martes, 1 de junio de 2010

BOLIVIA GRAVE: LA REPÚBLICA CHUTA DE UNCÍA DESAFÍA AL GOBIERNO DE EVO Y NO DEVOLVERÁ CADÁVERES

EL NUEVO DÍA.COM (COLOMBIA)
Bolivia: indígenas se niegan a devolver cuerpos de cuatro policías linchados
Indígenas del sudoeste andino de Bolivia se negaron a devolver los cuerpos de cuatro policías linchados el domingo pasado, tras un infructuoso diálogo con dos ministros del presidente Evo Morales, informó este martes la prensa local.

El poder Ejecutivo desplegó a los ministros Sacha Llorenti (Interior) y Oscar Coca (Presidencia) al poblado de Uncía, a 340 km al sur de La Paz, donde se produjo la matanza de los uniformados, para gestionar la recuperación de los cuerpos que fueron enterrados en lugares desconocidos el domingo.

"Hemos hecho una exigencia de que esos cuerpos tienen que ser devueltos", afirmó el ministro del Interior, Sacha Llorenti, citado por medios locales, y acotó que se insistirá para que los comunarios quechuas lo acaten.

Los lugareños -que admitieron ser responsables de las muertes, aparentemente amparándose en el concepto de 'justicia comunitaria'-- aseguran que no eran policías sino delincuentes, y además se niegan a facilitar el ingreso de policías investigadores a la zona.

La 'justicia comunitaria' regula las actividades de comunidades campesinas e indígenas de Bolivia. Su origen es ancestral, y desde febrero de 2009 tiene validez legal, estando amparada en la Constitución.

Se trata de un conjunto de normas de regulación interna, por el cual el principal dirigente de una comunidad ("Autoridad agraria") imparte justicia en casos de disputas menores, por ejemplo de tierras o familiares, y no contempla condenas a muerte.