miércoles, 12 de enero de 2011

PARAGUAY: VICE FRANCO Y TROUPE DE GOLPISTAS QUIEREN DAR ASILO A GOBERNADOR CORRUPTO DE TARIJA MARIO COSSIO

TELESUR
Presidente boliviano insta a comunidad internacional a no proteger corrupción

El presidente de Bolivia, Evo Morales, instó este miércoles a los gobiernos, países u organismos internacionales a no proteger la corrupción por respeto a la soberanía de las naciones afectadas, al referirse al caso del ex gobernador de Tarija (sur), Mario Cossío, solicitado por la justicia boliviana por malversación de fondos y quien se encuentra en Paraguay, donde pidió refugio tras quejarse de ser un "perseguido político".

Morales aseguró que no lleva adelante acciones de persecución política y aclaró que el proceso contra Cossío fue iniciado por uno de los ex jefes de la Unidad de Transparencia de la Gobernación de Tarija y opositor al Gobierno, Fernando Barrientos.

"No ha sido la Contraloría, ni el Ministerio de Transparencia y Lucha contra la Corrupción en mi Gobierno los que denunciaron irregularidades e iniciaron un juicio a Cossío", dijo para desmentir las versiones de algunos opositores.

Agregó que una vez que fue presentada la denuncia, el fiscal general de Bolivia, Mario Uribe inició el procedimiento judicial para recabar pruebas sobre las acusaciones de corrupción.

Morales dijo que fue Cossío, cuando era presidente de la Cámara de Diputados durante el Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, quien firmó la designación de Uribe.

El jefe de Gobierno de Bolivia destacó, con relación al viaje a Paraguay la pasada semana de la ministra de Transparencia Institucional y Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo, la obligación del Estado de entregar documentación sobre casos de corrupción a países u organismos internacionales que así lo soliciten.

"El Gobierno salva su responsabilidad dando información al respecto, mucho más si analizan un pedido de refugio, si fuese una cuestión política, el Gobierno hubiese informado que Cossío era uno de los propulsores del golpe de Estado con el que se pretendió derrocarme en 2008", expresó Moralez.

Reveló que los organismos especializados establecieron que Cossío planificaba un golpe de Estado en Villamontes, en la frontera con Paraguay, en una reunión a la que asistieron además los entonces prefectos de Santa Cruz (noreste), Beni (noreste) y Pando (noroeste), Rubén Costas, Ernesto Suárez y Leopoldo Fernández, junto a dirigentes cívicos.

"Si se decide dar asilo o refugio a Cossío, tarde o temprano los pueblos de Paraguay y de Bolivia juzgarán porque se trata de un hecho judicial y no de persecución política", indicó.

La Comisión Nacional del Refugio (Conare) de Paraguay analizará el próximo viernes el pedido de Cossío y debe dar a conocer su decisión en un plazo de 90 días.

El pasado 22 diciembre, Cossio huyó a Paraguay, país en el que solicitó refugio bajo el argumeno de que sufre una supuesta persecución política.

Bolivia solidaria con Venezuela por ataques de Insulza

El presidente de Bolivia expresó a su homólogo venezolano, Hugo Chávez, la solidaridad personal y de su Gobierno ante ataques del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

Mediante un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, el primer mandatario boliviano rechazó las agresiones coordinadas de funcionarios del Ejecutivo de Estados Unidos y José Miguel Insulza contra Venezuela, sus instituciones y su democracia.

Ratificó que "su Gobierno no permanecerá de brazos cruzados ante esta deriva peligrosa, que recuerda los años más sombríos de la historia reciente de nuestro continente".

Recordó su voluntad de sumarse al esfuerzo venezolano por hacer que los pueblos latinoamericanos conozcan plenamente esta irregular situación.

No ha sido la Contraloría, ni el Ministerio de Transparencia y Lucha contra la Corrupción en mi Gobierno los que denunciaron irregularidades e iniciaron un juicio a Cossío
La semana pasada, Insulza criticó la ley Habilitante concedida al presidente Hugo Chávez por el Parlamento venezolano con el objetivo de acelerar la solución a los graves daños generados por las intensas lluvias que azotaron a Venezuela a finales de año.

Este martes, el nuevo Parlamento venezolano rechazó por mayoría las declaraciones que hiciera el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Al igual que el Gobierno boliviano, el de Ecuador, a través de un comunicado de su Cancillería, advierte que este tipo de pronunciamientos podría establecer un precedente, que en el futuro pueda repercutir en cualquier otro país miembro de la OEA.