viernes, 17 de diciembre de 2010

BOLIVIA URGENTE: GOBERNADOR DESTITUÍDO COSSIO DE TARIJA NO APARECE Y PODRÍA HABER HUÍDO DEL PAÍS

LOS TIEMPOS (BOLIVIA)
Por La Prensa Nuevo Sur y - Agencia - 17/12/2010
Después de la votación del miércoles en la noche en la que se decidió la suspensión del gobernador de Tarija, Mario Cossío, éste abandonó su huelga de hambre, se retiró, no apareció más y no respondió a llamadas telefónicas de la prensa.

El asambleísta del MAS Lino Condori fue oficialmente posesionado como gobernador interino. El equipo de colaboradores de Cossío presentó su renuncia colectiva.

Siete funcionarios de la Gobernación están detenidos en la Felcc y tres choferes en la cárcel de Morros Blancos.

Y el Comité Cívico, que ayer fracasó en su convocatoria a un paro de 48 horas que debía comenzar ayer mismo, cambió su estrategia por un llamado a un cabildo abierto en defensa de la institucionalidad.

En la noche, todo el mundo buscaba a Cossío, quien se retiró sin hacer declaraciones públicas tras su suspensión a raíz de una acusación formal por un caso en el que la prefectura perdió 1,339 millones de bolivianos por una compra fallida de cemento asfáltico. La suspensión se ampara en el artículo 144 de la Ley 031 Marco de Autonomías y Descentralización, que establece la suspensión temporal de la autoridad cuando se dicte en su contra acusación formal.

El ex secretario ejecutivo de la Gobernación Rubén Ardaya leyó ayer por la mañana una carta dirigida al gobernador interino Lino Condori en la que los 10 colaboradores de Cossío presentaron su renuncia irrevocable.

Los renunciantes son, además de Ardaya, Édgar Guzmán, secretario de Gobierno; Mario Cavero, de Hidrocarburos; Marcos Oliva, de Desarrollo Humano; Marino Gallardo, de Recursos Naturales y Medio Ambiente; Karín Leytón Alé, de Desarrollo Económico y Productivo; Hernán Díaz, de Obras Públicas; Diego Ávila, de Planificación; María Teresa Paz Garzón, de Justicia; y Mauricio Lea Plaza, de Coordinación Gubernamental.

Ardaya aseguró que Cossío está “en su casa, a buen recaudo, y dirá lo que tenga que decir en su momento, pero ahora está descansando”.

Arrestados
El miércoles por la noche, efectivos de la Policía arrestaron a siete funcionarios de la Gobernación: Harold Moroni Flores Morales, Miguel Ángel Rodríguez Villa, Ariel Ramírez Aragón, Eddie Vilte Cardozo, Marcos Pablo Oliva Castillo, Juan Manuel Ortiz Cardozo y Francisco Daniel López Pantoja, sorprendidos mientras retiraban documentación de las oficinas.

Ardaya solicitó que sean liberadas lo antes posible. Los siete permanecían anoche en celdas policiales, mientras que un juez dispuso la detención preventiva de tres choferes de la Gobernación por trasladar en vehículos oficiales a personas a la movilización en favor de Cossío. Los tres fueron imputados por uso indebido de bienes públicos y daño económico al Estado y recluidos en el penal Morros Blancos.

Mientras tanto, las actividades laborales, comerciales, industriales y sociales de la capital tarijeña se desarrollaron ayer con total normalidad. La convocatoria al paro no fue acatada, aunque la presidenta cívica, Patricia Galarza Alé, insistió ayer en que debe llevarse a cabo un cabildo popular para determinar el futuro de Tarija, porque “la voz del pueblo es la voz de Dios”.

El gobernador interino Lino Condori, del MAS, tampoco habló con los periodistas, pese a que se anunció que ofrecería una rueda de prensa alrededor de las 18:00. Sin embargo, a esa hora, Condori dejó la Gobernación rodeado por policías.

Por la mañana, en un breve contacto público dijo que “esto ya se veía venir desde hace mucho tiempo” y agregó que él fue nombrado por la Asamblea Departamental y no por Evo Morales, como publicaron los medios de comunicación.