martes, 1 de junio de 2010

GRAVE BOLIVIA. GOBIERNO NO PUEDE INGRESAR A REPÚBLICA CHUTA DE UNCÍA QUE NO DEVUELVE CADÁVERES DE LINCHAMIENTO

LA RAZÓN (BOLIVIA)
Gobierno regresa de los Ayllus sin los cadáveres
Los ministros de Gobierno, Sacha Llorenti, y de la Presidencia, Óscar Coca, se reunieron ayer con los ayllus de Uncía, pero retornaron sin lograr que se entreguen los cuerpos de los policías victimados
Williams Farfán - Uncía

El Gobierno fracasó en su intento de recuperar los cuerpos de los cuatro policías linchados en tierra de ayllus potosinos. El plazo que el Comandante Nacional de la Policía se fijó para ese cometido se cumplió este lunes al mediodía.

Una comisión integrada por el defensor del Pueblo, Rolando Villena, y los ministros de Gobierno, Sacha Llorenti, y de la Presidencia, Óscar Coca, llegó a Uncía para iniciar el diálogo.

La relativa tranquilidad que se vivía fue sorprendida por la llegada de una caravana de vehículos raybanizados a la plaza 6 de Agosto, donde la gente comentó que vio por primera vez a los ministros, a los que sólo conocían por fotografías y la televisión.

Tras una persecución a los vehículos gubernamentales, los medios lograron encontrar el lugar donde se desarrolló la cita concertada con los segundos dirigentes de los ayllus a través del diputado Luis Gallegos (MAS). El escenario fue la subsede del ayllu Karacha.

Los líderes indígenas arribaron en diferentes vehículos y a las 11.00 se inició la negociación. Cerca de las 14.30 fueron rumbo a Llallagua para almorzar. Dos horas después, Llorenti informó de la cita.

“Tuvimos una reunión con autoridades originarias de distintos ayllus de la región (layme, puraka, aymaya y karacha), donde se recibió una serie de quejas, denuncias de extorsión, lo que debe ser investigado. Pero hemos sido muy claros al señalar que nada puede justificar el hecho de que se haya quitado la vida a cuatro miembros de la Policía”, manifestó.

Las quejas que se escuchan de los comunarios incluyen supuestos asesinatos a “chuteros” a manos de policías corruptos.

En contacto con la red Uno, el Defensor del Pueblo, que al igual que Llorenti y Coca retornó a La Paz, dijo anoche que la decisión de los ayllus de no entregar los cuerpos, que es un punto crucial para solucionar el conflicto, hizo que el diálogo ingrese en “fojas cero”.

“El pedido de los ministros era que los cuatro cuerpos sean entregados tan pronto como se pueda; (los indígenas) consultaron a las bases que rodearon el lugar, pero lamentablemente dijeron que no había acuerdo y que el pedido debía bajar para que cada ayllu evalúe la situación y ver cuándo entregarlos; en principio dijeron que los entregarían en el transcurso de los próximos dos días o más”. El viernes, ante la llegada a La Paz de los familiares de las víctimas y su amenaza de ingresar a Uncía en persona a buscar los restos de sus seres queridos, el comandante de la Policía, Óscar Nina, les pidió esperar hasta el mediodía de ayer.

“Hemos sido muy claros en la reunión y hemos hecho una exigencia de que esos cuerpos tienen que ser devueltos a sus familiares, que la justicia no está para ser negociada”, dijo Llorenti en la conferencia que dio ayer en el lugar.

Mientras, los familiares de los cuatro policías desaparecidos partieron ayer de La Paz a Oruro y en el trayecto, a la altura de la tranca, vieron con desazón que la comitiva gubernamental retornaba sin resultados. “Había un plazo que al parecer no se cumplió. Lo que nos molesta es que no nos hayan informado nada”, dijo a La Razón el abogado de las familias.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Óscar Coca, afirmó que retornarían a La Paz, lugar donde esperarán una respuesta de los ayllus, una llamada telefónica, que entraron a un cabildo tras la salida del Gobierno.

“Lo importante es que estamos dispuestos a escuchar sus conclusiones y en su momento veremos cómo actuamos”, aseveró Coca, quien agregó que también se investigará la muerte de algunos comunarios.

La posición de cartera de defensa
El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, descartó la posibilidad de militarizar la población de Uncía. “No hay ninguna decisión de que las Fuerzas Armadas puedan participar en el tema de solución del conflicto en Uncía en lo absoluto”, manifestó la autoridad ayer después del acto por los 181 años de creación del Comando en Jefe de la institución castrense.

Los familiares con incertidumbre
Los familiares de los policías linchados en comunidades del municipio de Uncía, pernoctaron en Oruro para analizar si continuarán con su viaje a dicha población tras el retorno de la comitiva del Gobierno ayer después de una reunión con ayllus.

“Existe incertidumbre sobre lo que pueda suceder de hoy en adelante después de que la comisión volvió a La Paz. Estamos en Oruro y mañana (hoy) daremos a conocer si seguimos con nuestro viaje”, dijo el abogado Jhonny Castelú.

Una de las alternativas que se analizó en esa reunión es entrar el jueves, mientras que un familiar de uno de los policías indicó que “cualquier cosa que suceda con nosotros será de responsabilidad del ministro Sacha Llorenti”.

“Los hemos encontrado y no nos han brindado ninguna explicación sobre la reunión que tuvieron en Uncía; estamos molestos porque el ministro no cumplió su acuerdo de que debíamos tener un nexo de comunicación permanente para ver el avance”, agregó Castelú.