miércoles, 4 de agosto de 2010

BOLIVIA: EL GOBIERNO PAGA SUS ERRORES POLÍTICOS

por Flavio Dalostto
Cuando los Indios de CIDOB, salieron a reivindicar la integración autonómica de sus territorios étnicos (situación ni prohibida ni alentada por la Constitución), el Presidente, el Vice y sus Ministros -sobre todo el de Autonomías, Carlos Romero- pusieron el grito en el Cielo, porque las demandas de los Indios de Oriente, "romperían" los santos límites de los departamentos bolivianos. Departamentos bolivianos, aclaremos, que tuvieron su origen jurisdiccional en las fronteras de la administración colonial española. Sonó raro, desde un gobierno que se pone por meta la "descolonización", defender a rajatabla los fueros cartográficos de lo que son, justamente, el recuerdo viviente de las fronteras que trazó el invasor colonial, sobre las espaldas de las Naciones Indias de lo que hoy conocemos como Bolivia. Es un error defender la descolonización, sacralizando un símbolo absoluto de la colonización española y republicana: los 9 Departamentos Bolivianos.

Los departamentos bolivianos, así como los estados republicanos no son en sí mismas entidades absolutas. Son PUENTES, estados transitorios hacia un Futuro de Unidad más amplio y humano. Bienvenida la "morenada" si es boliviana y si es peruana. Mejor. ¿Qué más queremos? Es la prueba de una Unidad de los Pueblos más allá de las estúpidas fronteras que se autoimpuso la humanidad. La bolivianidad y la peruanidad se complementan en la aymaridad y en la quechuidad que se derrama transversalmente, burlándose de sus fronteras. Lo aymara y lo quechua y lo boliviano y lo peruano forman una red intercultural y política que debemos defender y no negar. Del mismo modo, lo Orureño, lo Potosino, lo Aymara y lo Quichua se enredan fuertemente, dándole más fuerza y volumen muscular al Cuerpo de la Nación Boliviana, convirtiéndola en imbatible.

Cuando, las huellas de la sacrificada marcha de esos indios orientales, por Tierra y territorio, todavía no se ha desdibujado, aparece como un monstruo inesperado, un conflicto limítrofe (real, pero exacerbado) entre los Departamentos de Oruro y de Potosí, por un yacimiento de piedra caliza. Conflicto, que si bien está fogoneado por la Derecha que se reagrupa y por la necesidad del intendente de Potosí, Ernesto Joaquino de defenderse políticamente, debe tener, seguramente otras causales de importancia, para haber provocado el día de ayer, la concentración de 100.000 potosinos enardecidos en un cabildo abierto, que a voz de cuello reclamaron "Potosí Federal". Es decir, que Potosí no solo sea autónomo, sino Estado. Este concepto de "estado federado", es el mismo que reclamaban para el departamento de Santa Cruz, los cruceñistas del grupo Nación Camba, con evidente intención de cercenar territorialmente a Bolivia, como lo explicitaban graficamente en sus mapas.

¿Quién puede condenar a los Potosinos u Orureños, por defender los límites que creen legítimos; si el propio gobierno se encargó días atrás de recordarles a todos que "los límites departamentales no se tocan", aunque toda una nación indígena quede fragmentada bajo sus fronteras. A los 300 indios marchistas, un legislador del MAS de Cochabamba los amenazó ¡con cercarlos a cocaleros! No creo que ahora algún legislador amenace con "cercar" a 100.000 potosinos furiosos, con razón o sin ella.

Pero, el Ministro de Autonomías, nos consuela diciendo que "descartó enviar a la policía a reprimir la manifestación" en Potosí. ¿Alguien le cree que en algún momento se le cruzó por la cabeza que iba a mandar policías a Potosí? ¿A que los linchen?, para después andar rogando que devuelvan los cadáveres. El mismo Evo nos enseñó a apostar a la "Conciencia del Pueblo", que significa "darse cuenta". Ayer mismo, los potosinos han corrido a palos y a piedras al gobernador que votaron en Abril por más del 60% de los votos, y que demagógicamente, quiso sumarse a la marcha que terminó tomando la Gobernación. El problema de algunos ministros y funcionarios del gobierno de Evo, es que creen que están tratando con niños chiquitos, a los cuales subestiman. "La USAID engaña a los pobres indios", "Los indios no se dan cuenta que los están usando"...

¿Cuántas son las repúblicas chutas en el Ande, en las cuales el Estado Plurinacional ya no ejerce soberanía efectiva y donde la Policía Boliviana ha sido puesta en fuga? Uncía, Llallagua, Chayanta, Caranavi, Ahuallani (que se declaró autónoma "de facto" para, supuestamente, vender un cerro)... Las tres primeras en el Norte Potosino. Los linchadores de los policías, gozan ahora de más impunidad. Ahora no solo son un puñado de ayllus independientes "de facto". ¡El departamento entero reclama su "soberanía"! Y no es un departamento de la "Media-Luna". Es un departamento del Ande. Por eso, se llenan de amargura los separatistas que contrataron a Rozsa y su célula terrorista, algunos de ellos presos y otros fugados: "Para separarnos de ellos, debíamos hacer que ellos se separaran de nosotros, y no al revés..."

Hoy día, el mayor peligro de separatismo boliviano está en el Ande y no en el Llano. Evo debe hacer fuertes cambios en su gabinete, y poner gente inteligente, sensible, que deje de amenazar, denigrar e insultar. Colocar gente que se levante a las 5 de la mañana (pero no para ir al baño y volverse a acostar), que acuerde, que dialogue, y por sobre todo que encuentre SOLUCIONES, basadas en la Verdad y en la Justicia. Porque varios de sus ministros han cumplido su ciclo. El dilema es... ¿Evo los irá yendo de a uno, provocando una agonía innecesaria en la función de gobierno?; o ¿tomará la decisión radical de barajar y dar de nuevo?, remozando el Proceso de Cambio, expulsando a los oportunistas e ineptos para la función, y reemplazándolos por quienes "escuchen al Pueblo" y SUMEN. Me inclino por lo segundo.

Como siempre, un aporte de un argentino que ama Bolivia, que la imagina Capital del Cambio Latinoamericano y que reafirma su FE en el presidente Evo Morales.

Venceremos porque Ya Vencimos.
Patria y Vida.

http://la-opinion-argentina.blogspot.com/