domingo, 7 de noviembre de 2010

Fragmento del Tomo 2 de "HISTORIA SAGRADA DEL PUEBLO QOM EN EL PAÍS CHAQUEÑO"

de Flavio Dalostto
... ... ...

No hay ancianos, entre los qompí.
Y cuando un Qom tiene ochenta y ocho años, le
dicen: ¿Cómo anda, jovencito?
Y el hombre de ochenta y ocho años, se sube a
los árboles altos como el cielo y salta a los
caballos para la guerra y duerme bajo la lluvia y
se sienta frente al viento helado, y es más.
Y el Qom, que tiene ochenta y ocho años,
ciertamente, trabaja en la caza de animales y
pelea contra tigres y pesca peces y contenta a
sus mujeres. Y su ojo, es águila; y su oído, es
perro.
Y cuando muere un qom de ochenta y ocho años,
dicen los vecinos: -¿Cómo se murió, siendo tan
joven?

... ... ...