miércoles, 14 de julio de 2010

ARGENTINA: HOY PODRÍA APROBARSE EL MATRIMONIO IGUALITARIO EN SENADORES

MDZ (ARGENTINA)
El día esperado por unos y temido por otros: se vota el matrimonio igualitario

El Senado será el centro de las miradas: hoy se define que pasará con el matrimonio gay.
El proyecto de ley que ya cuenta con media sanción en Diputados se tratará en la Cámara alta. Mientras que ayer se levantaron voces a favor y en contra, con las marchas "Ruidosa por la igualdad" y "Queremos mamá y papá", en el Congreso se puede definir una jornada histórica para el país. Te contamos la visión de los medios y cómo será este día tan importante para los Kirchner.

Con un final incierto, hoy se tratará en el Senado el proyecto para votar sobre el matrimonio gay. En medio de una sociedad dividida, los legisladores tendrán una extensa jornada de debate. Hay una fuerte paridad y expectativa por el resultado de la votación. Para los que están a favor se trata del día más esperado; para los que están en contra, el más temido.


En el recinto, los senadores analizarán primero un dictamen de mayoría en contra del proyecto, que en caso de ser aprobado dará por tierra con la iniciativa que impulsa el oficialismo. En cambio si no se aprueba dará lugar a otro de minoría a favor del enlace entre personas del mismo sexo que tiene "media sanción" de Diputados y en caso de aprobarse se convertirá en ley.

Sin embargo hay otras variables: si el dictamen de rechazo al matrimonio gay es aprobado, el oficialismo se retirará del recinto y la oposición insistirá con aprobar una iniciativa a favor de la unión civil, a pesar de que el presidente provisional, José Pampuro, la impugnó.

En tanto, la presidenta preparó todo para viajar a China, llevar a sus senadores que pensaban votar en contra –entre los cuales no viajó el mendocino Adolfo Bermejo – y asegurarse de que el vicepresidente Julio Cobos quede al mando y no protagonice una jornada histórica como sucediera en la votación de la controvertida resolución 125.

Cómo será la jornada

La sesión comenzará a las 12 y todos los sectores, a favor y en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo, se comprometieron a dar quórum, según se acordó en la reunión de Labor Parlamentaria que tuvo lugar este martes.



Un conteo realizado a última hora arrojó un resultado de 35 senadores a favor contra 32 en contra del proyecto que cuenta con media sanción de la Cámara baja, un indeciso y cuatro ausentes, pero esos números podrían variar en el transcurso de la sesión.

Mientras se desarrolle la sesión, una marcha convocada por el oficialismo esperará el resultado frente al Congreso.

Pampuro hizo lugar a una impugnación presentada por el titular del bloque oficialista, Miguel Ángel Pichetto, por entender que al haber un dictamen de mayoría que rechaza el matrimonio homosexual no podía haber otro avalando un proyecto sobre el mismo tema, como es el de unión civil.

La oficina de Pampuro señaló que "el dictamen impugnado, que aconsejaba la aprobación de un proyecto que regula la unión civil, fue declarado inválido por ser contrario a lo dispuesto por el artículo 81 de la Constitución Nacional, en virtud del cual ningún proyecto de ley que sea desechado totalmente por una de las cámaras podrá repetirse en las sesiones de aquel año".

El titular del bloque de la UCR, Gerardo Morales, aseguró que, por este motivo, primero se tratarán los dictámenes de aprobación y rechazo del matrimonio homosexual y que, en caso de que el proyecto sea descartado "el pleno de la Cámara decidirá si se mantiene la impugnación o no".

Según Sebastián Abrebaya, de Página/12, trata al miércoles como “el día en que el Senado debate sobre la igualdad” donde “las posiciones cortan transversalmente los bloques”, aunque asegura que el “Frente para la Victoria adelantó (…) que no permitirá que se aprueba la unión civil”. Entre otras notas, también expone la convocatoria a favor, en la que “Hicieron ruido por la igualdad”.

El debate en el Senado, según Clarín, los Kirchner van a “todo o nada”. El periodista Eduardo Van de Kooy se focaliza en el matrimonio que ha utilizado este proyecto como la “única fórmula política”, donde “convierten cada uno de esos temas en una cruzada” y arrastran “a esa misma lógica a otros sectores políticos y no políticos de nuestra sociedad”.

En tanto, en La Nación, Joaquín Morales Solá, con una frase contundente: “Sepultados bajo otra batalla innecesaria”, abre su columna donde señala que “El cardenal Bergoglio fue obligado por Néstor Kirchner a subirse a un ring que nunca lo sedujo”.

La cobertura en los medios: un mismo tema, diferentes percepciones

Según publica el sitio Diarios sobre Diarios, todos los matutinos se hacen eco de la multitudinaria marcha en contra del proyecto de matrimonio gay, que se vota hoy en Senado (con media sanción en Diputados), convocada por la Iglesia Católica, los evangélicos y otros credos, bajo la consigna “‘el derecho prioritario de las niñas y niños a tener mamá y papá’”. Añaden también un “‘ruidazo’” a favor de la iniciativa.

El principal medio opositor, Clarín, habla de más de 50 mil personas (“200 mil para los organizadores, 10 mil según fuentes policiales”) con el fin de “defender la familia”. Así, comenta que los manifestantes utilizaron el naranja: “El color único contrapuesto a los símbolos multicolores, inclusivos, que contienen los estandartes de la comunidad homosexual”. Luego, Gisele Sousa Días pone la lupa en los “Ruidos de apoyo para el proyecto en el Obelisco y en barrios de la Ciudad”, mientras Atilio Bleta le pone suspenso a la votación en el Senado, donde “la disputa será voto a voto y con final incierto”.

La Nación habla de cerca de 60 mil personas, donde Daniel Gallo realza “la marea naranja” en contra del proyecto y el “‘ruidazo’” (“con vuvuzelas, trompetas de cotillón y silbatos”) a favor de la iniciativa. Gustavo Ybarra también subraya el “final incierto” en la votación, donde el “oficialismo, que ha convertido este debate en una puja con la cúpula del Episcopado, apuesta a conseguir los votos para evitar el rechazo”.

En los económicos, Ámbito, con Belén Fernández, no comenta el “ruidazo” a favor del proyecto, sino que señala que, durante la movilización en contra del proyecto, se leyó una carta del cardenal Jorge Bergoglio, en la que destaca el pasaje: “‘El matrimonio entre personas del mismo sexo significaría un retroceso antropológico’”. Luego, apunta contra el oficialismo ya que “frenó la Unión Civil y va hoy por boda gay”. El Cronista, con Noelia Barral Grigera decide fijar la atención en la votación al Senado, “tras una masiva marcha de rechazo”, donde “La postura a favor del matrimonio gay aparece con una luz de ventaja en los cálculos previos”.

Fuentes: NA - Diarios sobre Diarios