jueves, 16 de septiembre de 2010

BOLIVIA: SIGUE LA MODA DE LOS LINCHAMIENTOS

FM BOLIVIA
Cochabamba, 15 de sep. La Policía encontró en las pasadas horas tres cuerpos sin vida en la provincia Tapacarí del departamento de Cochabamba y se sospecha que estas personas fueron linchadas, como producto en un conflicto limítrofe entre dos comunidades campesinas del lugar.

La radio Pio XII de la red Erbol informó que efectivos de la Policía de Tapacarí reportaron al Comando Regional de Quillacollo sobre el hallazgo de tres cadáveres e inicialmente presumen de un brutal linchamiento en una disputa por tierras o lucha entre familias, que habría ocurrido el lunes a las 17.30.

DISPUTA ENTRE FAMILIAS. Según los informes preliminares, se conoce que estas tres personas fueron linchadas luego de ser acusadas de haber asesinado a otro comunario días antes. En la zona además se tenía el antecedente del enfrentamiento entre familias campesinas que ya habían llegado a instancias judiciales y policiales.

El coronel, Hernán Trujillo, comandante de la Policía Departamental de Cochabamba, informó que las personas fallecidas son: Basilio Espinoza Flores, Sabino Espinoza Flores, Ignacio Espinoza Flores. Se salvaron Faustina Espinoza Flores, Valentina Flores Condori.

VENGANZA. “La información preliminar señala que hace dos días atrás se produjo un homicidio en ese lugar y los pobladores pensaron que los asesinos pertenecían a la familia Flores y por eso los habrían asesinado a tres de ellos varones, habiendo escapado una mujer y otro varón”, detalló Trujillo.

Según el informe, Miguel Delgado Condori se hallaba consumiendo bebidas alcohólicas junto a otra persona y horas después fue encontrado sin vida, por lo que los vecinos aprehendieron a su acompañante y a otras cinco personas, contra quienes arremetieron con violencia, perdiendo la vida tres hermanos; dos mujeres, Faustina Espinoza Flores y Valentina Flores Condori, lograron salvarse.

De las tres personas linchadas, dos de ellas fueron enterradas con vida y el tercero murió por un golpe en la cabeza. Los cuerpos fueron hallados a 500 metros a un lado de la carretera, enterrados en una sola fosa a un metro de profundidad.

RECHAZO CAMPESINO. En tanto el coronel Freddy Almaraz, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen en Quillacollo, agregó, según un reporte que los comunarios se oponen que policías del lugar trasladen los cadáveres a la capital cochabambina para realizar a los cuerpos la autopsia.

INVESTIGACIÓN. Camilo Medina, Fiscal de distrito de Cochabamba, anunció que se investigará este caso hasta dar con los autores de lo que es un delito y no un caso de justicia comunitaria.
“La justicia indígena originaria se respeta pero el primer principio que tiene la Constitución es el respeto a la vida, entonces no se puede hablar de hechos de muerte tienen que ver con la justicia comunitaria”, señaló.
La comunidad de Batallani se encuentra a casi seis horas del centro de Cochabamba /AGENCIAS

ANTECEDENTES

AYO AYO • El 24 de enero de 2007, en Ayo Ayo, La Paz, tres personas fueron linchadas y quemadas. Sus cuerpos fueron encontrados en un automóvil, maniatados y con signos evidentes de haber sido torturados. Ayo Ayo es la localidad en la que el 14 de junio de 2004 una turba colgó y mato al alcalde del pueblo, Benjamín Altamirano, bajo la acusación, nunca probada, de haber malversado recursos.

LA PAZ • El 12 de enero de 2007, en Santiago Segundo, El Alto de La Paz, Gregorio Edgar Copa fue linchado y colgado de los pies luego de ser sorprendido robando una carnicería.

ACHOCALLA • El 12 de abril de 2007 la Policía informó que realizó el levantamiento del cadáver de una presunta víctima de linchamiento en Achocalla, La Paz y evitó tres intentos de linchamiento.

SENKATA • El 19 de abril de 2007, en Senkata, El Alto, Eliseo Felipe Cáceres (40) presumiblemente un ladrón reincidente fue quemado vivo y colgado.

AZIDUMARCA • El 11 de Junio de 2007 en Azidumarca, Cochabamba, dos jóvenes estudiantes de secundaria fueron confundidos por delincuentes y salvajemente golpeados. Luis Choque Quisbert (16) murió en el acto y Moisés Cachi Tenorio (17) sobrevivió con quemaduras de primer y segundo grado y murió días después.

OTROS • El 19 de agosto de 2007, en villa Yunguyo, El Alto, un hombre fue linchado luego de ser descubierto asaltando a un taxi. El 23 de septiembre de 2007 en el barrio Los Ángeles de la Villa Primero de Mayo en Santa Cruz, Alfredo Villarroel Soruco (18) fue acusado de robar gallinas y golpeado hasta quedar malherido. El joven falleció tres días después. El 26 de febrero de 2008, En Epizana, Cochabamba, una turba linchó a tres policías.

punto de vista

EDWIN ROJAS TORDOYA
Pdte. del Colegio Nal de Abogados

‘La impunidad causa los linchamientos’

Las personas que cometen un delito como el de Ayo Ayo, pretenden ampararse en manifestar que se trata de justicia comunitaria, pero no es así, porque en los usos y costumbres de la justicia comunitaria no existe el linchamiento.

Incluso en la justicia comunitaria existe un proceso previo a cualquier sanción. En estos casos no existe justicia comunitaria, lo que existe es asesinato.
Ahora la pregunta del ciudadano es ¿por qué se siguen dando con frecuencia los linchamientos?. Eso ocurre debido a la impunidad contra los que cometen este delito. Estas personas no son inmediatamente aprehendidas o procesadas.

Esta impunidad se da por motivos de ineficiencia del Ministerio Público y la Fiscalía, que no tienen presencia en las zonas alejadas del país, además siempre hay un tema de interés político de por medio.

En las ciudades se dan por la impunidad y falta de acción de la justicia y también por la falta de resguardo policial.
Los autores de muertes a nombre de la “justicia comunitaria” cometen delitos de genocidio, por asociación delictuosa y la posición de los comunarios de no permitir el ingreso de las autoridades al lugar puede ser considerada en rebeldía al Estado de derecho.

1 comentario:

Carlos Mendoza dijo...

Gracias por la informacion! Puse un vinculo desde mi BLOG hacia el tuyo.

http://linchamientos.blogspot.com/2011/03/linchamientos-en-bolivia.html

Saludos, Carlos