa con el Gobierno nacional, aquí sucede lo mismo: los trabajadores no son representados y ellos se adjudican dicha representación con fines únicamente políticos”.