domingo, 15 de agosto de 2010

BOLIVIA: INICIÓ DIÁLOGO ENTRE POTOSÍ Y EL GOBIERNO DE EVO. SE MANTIENEN MEDIDAS DE PRESIÓN

LA JORNADA (MÉXICO)
Potosí logra avances en su pliego y acuerda fijar límites con Oruro

Diálogo: Las conclusiones de las seis comisiones deberán ser aprobadas por los potosinos, antes de firmar cualquier documento.

El Deber, La Prensa y El Potosí.- La delegación de Potosí logró ayer con el Gobierno avances en las seis demandas de su pliego, tras una jornada de negociación lenta en la ciudad de Sucre. Todo parece indicar que hoy se logrará un acuerdo que estará sujeto a la aprobación de las instituciones cívicas potosinas para que se suspenda o no la huelga general indefinida que ya lleva 18 días.

Los negociadores potosinos caminan con pies de plomo, ya que luego deberán regresar a su región para exponer los acuerdos en un consejo consultivo, que dará la última palabra sobre si se levantan o no sus medidas de presión. Se estima que esta asamblea se realice hoy.

Las seis comisiones formadas el viernes por la noche en la Gobernación de Chuquisaca trabajaron ayer más de 12 horas y en cinco hay avances significativos. Según el ministro de Economía, Luis Arce Catacora, hay dificultades que eran de esperarse y lamentó que aún se tengan ciertas manifestaciones de intransigencia por parte de los cívicos de la Villa Imperial.

Poco después de las 22.00 se cerró exitosamente la comisión que analiza la construcción de un aeropuerto internacional. En conferencia se anunció un acuerdo que dispone respetar la Ley 4157, de enero de este año, que declara a la obra de prioridad nacional y ordena a la Gobernación de Potosí realizar los estudios necesarios.

Sin embargo, el acuerdo fue desconocido por miembros del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), por considerar que no significa un avance y sólo confirma a Potosí algo que ya tenía, según Celestino Condori, presidente de la institución.

El ministro Arce está a cargo de la comisión que analiza la exigencia potosina de la instalación de una fábrica de cemento y aseguró que sólo faltan detalles para lograr un pacto. El Gobierno informó que invirtió 6,18 millones de bolivianos para la realización de estudios técnicos que identificaron al yacimiento Quiburi, en el municipio potosino de Uyuni, como la reserva de piedra caliza que contiene un volumen seis veces mayor que el cerro Pahua, objeto de disputa con el departamento de Oruro.

Otra comisión a punto de concluir es la vial. El Ejecutivo prometió concluir el camino Potosí-Tarija hasta noviembre de 2011, y la ruta Potosí-Uyuni en poco más de un año. Anunció que el tramo Uyuni-Huacarani ya fue licitado y que concluyó el proyecto a diseño final de la Diagonal Jaime Mendoza, pero aún no hay financiamiento.

La comisión más importante del debate es la que discute la pugna limítrofe entre Potosí y Oruro. Según el gobernador de Potosí, Félix Gonzales, ambos departamentos han coincidido en la necesidad de derogar los incisos dos y tres del artículo 17 de la Ley Marco de Autonomías para elaborar otro instrumento legal que logre una solución.

El gobernador de Oruro, Santos Tito, indicó: “Hemos avanzado la Ley Marco de Autonomías en donde, se dice que se tiene que trabajar en una nueva ley para determinar las unidades territoriales, esta nueva ley tiene que empezar a elaborarse a través de una comisión especial”s.

El secretario general del Comité Cívico de Oruro, Guido Molina, indicó que el caso será resuelto en el ámbito de un equipo técnico que considerará los documentos históricos que demuestren un mejor derecho sobre el cerro Pahua, además de los usos y costumbres de los habitantes de la región. Con base en esa información se establecerán los hitos que delimitarán los municipios de Quillacas (Oruro) y Coroma, Potosí.

Ambos departamentos reclaman como suyo ese cerro, pero se han puesto de acuerdo en no explotar sus vetas de piedra caliza hasta que se resuelva el diferendo. El Gobierno se comprometió con desplazar policías a la zona para garantizar la pausa, pero exige que los lugareños den condiciones de habitabilidad a los uniformados.

A esta comisión le fue más fácil avanzar cuando sólo quedaron los representantes de Oruro y Potosí, ya que había susceptibilidad por la conducción del ministro de Autonomías, Carlos Romero.

Otra comisión estudió el tema de la fundición de Karachipampa, ingenio que nunca pudo operar por su enorme capacidad que no puede ser satisfecha con toda la producción mineral de Bolivia. La factoría debió ser rehabilitada por la estadounidense Atlas Precious Metals, que en tres años ha invertido sólo 2,3 millones de dólares, cuando ya debió haber desembolsado 79 millones. Los mineros y el Gobierno acordaron revisar los mecanismos legales, en 90 días, para rescindir el contrato.

La comisión más compleja fue la que negoció la conservación del Cerro Rico, porque los cooperativistas mineros que explotan la plata y el estaño de sus socavones, no aceptan las conclusiones de un estudio técnico ordenado por el Gobierno, que pone límites a su trabajo. Al no haber acuerdo, se decidió que un equipo técnico analizará el caso con los sectores involucrados y, en el plazo de 90 días, planteará propuestas para preservar la forma cónica del cerro, amenazada por los derrumbes.

Al cierre de esta edición (01.00), las comisiones seguían su trabajo. Se espera un cuarto intermedio hasta esta mañana, cuando se analizarán las conclusiones.

Los delegados de las instituciones potosinas que llevan a cabo las medidas de protesta en la Villa Imperial, como huelgas y bloqueos, esperan que sus representantes que negocian en la capital del país presenten los avances en una reunión de consejo consultivo para refrendar o rechazar los acuerdos, según manifestó la vicepresidenta de la Federación Departamental de Juntas Vecinales, María Prado Gonzales.