viernes, 11 de junio de 2010

BOLIVIA: NUEVE AYLLUS SE REBELAN CONTRA EL ESTADO PLURINACIONAL

ERBOL (BOLIVIA)
Ayllus de Potosí deciden impedir ingreso de fiscales y policías a Uncía

Nueve ayllus de los municipios norte potosinos Llallagua, Chayanta y Uncía determinaron la noche de este viernes impedir el ingreso de los fiscales y policías a investigar a esta zona sobre el caso del linchamiento de los cuatro efectivos de la Dirección de Prevención e Investigación de Robo de Vehículos (Diprove) de Oruro.

Según el reporte de la radio Pio XII de la Red Erbol, la decisión fue tomada por los ayllus de estos municipios de la provincia Rafael Bustillo en un cabildo que se realizó desde las 10.00 a 20.00 horas de esta jornada en la sede de la Federación de Ayllus Indígenas Originarias del Norte Potosí, ubicada en la urbanización Saca Marka de la ciudad de Llallagua.

Uno de los puntos de principales de la resolución del cabildo indica que no permitirán el ingreso de las autoridades investigadoras, sean fiscales o policías a las comunidades rurales de Uncía, para indagar sobre los policías linchados.

Esta posición fue adoptada después de que en los pasados días representantes del Ministerio Público de Potosí anunciaron que iban a ingresar a las comunidades a investigar el caso con el fin de dar con los autores del crimen.

También se ratificó en el encuentro que exigirán a las autoridades políticas y policiales nacionales el cambio de todos los efectivos policiales destinados a los municipios de Uncía, Llallagua y Chayanta, debido a que consideran que los actuales uniformados sólo se dedican a extorsionar a los comunarios y contrabandistas de autos (chuteros).

Los representantes de los ayllus indicaron que si es que quieren hacer investigaciones de este casi también deberían hacer indagaciones en contra de los efectivos “extorsionadotes”, chuteros y esclarecer la muerte de los comunarios en los últimos seis años.

En el encuentro estuvieron el diputado Luis Gallego, el Subgobernador de la Provincia Bustillo, concejales de Uncía, autoridades originarias de la Federación, segundas mayores, jilancos y otros.