jueves, 16 de septiembre de 2010

ARGENTINA: LA CTA SE SOLIDARIZA CON LOS TRABAJADORES DE PARANÁ-METAL Y PIDE PARO NACIONAL

LA CAPITAL (ROSARIO, ARGENTINA)
En acto de Villa Constitución en la autopista el secretario adjunto de la CTA, Pablo MIcheli, reclamó que “se termine el atropello a los trabajadores”.

La CTA pidió un paro nacional por los trabajadores de Paraná Metal

Por Osvaldo Flores / La Capital

Villa Constitución.— Ante más de mil personas que se convocaron en el piquete que desde hace 15 días mantiene bloqueada la autopista a Buenos Aires, los trabajadores de la autopartista Paraná Metal aseguraron que “la lucha continúa”, y reclamaron “decisiones políticas” al gobierno nacional para zanjar el dilatado conflicto que amenaza la fuente laboral de más de 900 operarios.

La jornada nacional de lucha convocada por la CTA comprendió además de este acto decenas de cortes de calles, rutas y puentes en el país (ver aparte), y una masiva movilización en Rosario (ver Sección Ciudad).

Pedido de paro nacional. En este contexto, desde el escenario montado en plena autopista Rosario-Buenos Aires, el secretario adjunto de la CTA, Pablo Micheli, reclamó que “la CGT convoque a un paro nacional para que se termine de una vez por todas el atropello que sufren los trabajadores de Paraná Metal”.

En medio de las negociaciones entre obreros y empresarios, interrumpidas desde la semana pasada, y en un clima de incertidumbre por el futuro de la autopartista, los comercios locales cerraron sus puertas a partir de las 11.

Más adhesiones. La UOM concretó un paro seccional en el que además del comercio, los maestros nucleados en Amsafé y Sadop no dictaron clases, y tampoco lo hicieron los docentes universitarios.

“Todos adentro o no hay acuerdo”, resumía un gigantesco pasacalle colgado en el puente de la ruta 90, sobre la autopista, hasta donde llegaron representantes de numerosos gremios, militantes de agrupaciones de izquierda, y dirigentes políticos de toda la región, entre otros.

Larga lucha. “Esta lucha continúa, será larga pero la ganaremos aquí, en la calle”, tronó Claudio Rivas, delegado de la comisión interna de Paraná Metal, luego que su compañero Fabio Bellini sostuviera: “No somos piqueteros, sólo queremos que este gobierno nos dé trabajo”.

Al comenzar el acto, pasadas las 13, Matilde Godoy, la esposa de uno de los operarios a quienes les adeudan tres quincenas, instó a “no bajar los brazos y seguir adelante por el futuro de nuestros hijos”.

A su turno, el secretario adjunto de la UOM local, Juan Actis, aseguró que “todo el país es Paraná Metal, porque es una gran injusticia que en un país en pleno crecimiento económico no tengamos producción en esta fábrica”.

Decisiones políticas. “Queremos empresarios responsables, pero también decisiones políticas. Queremos que esta fábrica se ponga a producir con todos los compañeros adentro”, reclamó el dirigente, que en un momento se quebró emocionalmente porque, explicó, “esta lucha la sentimos muy adentro, y por eso no comemos ni dormimos”.

En medio de una autopista casi desierta de vehículos, a partir de los desvíos dispuestos por la Agencia de Seguridad Vial, Micheli adelantó: “Gane quien gane los comicios de la semana próxima para elegir autoridades en la CTA estaremos otra vez aquí para convocar a un nuevo paro nacional con movilización a la plaza de Mayo, para que la presidenta escuche los reclamos”.

Detrás del escenario, los gremialistas mostraron su preocupación porque “todavía no nos han llamado a una nueva reunión”.

Acercar a la empresa. “Sabemos que en el Ministerio de Trabajo están estudiando una propuesta e intentando acercar otra vez a la empresa, que parece que se ha retirado del negocio”, dijeron.

Una delegación de trabajadores de Paraná Metal viajó ayer a Buenos Aires para participar de la movilización hacia el Ministerio de Trabajo organizada por la CTA, en tanto otro grupo participó en Rosario de una marcha y posterior concentración en apoyo a la lucha que mantienen los empleados de la autopartista.

Hoy, otra representación obrera villense “tendrá un lugar privilegiado” en la marcha y acto en Capital Federal convocado por la Federación Universitaria de Buenos Aires ( Fuba) y otras organizaciones para recordar un nuevo aniversario de “La noche de los lápices”.

“Esa es una muestra de que no estamos solos, por eso tenemos que seguir la lucha”, sostuvo Alberto Churichi, de la comisión interna de la autopartista.

Las negociaciones entre las partes se interrumpieron la semana pasada, tras que una asamblea rechazara la propuesta empresaria de recomenzar la producción con 360 trabajadores cobrando el salario normal, y otros 600 recibiendo un subsidio estatal de 1.850 pesos, más salario familiar y obra social, con suspensiones rotativas.