sábado, 5 de junio de 2010

BOLIVIA ES DESAFIADA POR LA REPÚBLICA CHUTA. FAMILIARES DE POLICÍAS ASESINADOS DEBIERON ARREGLARSE SOLOS PARA RESCATAR CADÁVERES

LA RAZÓN
Familiares entraron solos hasta Uncía
Dolor. Ayllus condicionaron entrega de cuerpos

“Tuvimos que entrar como rateros para poder sacarlos como ladrones”, dijo entre lágrimas una esposa de los cuatro policías linchados y cuyos cuerpos fueron entregados por miembros de ayllus cercanos a la localidad de Uncía.

La travesía por la que pasaron los familiares y el abogado Johnny Castelú fue altamente riesgosa. Llegaron por sus propios medios el jueves a Uncía para pedir a los representantes de los ayllus la devolución de los cuerpos de los cuatro policías asesinados.

Tras intensas negociaciones en las que el vicario episcopal del Norte de Potosí, William Ugarte, fue el único mediador, se firmaron compromisos y un memorial a través de los que desistieron de iniciar cualquier acción legal.

“Yo tuve que disfrazarme para poder entrar al lugar, porque tenía miedo que nos hicieran algo malo”, dijo una de las esposas de los occisos. Los únicos que participaron en la reunión con los representantes de los ayllus fueron el vicario y el abogado.

La madre de uno de los policías contó que tuvieron que esperar, hasta las dos de la mañana de ayer y en medio del frío, la respuesta de los representantes de los ayllus Layme, Puraka, Aymaya y Karacha, quienes al final accedieron a la entrega de los cadáveres poniendo una serie de condiciones.

La entrega se produjo en las afueras de Uncía, en una cancha cerca de un río. Fuentes extraoficiales señalaron que la camioneta donde cargaron los cuerpos fue proporcionada por los ayllus. El proceso duró hasta las 7.00.

“Los cuerpos nos los dieron tal como estaban, no vimos de dónde los desenterraron, atados, con los rostros totalmente destrozados y en descomposición. Tuvimos que levantarlos con nuestras propias manos, exponiéndonos a cualquier cosa”, dijo otro de los familiares.

El temor es mayor porque los ayllus les exigieron la entrega de fotocopias de cédulas de identidad de los familiares hasta el cuarto grado de parentesco. “Ninguno de los allegados, sean tíos, primos u otros, podrá iniciar acciones legales contra los ayllus”, explicó Castelú.

El fiscal de Homicidios de Oruro, Aldo Morales, ha dicho que se iniciará un proceso de oficio sin la participación de los familiares. Esta investigación se desarrollará en coordinación con la Fiscalía de Potosí, que ya recaba pruebas.

Datos de la entrega
Tras una negociación, a las 2.00 se decidió efectuar la entrega de los cadáveres de los policías.

Una comisión de fiscales de Potosí arribó a las 6.00 para verificar el levantamiento de los cuatro cuerpos.

Los familiares no participaron del diálogo. No les permitieron que los cuerpos sean puestos en ambulancias que esperaban en Huanuni.

Diputado dice que Evo ordenó la entrega

El diputado Luis Gallegos (MAS) reveló ayer que el jueves sostuvo una reunión con el presidente Evo Morales, en horas de la tarde, y que la instructiva de entregar los cuerpos de los policías muertos en Uncía provino del Primer Mandatario.

“Nos hemos reunido el jueves a las 3 de la tarde con nuestro presidente Evo Morales y él ha indicado que entreguen los cadáveres y el trabajo se ha hecho desde ayer. Me he comunicado desde La Paz con el sector y se ha coordinado con las autoridades a solicitud del Presidente”, afirmó. El parlamentario representa a la circunscripción donde habitan los ayllus que victimaron a los policías el 23 de mayo.

Gallegos salió en defensa de los ayllus afirmando que fueron utilizados por los contrabandistas. Añadió que las autoridades originarias de los mencionados ayllus incluso tienen los nombres de quienes victimaron a los policías y que los harán conocer al presidente Evo Morales.

“No son culpables los ayllus, solamente los han utilizado los contrabandistas que son de Santa Cruz o de Cochabamba, los ayllus son humildes. Las autoridades de los ayllus le harán conocer al Presidente los nombres de los contrabandistas. Seguimos coordinando con el Presidente”, insistió.

Comunario detenido prometió venganza
El comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), Félix Molina, reveló ayer que un dirigente de los ayllus, detenido por narcotráfico, habría prometido vengarse de cualquier efectivo policial que ingrese a la zona.

Recordó que antes de la desaparición de los cuatros policías linchados, una patrulla encontró en una comunidad de Uncía dos fábricas de cocaína, cuyo propietario resultó ser un comunario.

“Al parecer, producto de esta aprehensión, este dirigente que era dueño de las fábricas habría manifestado que iba a vengarse con cualquier policía que ingresara a su comunidad, aunque no está verificado”, aseveró.

Éste podría haber sido uno de los móviles para que los ayllus terminen victimando a los cuatro efectivos de la Dirección de Prevención y Robo de Vehículos (Diprove). “Por eso, no dudamos de que fuera ese producto, el resultado de que estos cuatro camaradas habrían sido linchados”, dijo Molina.

Actualmente, el propietario de las fábricas de droga encontradas se encuentra detenido, preventivamente, en el penal de Cantumarca. Los ayllus prohibieron el ingreso de personas ajenas a las comunidades de Uncía.