sábado, 5 de junio de 2010

ESTADO TERRORISTA ISRAELÍ PIRATEA BARCO CON AYUDA HUMANITARIA PARA GAZA.

PRENSA LATINA
Armada israelí confisca otro barco con ayuda para Gaza PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Ulises Canales
La marina de Israel abordó y confiscó hoy otro barco que se dirigía a Gaza con ayuda humanitaria para los palestinos, cinco días después de la violenta agresión a una flotilla solidaria que dejó nueve muertos.

Lanchas militares de la armada sionista flanquearon el barco irlandés MV Rachel Corrie cuando navegaba por el Mar Mediterráneo en dirección a la franja bloqueada hace tres años por el gobierno de Tel Aviv y ordenaron a sus tripulantes y pasajeros sentarse en cubierta.

Fuentes militares israelíes mostraron un video y aseguraron que el abordaje del navío cargado de material sanitario, hojas y utensilios escolares, bicicletas, cemento y otros bienes, se produjo de forma pacífica y no se usaron helicópteros del ejército.

Sin embargo, voceros del movimiento pacifista Libertad para Gaza dijeron que hubo intimidaciones y que hombres armados ocuparon el barco para obligarlo a atracar en el puerto israelí de Ashdod, a donde fueron llevados por la fuerza las seis naves de la flotilla Libertad.

Medios noticiosos regionales indicaron que la ocupación del barco ocurrió después de que su tripulación rechazó responder a cuatro órdenes de la armada israelí para que se dirigiera a Ashdod, y decidió continuar su travesía hacia la Franja de Gaza.

De acuerdo con autoridades judías, en Ashdod desembarcarán e inspeccionarán la carga del MV Rachel Corrie -nombre de una pacifista estadounidense muerta por una agresión israelí en Gaza en 2003- para luego enviarla al enclave palestino por tierra.

El pasado lunes, lanchas y helicópteros militares israelíes cercaron al barco Mavi Marmara en aguas internacionales del Mediterráneo y lo abordaron de forma violenta con disparos a quemarropa a varios pacifistas, causando también decenas de heridos.

La muerte de nueve ciudadanos turcos por esa agresión desató una ola de condena a nivel mundial, sobre todo en el mundo árabe-islámico y en Turquía, que la calificaron de acto criminal, asesinato y de terrorismo de Estado.

Los pacifistas trataron de romper el bloqueo naval y terrestre recrudecido por Tel Aviv sobre la franja desde junio de 2007, cuando el grupo islamista Hamas expulsó a su rival Al-Fatah, liderado por el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

Asimismo, afirmaron que los materiales de construcción que transportaban iban destinados a resarcir la devastación provocada por el ataque militar israelí a Gaza en diciembre de 2008 y enero de 2009, causante de más de mil 400 muertos y cinco mil 300 heridos.