martes, 13 de julio de 2010

URGENTE BOLIVIA: HABRÍAN INTENTADO ENVENENAR A EVO MORALES

LA PRENSA (BOLIVIA)
Evo insinúa que alguien intentó envenenarlo

El presidente Evo Morales sugirió ayer que alguien intentó envenenarlo y que se abrirá una indagación para determinar el origen de la afección estomacal que sufrió y que demandó que se lo someta a un tratamiento especial, que incluyó una estricta dieta.

“Todo lo que me pasó es muy raro y será sujeto a una investigación. Me pasó algo raro y estoy sorprendido”, afirmó al referirse a la crisis estomacal que sufrió la semana pasada y que lo alejó de sus actividades oficiales.

De hecho, ayer, en conferencia de prensa ofrecida en el Palacio Quemado, el Mandatario admitió que “nunca me había dolido tanto”, si bien antes sufrió “fracturas, lesiones o resfríos, (pero) lo que me pasó es algo raro”.

El percance que enfrentó la salud del Presidente, que fue calificado de “grave” por el portavoz del Palacio Quemado, Iván Canelas, no fue respaldada por un parte médico, a la espera de los resultados de laboratorio.

En todo caso, el Jefe del Estado explicó que, como cualquier otro ser humano, sufrió anteriormente dolencias gástricas o de otra naturaleza, pero que su reciente indisposición obligó a su internación en la clínica de Achumani, que es atendida por médicos cubanos.

“El día miércoles por la noche tuve de emergencia que ir a la clínica de los hermanos cubanos y amanecer con sueros, con tantas cosas para mejorar la salud. Muy, muy grave. A mediodía tenía problemas muy serios”.

Evo Morales admitió que nunca antes se sintió tan mal a causa de una enfermedad digestiva, por lo que insistió: “Algo raro pasó esta vez”.

Explicó que el jueves no mejoró, pues vomitaba y sentía intenso dolor.

Aclaró que en mérito al tratamiento recibido, ahora se siente completamente recuperado. Agradeció la atención recibida en ese nosocomio y pese a sentirse en buena condición, dijo que está sorprendido por la enfermedad que lo aquejó.

“Recibí suero y ahora estoy reparado; cero kilómetros, como quinceañero, estoy reparado”, a pesar que reconoció que le costó “un poco” recuperarse del malestar.

El Jefe del Estado se mostró ayer, en su reaparición pública después de recibir atención médica, con buen ánimo y con buen semblante durante la rueda de prensa en el Palacio.

La de la semana pasada fue la pausa más larga de las actividades del presidente Morales por razones de salud. No fue la primera, pues previamente debió guardar reposo, cuando sufrió una intervención quirúrgica de la nariz.