jueves, 22 de julio de 2010

GRAVE: VENEZUELA ROMPE RELACIONES CON COLOMBIA

BBC

Venezuela rompe relaciones con Colombia

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció el rompimiento total de las relaciones entre su país y Colombia, a raíz de las denuncias que presentó Bogotá ante el Consejo Permanente de la OEA, sobre la supuesta existencia de campamentos de las FARC y el ELN en territorio venezolano.

"No nos queda, por dignidad, más que romper totalmente las relaciones diplomáticas con la hermana República de Colombia", señaló Chávez, en medio de una rueda de prensa que ofrecía para darle la bienvenida al seleccionador técnico de Argentina, Diego Armando Maradona.

Chávez repitió calificativos que antes le ha endilgado al presidente saliente del vecino país, Álvaro Uribe: "Es un mentiroso, un obsesivo, un mafioso, se presta para cualquier jugada, es capaz de cualquier cosa e instaló un gobierno de mafias, triste y lamentablemente para ese pueblo querido y hermano y para sus vecinos que somos nosotros", dijo.

Reiteró que Venezuela "persigue y hostiga" a los grupos irregulares, al tiempo que señaló que las unidades de frontera están en alerta máxima, porque Uribe, dijo, sería capaz de cualquier cosa.

Sin embargo, dejó abierta la posibilidad de que el escenario cambie a partir del 7 de agosto próximo, cuanto toma posesión el presidente electo Juan Manuel Santos. "Espero que el presidente electo de Colombia de alguna manera tome cartas racionales en el asunto", indicó.

Dos horas más tarde, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, anunció ante la prensa que "dio 72 horas" al personal de la embajada de Colombia en Caracas para que abandone el país y ordenó el "cierre" de la legación diplomática venezolana en Bogotá.

Reacción colombiana

Diego Maradona y Hugo Chávez en el palacio de Miraflores, sede de  la presidencia venezolana.

Chávez dijo que las denuncias de Colombia son "nuevas directrices del gobierno yanqui a Uribe".

El gobierno colombiano todavía no ha recibido una nota oficial de Venezuela, donde notifique sobre el rompimiento "total" anunciado por el presidente Hugo Chávez.

Un vocero de la cancillería de Colombia le dijo a BBC Mundo que es importante saber "qué tipo de rompimiento es".

Y explicó que debe precisarse si Caracas solo quiere romper relaciones diplomáticas o también las consulares.

El presidente Álvaro Uribe ha estado en permanente contacto con la embajadora en Venezuela, María Luisa Chiappe, quien regresó esta mañana a Bogotá, y con el canciller, Jaime Bermúdez, quien se encuentra en Lima.

En marzo de 2008, cuando Ecuador rompió relaciones diplomáticas con Colombia, se mantuvieron las relaciones consulares.

Cuando dos países rompen relaciones diplomáticas, sus cancillerías suelen nombrar a terceros para que representen sus intereses ante el otro gobierno.

Según las autoridades venezolanas, en el país viven unos cuatro millones de colombianos, muchos de los cuales tienen doble nacionalidad.

Desde el miércoles, cuando el gobierno colombiano llamó a consultas a su embajadora en Caracas, María Luisa Chiappe, se temía que Chávez fuera a anunciar el rompimiento de relaciones con Bogotá.

Por esa razón, el anuncio hecho por el mandatario venezolano no sorprendió mucho a las autoridades colombianas.

Efectos

Seguidores de Chávez ven por televisión la intervención del  embajador colombiano ante la OEA

Chávez dejó abierta la posibilidad de una conciliación cuando tome posesión Santos el 7 de agosto.

En los primeros comentarios recogidos como reacción a la noticia, la ruptura de relaciones con Colombia fue interpretada por analistas críticos en Caracas como una respuesta evasiva a los planteamientos presentados por Bogotá ante la OEA.

El ex vicecanciller Adolfo Tayllardhat le dijo a BBC Mundo que Chávez se había salido "por la tangente" y que evidenciaba que no quería "hacerle frente a la situación".

"Es una respuesta grandilocuente a la denuncia", opinó la especialista en derecho internacional Angelina Jassé.

Los dos analistas destacaron el hecho de que Chávez haya asomado la disposición a cambiar la tónica una vez que asuma el poder Juan Manuel Santos.

"Quizás le está mandando un mensaje, en el que le dice que bajo ciertas condiciones está dispuesto a un modus vivendi con él. Pero si eso sucederá o no, no lo sé", dijo Jassé.

Por su parte, Tayllardhat manifestó que Chávez ha insistido en hacer ver que hay un conflicto o diferencia de criterios entre Uribe y Santos que no se corresponde con la realidad. En todo caso, indicó, un eventual reestablecimiento de relaciones sería frágil en el corto y mediano plazo.

Sin cambios prácticos

En el fondo, prácticamente no cambia la situación. No habrá embajada de Colombia en Caracas y no habrá embajada de Venezuela en Bogotá. Los roces entre los dos países continuarán

Adolfo Tayllardhat, ex vicecanciller venezolano

El otro aspecto en el que coincideron fue en que los efectos prácticos de esta ruptura son limitados, en virtud de que el intercambio comercial –que generalmente impacta esta clase de decisión en el ámbito diplomático– se encuentra reducido a su mínima expresión.

El gobierno venezolano decidió ya hace meses encontrar sustitutos para los productos que importaba de Colombia, debido a las tensas relaciones y otros argumentos relacionados con precios y soberanía.

"En el fondo, prácticamente no cambia la situación. No habrá embajada de Colombia en Caracas y no habrá embajada de Venezuela en Bogotá. Los roces entre los dos países continuarán", anticipó Tayllardhat.

Por su parte, Jassé apuntó a que la trascendencia de la situación que se presentó este jueves tiene que ver con que se hizo "evidente que Colombia está preparando un expediente internacional, específicamente en los tribunales penales internacionales".

"Colombia calculó aquí diferente al caso Ecuador. Ellos no van a atacar a Venezuela, porque ese es un riesgo muy alto. Chávez, a diferencia de Ecuador, tiene más capacidad de ataque militar. Por eso están buscando la vía de la jurisdicción internacional", afirmó.