jueves, 13 de enero de 2011

TUNEZ: GENOCIDIO CONTRA REVUELTA POPULAR Y JUVENIL. PRESIDENTE RETROCEDE ACORRALADO

TELECINCO

El presidente de Túnez da marcha atrás y rebaja los precios de los productos básicos

Ha anunciado que no se presentará a la reelección en 2014

Los disturbios no cesan y la oposición cuenta ya 66 muertos

Ante los incontrolados disturbios que se viven en el país, el presidente de Túnez, Zine El Abidine Ben Ali, ha reculado los contínuos aumentos de precios de los productos básicos anunciando una reducción del precio de la leche, el pan y el azúcar, así como ha anunciado que no se presentará a la reelección en 2014. Pese a la marcha atrás del Gobierno, la situación continúa grave en el país, donde la oposición cuenta ya 66 muertos.

En un mensaje dirigido a toda la nación a través de la televisión, el presidente de Túnez anunciaba que no se presentará a la reelección en 2014, después de veinte años en el poder.

El discurso de Ben Ali intentaba tranquilizar a la población, que vive en medio de violentas manifestaciones y protestas callejeras. Con el mismo objetivo, el de calmar a las masas, horas antes era el primer ministro, Mohamed Ghannouchi, en una presentación en la Cámara de Diputados, el que anunciaba una reducción del precio de los productos básicos.

Sin embargo, ninguna de las dos medidas han tenido efecto, al menos inmediato, sobre los tunecinos, que protestan por las altas tasas de paro y el bajo nivel de vida que soportan.

Más de 60 fallecidos

Desde París, la presidenta de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), Souhayr Belhassen, aseguró que a esos 66 muertos que tienen ya identificados hay que sumar ocho cadáveres más que han llegado a los hospitales y que están pendientes de identificar.

El último balance oficial ofrecido por el Gobierno tunecino el pasado martes cifraba los muertos en 21 mientras que los sindicatos y los partidos de oposición del país elevaron hoy también el número de víctimas mortales a más de 60.

Cambios inmediatos en el Gobierno

Por otra parte, el primer ministro tunecino, Mohamed Ghanuchi, convocó esta tarde por separado a los dirigentes de los tres partidos de la oposición legal del país, indicaron a EFE fuentes de estas formaciones.

Se trata de Ahmed Brahim, del movimiento Etajdid, Mustafá Benyafar, del Foro Democrático por el Trabajo y la Libertad (FDTL) y Najib Chebbi, del Partido Democrático Progresista (PDP).

Según fuentes parlamentarias, en un nuevo intento de calmar la situación el presidente tunecino, Zine el Abidine Ben Alí, habría destituido a su portavoz y consejero especial, Abdelaziz Ben Dhia, y nombrado en su lugar a Mohamed Jgham, una figura conocida en el país por su talante reformador.