viernes, 3 de diciembre de 2010

URGENTE ARGENTINA: INTENTAN ASESINAR A OTRO LÍDER TOBA EN FORMOSA. INTERVENCIÓN FEDERAL YA Y DESTITUCIÓN DE GILDO INSFRÁN

A LA OPINIÓN PÚBLICA

Una semana después de la represión en la comunidad qom (toba) La Primavera, ocho criollos armados intentaron asesinar a otro líder indígena en la provincia de Formosa.

Carlos López, miembro de la Comunidad qom 503 (Departamento Patiño), salió de su casa ayer por la mañana para ir a pescar a una laguna a la que acude cotidianamente, localizada a unos pocos kilómetros de su domicilio. Cuando ya estaba por regresar fue interceptado por ocho personas, entre las cuales reconoció a “Chingolo” Albornoz, mecánico de la localidad Estanislao del Campo. Sin pronunciar una palabra lo agredieron físicamente.

De acuerdo con el informe de Valentín Suárez, líder qom de Riacho de Oro que se dirigió hacia la Comunidad 503 a fin de recoger el testimonio de la víctima, los criollos intentaron ahogarlo: “forcejearon, le pegaron con golpes y patadas —explicó Suárez— y Carlos tiró su bolsa con pescado a la laguna para poder defenderse. Trataba de que nadie lo toque pero lo agarraron del cuello y de las manos. Le sacaron la ropa, lo desnudaron. Fue ahí que lo metieron al agua para ahogarlo y él se metía más al fondo para poder salvarse. Cuando no daba más, agarró a uno de sus agresores y se metía más al fondo con él. Entonces, los otros agresores retrocedieron a la playada”. Suárez continúa el relato ofreciendo detalles del momento en que intentaron asesinarlo con armas de fuego: “Albornóz, se fue a donde estaba estacionada su camioneta. Allí tomó su arma y apuntaba con ella a la laguna donde estaba Carlos. Otros criollos estaban en la playada y con pistolas le apuntaban también”. Debido a que uno de los criollos se encontraba emplazado en un lugar en el que interfería involuntariamente el blanco —que era el cuerpo de López— el resto le gritaba que se corriera. “Al escuchar esto—continúa Suárez— Carlos lo tomó a modo de escudo para poder defenderse de los inminentes disparos” y lo arrastró dentro del agua, lo cual impidió que descargaran sus armas. Una vez que los criollos retrocedieron, López lo soltó. Tras el intento fallido, los agresores se retiraron dejando al dirigente qom en la laguna sin ninguna de sus pertenencias. López llegó a su casa completamente desnudo, golpeado, débil y con el cuello arañado. Sus hermanos lo recibieron y, una vez que logró recuperarse, se dirigieron hacia la comisaría del pueblo 503 para efectuar la denuncia. Al llegar se encontraron con el recinto cerrado con candados, sin ningún agente que los recibiera.

Tal como ocurre no sólo en La Primavera sino también en otras comunidades del país, la Comunidad 503 no tiene título de propiedad de sus tierras. La laguna a la que suelen ir a pescar se encuentra dentro del espacio que los qom reconocen como territorio ancestral, una laguna utilizada desde tiempos inmemoriales a la que acudían los antepasados qom para procurar su alimento. Hacia mediados de la década de 1980, el Vicegobernador Rivira envió topadoras con la finalidad de hacer chacras para los indígenas de la zona. Con la creciente del río Bermejo en 1985, quienes se habían asentado allí perdieron sus casas y chacras y se asentaron a unos pocos kilómetros de la laguna. Fue en ese momento que Héctor Amargan, una persona del pueblo, ocupó dichas tierras. Alegando que eran de su propiedad, cerró los accesos a la laguna con candado y no permitió nunca más que los indígenas de la Comunidad 503 pescaran allí.

El Consejo de Comunidades Originarias de Formosa denuncia este hecho de violencia ejercida hacia otro líder qom y considera que la agresión hacia López no es un hecho aislado, sino la aplicación de una política sistemática del gobernador de Formosa con la complicidad del Ministro de Justicia de la provincia. El intento de homicidio de Carlos López, el asesinato del líder indígena Mario López (atropellado por uno de los agentes policiales que se dirigía hacia el velatorio del oficial que murió en La Primavera) en Estanislao del Campo el mismo día de la represión y las siete balas dirigidas hacia Félix Díaz por parte de policías y civiles montados en caballos que le gritaban “indio de mierda, te vamos a matar”, mientras éste se defendía con la gomera que utiliza desde su infancia para cazar pájaros destinados al consumo, responden a una maniobra planificada para debilitar la lucha indígena en Formosa. No sólo apuntan a silenciar las repercusiones de la masacre del martes 23 de noviembre, sino también a socavar las demandas de titulación de los territorios ancestrales amparadas en uno de los derechos fundamentales de los pueblos indígenas: el derecho a la “posesión y propiedad comunitaria de las tierras que tradicionalmente ocupan”, tal como reza la Constitución Nacional (Art. 75 inc. 17).

Investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), profesores de diversas universidades nacionales e internacionales, y estudiantes de distintos puntos del país que hemos repudiado la represión contra los qom de La Primavera, exigimos que se investiguen estos hechos de violencia y muerte. Demandamos la aplicación del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) al que nuestro país adhirió mediante Ley Nacional 24.071, de la Ley Nacional de relevamiento territorial 26.160 y del resto de las normativas vigentes. Mediante la presente, ponemos nuevamente a disposición nuestros conocimientos y experiencias de investigación para que el estado argentino —incluido el estado formoseño— garantice los derechos de los pueblos indígenas a las comunidades que se encuentran luchando por sus territorios, por sus memorias e historia, por las generaciones que les precedieron y por las que les sucederán: por sus vidas.

ENTREVISTAS EN BUENOS AIRES: AUDEN CHAROLE 03717-553927

ENTREVISTAS EN FORMOSA: VALENTÍN SUAREZ 03716-616408

LA DENUNCIA YA FUE HECHA ANTE LA DEFENSORIA DEL PUEBLO DE LA NACIÓN Y AMNISTÍA INTERNACIONAL