jueves, 25 de noviembre de 2010

ARGENTINA: TODOS PIDAMOS A LA PRESIDENTA QUE INTERVENGA LA PROVINCIA DE FORMOSA Y SE DETENGA PREVENTIVAMENTE AL GOBERNADOR INSFRÁN POR GENOCIDIO TOBAS

CLARÍN (ARGENTINA)
D’Elía reclama la intervención federal a Formosa, gobernada por un kirchnerista
25/11/10 - 17:06

Es por la represión policial a una comunidad toba que causó la muerte de dos aborígenes y de un policía. Dijo que “esta masacre debe ser el final político” del gobernador Gildo Insfrán, quien participó hoy en un acto junto a Cristina Kirchner.

Formosa: investigan cómo se desencadenó el enfrentamiento que dejó dos muertos

Ni siquiera un ostentoso acto de fe kirchnerista impidió que un sector del kirchnerismo saliera a pedir la inmediata intervención federal a los tres poderes de su provincia, escenario de una violenta represión policial a una comunidad aborigen.

"Se lo dedicamos a quien soñara la Argentina, en homenaje a Néstor (Kirchner) que está entre nosotros, en el corazón", dijo Gildo Insfrán esta mañana, por videoconferencia, en el acto en que la presidente Cristina Kirchner presentó la nueva línea de alta tensión NOA-NEA. Y recibió aplausos en los salones de la Casa Rosada.

Horas más tarde, el piquetero K Luis D’Elía salió a reclamar con dureza la intervención federal a Formosa y el desalojo del gobernador.

El gobierno de Insfrán (uno de los primeros mandatarios provinciales en sumarse al kirchnerismo en 2003) está en el ojo de la tormenta desde el martes a la noche, cuando un grupo de policías provinciales realizaron un desalojo a sangre y fuego de la ruta donde se había asentado un grupo de aborígenes tobas para reclamar su territorio. Hubo gases, incendio, balas de goma y balas de verdad. El saldo hasta ahora: dos aborígenes y un policía muertos.

En ese contexto, la presencia de Insfrán junto a Cristina sonó como un respaldo político.

D’Elía, presidente de la Federación de Tierra y Vivienda (FTV), aseveró horas más tarde que la "masacre" a la comunidad aborigen de La Primavera "debe significar el final político" del gobernador Insfrán.

En ese sentido, le reclamó a la Cámara de Diputados nacionales que aprueben la "intervención" de los "tres poderes institucionales" de esa Provincia.

El dirigente realizará mañana una marcha a las 16 desde Callao y Corrientes hasta la Casa de Formosa para "repudiar estos hechos, exigir el juicio a los culpables y la intervención federal a la Provincia de Formosa".

"Esta masacre aborigen de La Primavera debe significar el final político de Gildo Insfrán", advirtió y agregó que la presidenta Cristina Fernández "sabrá entender como lo hace siempre".

En un comunicado, indicó que el kirchnerista Insfrán "no debe irse a su casa sino a rendir cuentas ante la justicia como autor ideológico indiscutible de esta masacre".

"Los diputados no deben irse de vacaciones sin discutir y Dios quiera, aprobar la intervención a los tres poderes institucionales de la Provincia de Formosa", afirmó D'Elía y añadió que "primero fueron los estudiantes, siempre los campesinos y finalmente los aborígenes brutalmente reprimidos por el gobernador Gildo Insfrán y su policía formoseña".

Sin embargo, ya no quedan sesiones ordinarias en el Congreso y el único modo de que vuelva a reunirse el Parlamento sería que la propia Cristina Kirchner prorrogue las sesiones o convoque a extraordinarias, tal como pide la oposición.

También las Madres de Plaza repudiaron la "violenta represión de policías y civiles armados" contra los aborígenes.

El comunicado firmado por Hebe de Bonafini indicó que esa represión "implicó el asesinato de Roberto López y Sixto Gómez, además de varios heridos que permanecen internados en grave estado".

Añadió que "las Madres denunciamos al gobernador formoseño, Gildo Insfrán, como responsable de los asesinatos y del brutal desalojo".

Ayer, la diputada radical K Silvia Vázquez también pidió la intervención a Formosa.