lunes, 31 de enero de 2011

PRÍNCIPE HEREDERO MARROQUÍ SE DISTANCIA DE SU PRIMO EL REY Y AFIRMA QUE OLA CONTRA DICTADORES LLEGARÁ A SU PAÍS

EL PAÍS (ESPAÑA)

Primeras manifestaciones en Marruecos

Cientos de personas se echan a la calle en Tánger y Fez para solidarizarse con los egipcios y tunecinos y protestar contra la carestía de la vida

IGNACIO CEMBRERO - Madrid - 31/01/2011

Las protestas que recorren el mundo árabe llegaron el fin de semana a Marruecos, pero lo hicieron con mesura. Cientos de personas se echaron a la calle el domingo por la noche en Tánger y en Fez para expresar su solidaridad con los egipcios y los tunecinos, pero aprovecharon también para protestar por la carestía de la vida. Ambas manifestaciones fueron disueltas por las fuerzas del orden.

Convocados por la Asociación para la Tasación de las Transacciones y la Ayuda al Ciudadano (ATTAC) un grupo de entre 100 y 150 personas se concentraron en la céntrica plaza de las Naciones. "¡Mubarak, Mubarak, Arabia Saudí te espera!", era uno de los eslóganes más coreados por los manifestantes. El rey Abdalá de Arabia Saudí acogió, el 14 de enero, al derrocado presidente de Túnez, Zine el Abidine Ben Ali, y si el jefe de Estado egipcio se ve obligado a abandonar el país es posible que acabe en el mismo lugar.

A la misma hora cientos de estudiantes se echaron a la calle en Fez cuya universidad es de la más combativas de Marruecos. Protestaban, entre otras muchas cosas, por el incremento de los sueldos que el Gobierno marroquí ha otorgado a los policías.

Esta tarde ha sido además convocada una tercera manifestación ante la embajada de Egipto en Rabat. Antes de que cayera el presidente tunecino Ben Ali, el Ministerio del Interior marroquí prohibió las concentraciones de solidaridad con el pueblo tunecino.

Un desconocido Movimiento Libertad para la Democracia Ahora ha convocado, por último, en la red social de Facebook manifestaciones en las principales ciudades marroquíes para el 20 de febrero.

En una entrevista concedida a EL PAÍS, el príncipe Moulay Hicham, primo hermano del rey de Mohamed VI, afirma que "Marruecos no será probablemente una excepción". "Casi todos los sistemas autoritarios resultarán afectados por la oleada de protestas", añade.

La ministra de Asuntos Exteriores española, Trinidad Jiménez, expuso ayer en Bruselas la tesis contraria. "Creo sinceramente que la situación en Túnez y Egipto es claramente diferente de la situación en Marruecos", aseguró. "(...) hay que recordar que Marruecos es un país que inició ya hace algunos años un proceso de apertura democrática".

"La dinámica de la liberalización política iniciada a finales de los noventa [durante el reinado de Hassan II] está casi agotada", sostenía, en cambio, Moulay Hicham en la entrevista.