martes, 6 de julio de 2010

BOLIVIA: JUEZ QUE HABRÍA AMPARADO A INVOLUCRADOS DE CASO DE TERRORISTA ROZSA PIDE ASILO EN BRASIL

LA RAZÓN (BOLIVIA)
El juez Tapia Pachi pide refugio político en Brasil

El juez tiene un proceso judicial por demandar la jurisdicción del caso Rózsa

El juez Luis Tapia Pachi informó que se encuentra en una ciudad fronteriza de Brasil y que solicitó refugio político, por considerarse un perseguido político a raíz del juicio que le sigue la Fiscalía por un caso derivado del proceso sobre terrorismo.

El juez, quien demandó la jurisdicción del caso terrorismo, está acusado por delitos de incumplimiento de deberes, prevaricato y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes.

“Ésta es una persecución directa, no es cobardía (el haber abandonado el país), sino el uso de mis derechos. El Gobierno será responsable por todo lo que pase”, dijo, en una entrevista concedida a la red ATB, en Brasil.

La Fiscalía ordenó la aprehensión de Tapia por no haber asistido a la audiencia en la que debía declarar sobre la demanda de jurisdicción que hizo y que derivó en un conflicto de competencias entre las cortes de Distrito de La Paz y Santa Cruz. El caso, finalmente, radicó en La Paz.

El diputado cruceño opositor Tomás Monasterio informó que apoyará las gestiones que permitan el asilo de Tapia. La red ATB también entrevistó, en Brasil, al ex presidente de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC), David Sejas, quien recordó que vive en el vecino país desde el año pasado. También reveló que solicitó asilo político.

“Me avisaron que me detendrían al llegar a mi casa y es por eso que decidí irme hasta la frontera y pedir asilo en este país”, recordó el ex unionista.

Sejas fue vinculado con la supuesta organización irregular liderada por el abatido Eduardo Rózsa, el 16 de abril de 2009. En un contacto telefónico, el 25 de marzo pasado aseguró que tenía el estatus de refugiado en Brasil y que vivía en Cuiabá.

Ayer manifestó que estaba interesado en que se resuelva el caso y presentarse ante la justicia, siempre y cuando se garantice un proceso justo e imparcial.