lunes, 21 de junio de 2010

BOLIVIA: EVO E INDIOS DE ORIENTE, ENFRENTADOS. SE ACUSAN MUTUAMENTE

EL DEBER (BOLIVIA)
Gobierno pide a la Cidob reiniciar el diálogo y frenar la movilización
Autonomía. Hay cerca de 500 indígenas concentrados en Trinidad

En medio de acusaciones de injerencia de Organizaciones No Gubernamentales (ONG), el ministro de Autonomía, Carlos Romero, pidió ayer a la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob), que amenaza con una marcha para exigir la inclusión de sus demandas autonómicas, reiniciar el camino de diálogo y analizar el proyecto de ley marco de autonomías, que se refiere a autonomías indígenas.
Sin embargo, el líder de la organización indígena, Adolfo Chávez, restó importancia a la convocatoria de Romero y ratificó la marcha, que posiblemente salga hoy desde Trinidad, con 500 personas, hacia la sede de Gobierno para que exigir que las autonomías indígenas tengan la potestad de modificar los límites departamentales y que sus estatutos sean aprobados por usos y costumbres y no mediante un referéndum, como establece la ley, además de la reversión y expropiación de tierras.
Los marchistas están concentrados desde el sábado en el coliseo del barrio Bahía. Chávez acusó a algunas autoridades gubernamentales de usar al movimiento indígena con fines políticos y después dejar de lado el compromiso que asumen.
“Los indígenas no necesitamos de ninguna organización que nos ayude, podemos solos hacer prevalecer nuestros derechos, porque desde hace años venimos luchando de manera unida por nuestras demandas”, dijo Chávez, que anunció que la Comisión de movilización es la responsable de organizar y conseguir la parte logística para los marchistas.
La convocatoria de la Cidob es cuestionada por la Asamblea del Pueblo Guaraní que negocia directamente con el Gobierno central. Romero, que estuvo en el programa, El Pueblo es Noticia, no sólo aseguró todas las garantías para la implementación de las autonomías indígenas en Bolivia que reclama el Cidob, que están contenidas en el proyecto de ley marco, sino que también advirtió de que existen intentos políticos para desestabilizar la estructura de ese documento concertado con el sector originario, por lo que pidió a los líderes indígenas despojarse de la injerencia externa para allanar el camino en pro de solución a sus demandas.
Romero explicó ayer que las reivindicaciones de los pueblos de las tierras bajas "no solamente no se enmarcan en la legalidad instituida en el país, sino que también agreden derechos de otros actores porque el acceso a las tierras no es un derecho exclusivo de los pueblos indígenas, sino un derecho de campesinos y de otros sectores".

Acusan a Usaid de comprar a dirigentes
El presidente Evo Morales insistió ayer en acusar a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) de "comprar dirigentes" de organizaciones campesinas. Morales fue más allá al asegurar que ex autoridades del Consejo Nacional Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) trabajan en la embajada estadounidense.
El jefe de Estado reflexionó a sus seguidores que, si les toca servir desde el Palacio, desde el Parlamento o en otras instancias, debe ser para servir al pueblo y recomendó a las organizaciones sociales no dejarse manejar por funcionarios o ONG que, según Morales, buscan confundir a la población.
Esas acusaciones del jefe de Estado se desprenden del discurso que pronunció en la plaza Murillo, en el acto de consagración de autoridades originarias del Conamaq, de La Paz, que coincide con la ceremonia del Año Nuevo Aymara y el ingreso a los 5.518 en el calendario. Recordó haber conocido a ‘casi a todas’ las autoridades originarias de Conamaq, pero que algunos mallkus y ex autoridades dejaron de ser dirigentes y ahora están trabajando en la embajada de Estados Unidos.
Las acusaciones del jefe de Estado contradicen las intenciones de restablecer las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos, que, según el canciller David Choquehuanca, se encuentran con un 99 por ciento de avance para firmar un acuerdo de cooperación de "respeto mutuo".