domingo, 19 de septiembre de 2010

BOLIVIA: OTRA VEZ SE PELEAN EL GOBIERNO Y LA CENTRAL CAMPESINA QUE DENUNCIA PERSECUCIÓN

ERBOL (BOLIVIA)
Campesinos denuncian persecución y amenazas, el Gobierno lo niega

La Paz, 19 Sep (Erbol).- La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) y el Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qullasuyu (CONAMAQ), denunciaron este domingo que sus dirigentes son perseguidos y amenazados por las instituciones del Estado.

El gobierno, a través del viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, negó estas sindicaciones, pero se comprometió a investigar la denuncia para identificar a los autores de esos hechos.

Licarión Soto, secretario de Educación y Cultura de la CSUTCB, en declaraciones al programa “Hagamos Democracia” de la Red Erbol, aseveró que desde las instituciones del Estado “quieren tender una trampa a los dirigentes de las organizaciones sociales”.

“Con el pretexto de control social se hace un seguimiento desde el Ministerio de Gobierno, hay gente infiltrada. Hay infiltrados en todo lado, los infiltrados, no necesariamente del gobierno, sino incrustados en algunos ministerios, hacen seguimiento a los dirigentes y desde ahí hacer quedar mal, no sólo al dirigente, sino a la organización matriz, que es la CSUTCB, o a la dirección del MAS”, afirmó.

Este criterio fue respaldado por el dirigente de la Federación Departamental Única de Trabajadores Campesinos de La Paz “Tupac Katari”, Hugo Landaeta, quien dijo que desde algunos ministerios, aunque no precisó cuáles, son vigilados por civiles.

Asimismo, denunció que algunos dirigentes de su organización, y él mismo, recibieron amenazas de muerte anónimas. “A mí inclusive me amenazaron que cualquier rato me iban a liquidar”, declaró el dirigente campesino a la Red Erbol.

Estas amenazas fueron corroboradas por el Jiliri Apu Mallku del CONAMAQ, Sergio Hinojosa, quien afirmó que su organización apenas aprueba una resolución que no es del agrado del gobierno, inmediatamente los dirigentes reciben amenazas telefónicas y mensajes de texto.

“Las autoridades originarias recibimos mensajes con amenazas, cuestionamientos que llegan y nos dicen si tenemos la capacidad para enfrentar al gobierno, luego cortan las llamadas. Antes querían matarme, querían liquidarme”, relató la autoridad originaria a Erbol.

NO HAY SEGUIMIENTO

Por su lado, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, a través de un contacto telefónico con la Red Erbol, negó que haya un seguimiento o amedrentamiento del gobierno a los dirigentes de algunas organizaciones sociales.

“Ese discurso de que hay seguimiento, persecución, es completamente falso. Que existan infiltrados no es una decisión del gobierno, que exista gente mimetizada al interior de los movimiento sociales es parte de algunos dirigentes de la derecha o que han pertenecido en el pasado a la derecha, que buscan un escenario para su propio discurso folklórico y florido”, enfatizó.

Sin embargo, se comprometió a investigar la denuncia, para ello invitó a los dirigentes de las organizaciones denunciantes a una reunión este lunes a las 09.00 en su despacho.

“Hay que identificar a los responsables intelectuales y a los autores materiales de ese hecho. Se debe dar con esta gente, porque no es correcto que exista ese tipo de amedrentamiento”, manifestó.