miércoles, 27 de octubre de 2010

ARGENTINA: LA MUERTE DE UN AMIGO

por Ricardo Dupuy (Santa Fe, Argentina)


Hoy caigo que murió un amigo,

y desde mi humano costado, fútil e infame

envidio ese, su extraño privilegio

de quienes como él, aún corpóreamente lejanos

son sentidos por su pueblo como hermanos.



Es que sin siquiera haber estrechado su mano

hoy peno como miles, su partida

y rescato, asumirme entero y a su lado.



Vendrán ahora como siempre sus conspicuos redentores

y también vendrán los otros

los hijos de los que vivaron el cáncer de ella

los que se regocijen en su desahogo desvergonzado



Me apeno por ellos

Porque entre sus filas mercenarias

jamás contaran con militantes como Néstor

Y el día de su inexorable partida, solitarios,

nunca de los nuncas serán recordados por anónimas gentes

que aún desconocidas

improvisen palabras compungida por la muerte de su amigo.



D U P U Y – Octubre de 2010.-