martes, 20 de julio de 2010

VENEZUELA: SE DEJARON PUDRIR 100.000 TONELADAS DE ALIMENTOS

GLOBOVISIÓN (VENEZUELA)
El coordinador nacional de Primero Justicia, Julio Borges, acudió este martes en compañía de militantes de la tolda aurinegra a la sede del Indepabis para pedir que se castigue a los responsables por los alimentos descompuestos de PDVAL. "El responsable principal es Rafael Ramírez. Se han comprado 300 mil toneladas de comida y se han distribuido nada más 200 mil. Hemos venido a traer denuncias, nuevas pruebas", indicó.

Explicó que con el caso PDVAL se cometieron tres delitos, sancionados por la Ley del Indepabis: restricción en el derecho de las personas a la disposición y disfrute de los bienes y servicios de forma continua y eficiente, la imposición de condiciones abusivas a través de la restriccion de la distribución de productos o servicios, y el boicot.

"Estos delitos requieren cárcel, cierre de la empresa y las multas correspondientes. Venimos a esperar esa respuesta. Si la AN verdaderamente representara al pueblo, estaría investigando hasta las últimas consecuencias. La AN se niega a investigar este caso de la comida podrida", denunció.

Explicó que la solución podría estar en incentivar la producción de alimentos en Venezuela. "En lugar de traer comida que se pudra afuera, podamos producir en Venezuela. No puede haber una justicia para unos y una para otros. Debe haber justicia para todos por igual. Vamos a seguir insistiendo con lo más sagrado que es el alimento de los venezolanos", dijo.

La denuncia inicial se presentó ante el Indepabis el 8 de junio.