viernes, 4 de junio de 2010

BOLIVIA: DATOS DE LA REPÚBLICA CHUTA DE UNCÍA Y LA VENGANZA DE LOS ESPAÑOLES

por Flavio Dalostto
(extraido de FLAVIOPEDIA)

Uncía

Uncía, constituye un microestado autárquico de facto, ubicado dentro del Estado Plurinacional Boliviano.

Nombre oficial
República Federativa Autárquica Chuta de Uncía (RFAChU)

Superficie
1.000 km2.

Demografía:
No más de 25.000 personas. La población tiende a disminuir, ya que en 2007 había 26.071, pero al 2009, los pobladores serían 25.790 (INE Instituto Nacional de Estadística de Bolivia).

Gentilicio
Uncianos, Comunarios, Chuteros.

Sinopsis histórica
En 2000, después de un enfrentamiento mortal de campesinos, se logró un acuerdo para que los ayllus Jucumani, Layme, Puraca, Pocoata, Qaqachaca, Norte Condo, Cruce K’ulta y Challapata celebrasen un acuerdo de paz.

El norte potosino es un paso de entrada de vehículos, mercadería y precursores de contrabando provenientes de Chile, en tanto que es una de las rutas de salida de cocaína hacia el país vecino. El contrabando de autos sin papeles, ilegales o "chutos", se ha convertido en una importantísima fuente de divisas para la región.

Desde hace años, los uncianos (comunarios) se vienen quejando de los robos y asesinatos de los que fueron objeto. En 2002, dos choferes de trufis de bandera azul, que efectúan recorridos entre Uncía y el área dispersa hasta Chayanta, fueron asesinados y sus vehículos robados.

En 2004, un comunario de Ñakari, ayllu Qaracha, fue asesinado y de su auto no se volvió a saber, en tanto que, en diciembre de ese año, un taxi de bandera amarilla, que cubre la ruta entre Uncía y Llallagua, desapareció y su conductor fue asesinado.

En 2006 ocurrió otro caso similar en proximidades de Llallagua y, después de un intermedio, a principios de 2010, un comunario layme fue muerto en Junt’uma para robarle un minibús Noa, Toyota, de último modelo.

El caso más reciente data del viernes de la semana pasada, cuando murió un afiliado al Sindicato 19 de Marzo y su automóvil fue robado, crimen del que los cuatro policías se habrían responsabilizado, luego de ser torturados por un grupo de comunarios.

Uncía acompaña en su desarrollo histórico a la crónica de Bolivia, hasta el viernes 22 de mayo de 2010, en que se produce la "rebelión Chuta", donde 4 policías bolivianos fueron condenados a pena de muerte en forma de linchamiento, procedimiento ilegal y criminal de acuerdo a las leyes y la constitución boliviana, acusados de haber asesinado a un chofer y robado su auto.

Según el grupo de uncianos que lideran la rebelión, ellos “mataron a ladrones y no policías o uniformados”, denunciando que los funcionarios policiales, sólo se dedicaban a extorsionar y sonsacar a los humildes campesinos, quitándoles sus vehículos “chutos” so pretexto de ser indocumentados, o cobrándoles sumas de dinero en dólares y no así en bolivianos, que fluctuaban desde 500 hasta tres mil dólares”.

El estado Unciano en su fase pre-independentista, denunció el decomiso, calificado como “robo” de 18 vehículos chutos, que no saben donde han sido llevados o entregados por los “falsos policías que realizaron operativos en poblaciones del Norte de Potosí, calificándolos como desaparecidos y que sólo beneficiaron a los uniformados, que vistiendo ropa camuflada recorrían las comunidades, causando terror por las amenazas que vertían".

Las autoridades uncianas, afirmaron asimismo, que algunos policías, utilizando armas de grueso calibre y otras, “encañonaban en la cabeza a los que eran sorprendidos conduciendo vehículos 'chutos', exigiéndoles un pago en dólares a cambio de no decomisarles los motorizados. También denunciaron que por lo menos tres 'chuteros' fueron hallados muertos en poblaciones alejadas del Norte de Potosí, acusando a policías de ser los autores de los asesinatos. A ello se sumó la denuncia de violación de policías a una mujer campesina del sector de los ayllus".

Luego de la "Revuelta Chuta", la policía boliviana es expulsada del territorio unciano, por lo que debe replegarse a Llallagua (Bolivia), hasta el día de hoy. Del mismo modo, las autoridades y funcionarios bolivianos fueron impedidos de ingresar a territorio unciano, por lo que éste, en los hechos se constituyó en un estado autárquico, donde Bolivia, al menos por el momento, ya no ejerce su soberanía.

Fecha de independencia
26 de mayo de 2010 (Declaración de Zona Roja).

Gobierno
Uncía es gobernado por autoridades tradicionales, que ejercen el poder ejecutivo (Segunda Mayor) y legislativo y judicial (cabildos).

Organización Política
Técnicamente, el microestado unciano es una federación de Ayllus (Karacha, Aymaya, Layme, Puraca, Jucuma y otros), cada uno con potestad sobre un territorio exclusivo.

Constitución
Uncía no ha elaborado aún una constitución propia, pero su gobierno ha establecido la libertad del contrabando de autos sin papeles o "chutos", el derecho a linchar a quien considere perjudicial a sus intereses económicos, la expulsión de la policía boliviana de su territorio y el no ingreso de bolivianos a su jurisdicción (xenofobia), así como la inmunidad de los linchadores, dentro y fuera del territorio unciano.

Jurisprudencia
Las autoridades de Uncía manifiestan que se rigen por una "justicia comunitaria" que incluye la tortura y la pena de muerte sin juicio y sin derecho a la legítima defensa. Sin embargo, el gobierno de Bolivia, que también defiende la justicia comunitaria, no reconoce a la de los uncianos, ya que la Constitución Boliviana no acepta ni la tortura ni la pena de muerte. Por lo que no existe acuerdo entre los uncianos y los bolivianos, sobre lo que significa "justicia comunitaria". Todo parece indicar que lo que ciertos indígenas llaman "justicia comunitaria", no tiene origen indígena, ni quechua ni aymara, sino que es un resabio del sistema de castigos colonial, español y católico, que a su vez se origina en la época más oscura del Medioevo, regida por la Inquisición de la Iglesia que se dedicó a inventar las más variadas técnicas de hacer sufrir a los seres humanos, incluso hasta hacerlos morir, llegando a convertir a la crueldad en un arte exquisito. (ver al final, nota del editor)

Población
Su población es de origen quechua.

Idiomas oficiales
Quechua 86%, Castellano 74%. La mayoría de la población es bilingüe

Geografía
Uncía es un país serrano, que se ubica dentro de la Cordillera Oriental, y posee serranías y una penillanura.

Localidades
La principal ciudad es Uncía, capital del estado serrano. Otras localidades importantes son: Chuqui Uta, Copa Circa y Cala Cala.

Fronteras
Uncía es un país serrano que limita al norte y al este con el departamento boliviano de Potosí, y al sur y al oeste con el departamento boliviano de Oruro; por lo que todo su territorio queda rodeado por el Estado Plurinacional de Bolivia, situación que lo asemeja al de la república de San Marino en Italia.

Servicios y ocupación
46% de la población no tiene acceso a la electricidad y el 78% no tienen instalaciones sanitarias.
41% de la población está empleada en la agricultura, el 11% en la minería, 11% en la industria, 37% en los servicios generales, comercio y contrabando.


Comunicaciones
Uncía se encuentra comunicado con Bolivia a través del tramo Oruro-Huanuni (asfaltado), Huanuni-Llalagua (tierra) y Llallagua-Uncia (Pavimento rígido).

Otros Accesos
Uncía, al haberse constituido en uno de los más importantes centros mineros en Bolivia tiene acceso por vía aérea, ya que cuenta con una pista de aterrizaje de tierra, ahora algo deteriorada.

Economía
Uncía tiene como actividad principal hoy en día el contrabando de autos ilegales (chutos), provenientes de Chile; además de la tradicional agricultura, ganadería y explotación de minerales, como el estaño, en otrora constituida como la actividad más importante

Se cultiva papa, haba, papaliza, oca, destinado casi exclusivamente al consumo local. se elaboran tejidos (aguayos, phullus, prendas de vestir, pecheras, etc.) muy vistosos para uso personal los cuales son muy requeridos por los turistas que visitan este pequeño país.

Luego del auge de la minería y hasta estos días, la migración de la población de Uncía hacia Bolivia, se debió a la falta de fuentes de trabajo locales; constituyéndose las ciudades bolivianas de La Paz , Oruro y Cochabamba las más preferidas. Una manera de paliar esta situación es la mejora de las condiciones y oportunidades educativas, con la incursión de la Universidad Autónoma Tomás Frías con subsedes de las carreras de Economía Trabajo Social y Derecho.

Turismo
Uncía, antes de desprenderse de Bolivia, fue la Capital Folclórica del Departamento de Potosí por su fastuosa festividad en honor al Patrono San Miguel Arcángel celebrada el 29 de septiembre, aunque por motivos turísticos esta festividad se traslada al fin de semana más cercano.

En esta fecha se hacen presentes entre los pobladores uncianos, residentes en ciudades bolivianas y del mundo y devotos del patrono San Miguel en grandes manifestaciones culturales y de peregrinaje desde las ciudades de Cohabamba, Oruro, Sucre y Potosí.

Entre otros atractivos turísticos están el balneario de aguas termales, el Museo Histórico "Simón Patiño" (Simón Iturri Patiño el Barón del Estaño), el Museo Etnográfico "Ayllus del Norte de Potosí", y campamentos mineros testimonio del auge de la minería del estaño.

Fuerzas Armadas
Luego de la expulsión de la policía boliviana, Uncía ha constituído milicias armadas que alcanzan el millar de personas, y custodian los accesos a su territorio.

Relaciones con Bolivia
El Estado Plurinacional Boliviano no reconoce aún la independencia de facto de la República de Uncía, e intenta negociar con las autoridades locales del microestado su reinserción pacífica en Bolivia. Sin embargo, las nuevas leyes uncianas o "chutas" serían incompatibles con la Constitución Boliviana; por lo que el conflicto se mantiene hasta el momento. Autoridades bolivianas solo pudieron ingresar a territorio unciano para tratar de rescatar los 4 cadáveres policiales, merced a un "salvoconducto", firmado por los "segunda mayor", y con riesgo de sus propias vidas.

Reconocimiento internacional
Ningún estado, incluido Bolivia, ha reconocido la independencia de la República de Uncía. Pero se especula que el grupo separatista "nación camba" lo reconocería, ya que algunos de sus líderes habrían dicho "¡Qué equivocados estábamos! No eramos nosotros los que teníamos que separarnos de ellos, sino permitir que ellos se separen de nosotros. Ya en nuestros mapas cambas, augurábamos la creación de la república del Alto Perú, junto a la de la república Camba.

Otros reconocimientos y acciones
El ex prefecto de Cochabamba, el prófugo Manfred Reyes Villa, ha dicho de la situación, desde su exilio voluntario en EEUU "¡Adelante, Uncía, con su independencia!"

La ex prefecta de Chuquisaca, la denominada "malinche boliviana", Savina Cuellar, ha confirmado su deseo de pedir asilo en Uncía, para eludir la justicia boliviana.


Las micronaciones "República de Seborga", enclavada en Italia, el "principado de Hutt River", dentro de Australia, así como el príncipe de Sealand, enclavado en el Mar del Norte, estarían interesados en reconocer a la República Chuta de Uncía.

¿Qué dice la Convención de Montevideo?

La Convención de Montevideo sobre los derechos y deberes de los estados establece un criterio para la definición de estado en el artículo 1:

El estado como persona de Derecho Internacional debe reunir los siguientes requisitos:
I. Población permanente.
II. Territorio determinado.
III. Gobierno
IV. Capacidad de entrar en relaciones con los demás Estados.
artículo 1 de la Convención de Montevideo sobre Derechos y Deberes de los Estados

El primer párrafo del artículo 3 de la Convención de Montevideo explícitamente dice que: "La existencia política del Estado es independiente de su reconocimiento por los demás Estados."

Bajo estos lineamientos, cualquier entidad que cumpla con estos criterios puede ser considerada como un estado soberano bajo la ley internacional, haya sido reconocido o no por otros estados. Algunas micronaciones no han logrado cumplir con algunos de los criterios citados.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Nota del editor: Todo parece indicar que ciertos elementos de la llamada "justicia comunitaria" unciana (chicote, linchamiento), no serían originarios del mundo andino (aymara, quechua), sino adquisición de las costumbres españolas de la colonia (copiadas y sincretizadas por los indígenas). Del mismo modo que ciertos cargos e instituciones gubernamentales (hoy "indígenas"), como el "segunda mayor", "hermano mayor" y el "cabildo".

Los "cabildos" fueron corporaciones municipales originadas en el medioevo español y trasplantadas a América por los conquistadores, fueron una de las instituciones más importantes, a partir de los primeros años de la Conquista, y constituyeron un eficaz mecanismo de representación de las elites locales frente a la burocracia real.

Tomaron su nombre por similitud con los cabildos eclesiásticos de las iglesias catedrales. El término "cabildo" proviene del latín "capítulum", "a la cabeza".

Entre las autoridades del Cabildo se encontraban, dos alcaldes, el del primer voto y el del segundo voto (este último, seguramente, origen del cargo "segunda mayor" de los uncianos). Los alcaldes ordinarios dirigían la vida de la ciudad, presidían el Cabildo y eran la primera autoridad municipal. Su atribución más importante era administrar justicia en primera instancia en lo civil y criminal.
Otro cargo importante en el cabildo colonial era el Aguacil mayor (seguramente origen del cargo "Hermano mayor"). Este era un funcionario encargado de hacer cumplir los acuerdos del Cabildo, perseguir los juegos prohibidos, practicar detenciones, hacer la ronda de la ciudad, etc. Podía entrar con armas al Cabildo. Su cargo era también vendible.
Entre las atribuciones del Cabildo, estaba Suspender el cumplimiento de órdenes llegadas de España (¿o de Bolivia?) cuando las consideraran perjudiciales a los usos y costumbres o que pudieran alterar el orden público. En estos casos, el Cabildo apelaba directamente al Rey (¿o al presidente?) para solicitar la suspensión o modificación de estas órdenes.

http://la-opinion-argentina.blogspot.com/

1 comentario:

Luis Eduardo Siles dijo...

Ya sería hora que el mundo entero se entere de lo que ocurre en Bolivia. Casos como este,llamese justicia comunitaria o lo que quieran llamarlo al final ese no es el punto central, de un salvajismo demencial e inaudito han venido ocurriendo constantemente desde que Evo Morales llegó al gobierno y han sido alimentados por el hecho de que Bolivia es hoy una inmensa fabrica de cocaína gracias a su presidente cocalero. Lo peor es que el y su gente tienen el cinismo de justificar esta barbarie, Una relación de los hechos que han sido registrados en la prensa escrita y las justificaciones que hacen los miembros del gobierno de Bolivia y periodistas serviles al narco populismo cocalero se encuentra en http://nuestroperronegro.blogspot.com/2010/02/bolivia-justicia-comunitaria-aumentan.html