lunes, 7 de junio de 2010

BOLIVIA: CASA DE HERMANA DE EVO APEDREADA POR TEMA POLICÍAS LINCHADOS EN REPÚBLICA CHUTA DE UNCÍA

BOLPRESS
Apedrearon la casa de la hermana del Presidente Evo Morales
Los cadáveres de los agentes de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (DIPROVE) Nelson Alcócer, Miguel Ramos, Rubén Cruz y Esteban Alave, linchados el 23 de mayo por comunarios de los ayllus Saca Saca y Cala Cala del municipio potosino de Uncía, fueron enterrados el pasado sábado en la ciudad de Oruro. Después del acto fúnebre, un grupo de manifestantes responsabilizó al gobierno de la tragedia y apedreó la casa de la hermana del Presidente Evo Morales.

“Oruro está de duelo por culpa del gobierno”, gritaban cientos de residentes orureños el sábado en el entierro de los cuatro policías de Diprove, mientras otras personas despedían con pañuelos blancos a los infortunados a largo del trayecto del cortejo fúnebre. Horas antes en el velorio, el comandante General de la Policía Oscar Nina fue abucheado por los familiares.

Ya en el cementerio, los dolientes rechiflaron al comandante de la Policía Mario Hinojosa y exigieron su dimisión, mientras que otros iracundos asistentes pedían la renuncia del Presidente Morales y la expulsión de su familia de la ciudad de Oruro.

El gobierno “podía rescatarlo, a mí esposo recién lo han matado hace tres días, no tiene nada de descomposición”, reclamó la esposa de uno de los policías ajusticiados en Uncía, que aparentemente murió de a tres a cinco días antes de la recuperación del cadáver.

Según el perito Antonio Torres Balanza, el suboficial Alcocer falleció sólo tres días antes de recuperar los cadáveres de los policías ajusticiados hace más de 12 días, informó el abogado de la familia Johnny Castelú. Se trata de una “especulación”, retrucó el comandante general de la Policía Oscar Nina.

Después del entierro, decenas de personas marcharon repudiando al gobierno por abandonar a los policías secuestrados, y un grupo rompió a pedradas todos los vidrios de la vivienda de Esther Morales, hermana del Presidente Evo Morales.

“Si quieren justicia deberían ir donde pasó esto, deberían ir a pedir justicia, ¿acaso yo les ordené?”, reclamó a su turno la hermana del Mandatario.

El ministro de Gobierno Sacha Llorenti aseguró que alguna gente con intereses político partidarios impulsó la movilización, aprovechándose del dolor de las familias de las víctimas. “Han provocado sólo daños materiales a la vivienda de la hermana del Presidente, estos son delitos de acción pública y van a ser investigados”, advirtió Llorenti.