viernes, 16 de julio de 2010

BOLIVIA: BAJO GRAN FRÍO SIGUE LA MARCHA DE INDIOS DE CIDOB A LA PAZ PARA PROTESTAR CONTRA EL GOBIERNO

ERBOL (BOLIVIA)
Internan de emergencia a marchista indígena por un problema en el corazón
Uno de los integrantes de la marcha indígena que se dirige rumbo a la ciudad de La Paz para exigir al gobierno que atienda la plataforma de demandas de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), fue internado de emergencia ayer en un centro hospitalario por un problema cardiovascular.

La información la dio a conocer el presidente de la CIDOB, Adolfo Chávez, quien dijo la persona internada es Edgar Vira, de 33 años, originario del departamento de Pando, que presentó un problema en el corazón debido a un resfrió fuerte, contraído a causa del descenso de las temperaturas y a la poca protección que tienen los marchistas.

“Acabamos de internar a un hermano de Pando que esta afectado del corazón, por el resfrió fuerte y esperamos que esta complicación sea resuelta por el médico que lo está atendiendo”, indicó Chávez, a tiempo de especificar que el paciente se encuentra internado en el Instituto del Riñón.

Chávez señaló que los grupos más afectados con este bajón de temperaturas son los niños y las personas de la tercera edad que están participando de esta marcha padeciendo graves complicaciones respiratorias.

Es por ello que una comisión de mujeres de la marcha hemos llegado hasta la capital cruceña para solicitar ayuda a la población en medicamentos, ropa de invierno y alimentos para los marchistas, apuntó.

“El frió está afectando a nuestros hermanos marchistas y, sobre todo, a los niños y es por eso que apelamos a la solidaridad de la población para que nos puedan aportar con medicamentos, ropa usada, chompas, frazadas, zapatos y alimentación y nos lo hagan llegar a nuestra Casa Grande, aquí en la Villa Primero de Mayo”, indicó.

Sin embargo, Adolfo Chávez aseguró que pese a las inclemencias del clima la movilización continuará adelante y se está elevando el número de marchistas a más de 600 personas exigiendo el cumplimiento de sus demandas.