lunes, 18 de octubre de 2010

ESPAÑA PROVOCÓ EL ABORTO EN UNA PROFESORA ARGENTINA DEPORTADA POR ERROR

INFOBAE
El embajador español admitió que fue un error no permitir el ingreso de la docente argentina
Posteá tu comentario
Rafael Estrella señaló, en declaraciones a Radio 10, que hubo “falta de flexibilidad” en los oficiales que no le permitieron el ingreso al país a la profesora María Cecilia Tonón. Aseguró que se contactó con la docente y que ya hubo reuniones a nivel de vicecancilleres para flexibilizar el ingreso de argentinos a Madrid

El diplomático resaltó, sin embargo, que “sólo uno de cada mil argentinos tiene problemas para ingresar a España”. Sobre el caso de la profesora María Cecilia Tonón, quien fue deportada a pesar de haber sido invitada como investigadora por la Universidad Complutense de Madrid, consideró que “fallaron los mecanismos de protección” del recién llegado y se excusó con la falta de personal calificado en Migraciones, en el Aeropuerto de Barajas, por las vísperas de un feriado.
"Hablé por teléfono con María Cecila Tonón. Los mecanismos no han funcionado bien. Su caso hará que ambos gobiernos mejoren la coordinación", indicó esta tarde el propio Estrella, luego de una reunión entre el vicecanciller argentino y el secretario de Estado para Asuntos Extranjeros de España.
Estrella resaltó que no se trató de una situación violenta y que tampoco se trató de una “deportación”, ya que se trató de una persona a la que no le permitieron el iongreso.

“En el caso de la señor Tonón es evidente que hubo una falta de flexibilidad, aunque también se falló desde la provisión de documentación para ingresar a España”, dijo el diplomático.

No obstante, reconoció que “cuando falta un solo requisito, tratándose de argentinos, generalmente no hay problemas para ingresar a España, donde son bienvenidos”.

“El personal tendría que haber tenido en cuenta que se trataba de una profesora universitaria. Generalmente, en estos casos, se nombra un abogado de oficio y se avisa al consulado de Argentina. En este caso fallaron los mecanismos de protección”, admitió el embajador.

Estrella admitió que se va a “revisar” los mecanismos de recepción de extranjeros y en el caso de universitarios, las autoridades españolas se encargarán de seguir el proceso para que no haya problemas.

El diplomático indicó que existen unos cien mil argentinos que residen en forma irregular en el país. “Nosotros no les decimos ilegales, sino irregulares, porque tienen derecho a la educación de sus hijos y a la salud pública”, aclaró en ese sentido.

Flexibilizar el ingreso de argentinos
El vicecanciller argentino, Alberto D'Alotto, se reunió hoy con el secretario de Estado para Asuntos Extranjeros e Iberoamericanos de España, Juan Pablo de Laiglesia, en Buenos Aires y le expresó "la Preocupación del gobierno argentino por el trato que reciben los argentinos en su ingreso al territorio español".

"Hemos manifestado que nuestro deseo de que España tenga la mayor flexibilidad posible en lo casos de ingresos de argentinos”, declaró D'Alotto en una conferencia de prensa que se realizó después del encuentro en la sede de la Cancillería.

El vicecanciller precisó que el reclamo argentino es que, "además de respetar la dignidad esencial de todas las personas, se pueda implementar la flexibilidad que no derive en una aplicación excesivamente rigurosa de la letra de la ley por las grandes dificultades y los problemas que le genera a la persona rechazada".

Una de las alternativas que se analizó es que España le otorgue algunos días a las personas rechazadas para que puedan cumplir los requisitos de la ley migratoria española y regularizar su situación para permanecer en el país ibérico.

La profesora universitaria argentina María Cecilia Tonón fue expulsada de España, a donde había viajado invitada por el catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Complutense de Madrid, Julio Aróstegui para realizar una pasantía como investigadora.

El gobierno argentino le pagó el viaje y la estadía de dos meses, que no pudo concretar por no contar con una visa de estudiante que le requirieron las autoridades migratorias. La mujer perdió además un embarazo tras la deportación.

El secretario español había adelantado que el embajador se iba a contactar con la profesora "para que todo quede perfectamente claro y para asegurarle que, desde luego una vez que toda la documentación esté completa, será muy bienvenida en España".

Delaiglesia aseguró además que "el gobierno español tiene todo el interés y toda la voluntad de poner lo que haga falta para que la aplicación de la ley no produzca efectos que no esperábamos".

Ambos funcionarios acordaron una reunión en los próximos días entre representantes de ambos países "para encontrar los mecanismos de mayor agilidad para la solución rápida de estos casos".

"Creo que va a ser muy útil este contacto entre los dos países para ver de qué manera mejoramos la información de los requisitos que se exigen para acceder al territorio español, el seguimiento de los casos y evitar que se produzcan las disfunciones que están en el origen de hechos que no deberían producirse", destacó el secretario español de visita en Buenos Aires.

"Nuestra voluntad política y práctica es poner todos los medios para que en diálogo con autoridades argentinas encontremos la manera de mejorar los procedimientos", subrayó.

Delaiglesia aclaró no obstante que "de cada 1.000 argentinos que visitan España 999 no tienen problemas". "La realidad es que son casos excepcionales que se producen porque hay alguno de los requisitos que al momento de presentarse no están a juicio de las autoridades que reciben plenamente cubiertos", justificó.