viernes, 28 de enero de 2011

EGIPTO SE LEVANTA CONTRA DICTADOR MUBARAK A IMITACIÓN DE TUNEZ. CAOS Y REPRESIÓN

LA NACION (ARGENTINA)

Reina el caos en Egipto y crece la tensión en medio de nuevas marchas

Miles de personas volvieron a enfrentarse con la policía en repudio al gobierno de Mubarak: las autoridades bloquearon los accesos a Internet

Viernes 28 de enero de 2011 | 08:59

El CAIRO.- En medio de la creciente tensión, reinaba un violento caos en la capital egipcia cuando miles de manifestantes opositores se volvieron a enfrentar violentamente con la policía, que respondió con balas de goma y gases lacrimógenos. Los choques representan una intensificación del mayor desafío al gobierno del presidente Hosni Mubarak, en el poder hace tres décadas.

Sin embargo, ante la amenaza de una revuelta, Egipto llevó a cabo lo que muchos especialistas en tecnología consideraban impensable para un país con una gran actividad económica en la Red: retirarse de Internet para tratar de silenciar el movimiento de protesta que se inspiró en el derrocamiento del presidente de Túnez.

El presidente Hosni Mubarak, de 82 años, no apareció en público ni tampoco hizo declaraciones desde que comenzaron las protestas el martes último, cuando decenas de miles de personas marcharon por El Cairo y otras ciudades. Aunque Mubarak todavía podría tener la oportunidad de resistirse, sus opciones son limitadas y posiblemente lo llevarán reducir su control del poder.

En tanto, anoche el gobierno desplazó una fuerza de elite para operaciones especiales en El Cairo, mientras que la violencia se disparó fuera de la capital y se replicaron los pedidos para que se tomaran las calles tras las oraciones del viernes.

Ayer, por segundo día consecutivo, las protestas terminaron en enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, en los que murieron dos personas, con lo que se eleva a seis la cantidad de víctimas mortales desde que comenzaron las marchas. Además, hubo decenas de heridos y cientos de detenidos, entre ellos, por lo menos 26 periodistas.

El Cairo se convirtió en un campo de batalla, donde cientos de personas, en su mayoría jóvenes, reclamaban un cambio político, mayor libertad, el fin de la ley de emergencia -que prohíbe las manifestaciones sin permiso del gobierno y habilita a las autoridades a hacer arrestos sin presentar cargos- y la salida del mandatario egipcio.

Estas manifestaciones responden a una convocatoria que nació en Internet, poco después de la caída del presidente de Túnez, Ben Alí, el pasado 14. El grupo opositor egipcio 6 de Abril, uno de los principales promotores de estas multitudinarias protestas, instó ayer una vez más a proseguir con las manifestaciones hasta lograr la renuncia de Mubarak.