viernes, 14 de enero de 2011

TUNEZ: HAY REVOLUCIÓN. PIDEN RENUNCIA DE PRESIDENTE QUIEN MANDA A REPRIMIR A SANGRE Y FUEGO A MANIFESTANTES

RTVE

La Policía carga contra los miles de tunecinos que piden "¡elecciones anticipadas ya!"

  • Las fuerzas del orden custodiaban el Ministerio del Interior
  • Tras horas sin intervenir han cargado contra los manifestantes

La Policía tunecina ha cargado con gases lacrimógenos y fuego real contra los miles de manifestantes que se concentraban en la sede del Ministerio del Interior para pedir la dimisión inmediata del presidente del país Zine el Abidine Ben Ali, pese a la petición expresa de éste de que no se disparase más a los manifestantes.

Según informa el enviado especial de TVE a la zona, Antonio Parreño, el pánico ha cundido en la sede del Ministerio tras el lanzamiento de gases y disparos, que han provocado que los manifestantes se dispersen.

Hasta ese momento la Policía no había intervenido pese a que al menos unas 8.000 personas han gritado durante horas consignas como "Vete, Ben Ali" o "Ben Ali, gracias pero no es suficiente".

Además, muchos manifestantes, en su mayoría jóvenes y profesores, apuestan por seguir con las protestas sociales, con lemas como "La revuelta continúa".A diferencia de otros días, no se han producido enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Pero no todos los tunecinos se muestran en contra del presidente. También los alrededores hay manifestantes que se muestran a favor y que celebran las medidas anunciadas por Ben Ali, que en un discurso televisado trató de calmar los ánimos en la noche del jueves anunciando que no se presentará a la reelección en 2014 y el final del toque de queda nocturno.

Hasta 13 muertos tras el discurso

Según han informado fuentes sindicales, en algunas otras regiones del país se han registrado también este viernes manifestaciones, como en la de Kairouan, en el centro del país, o en la capital de la cuenca minera de Gafsa, en el suroeste.

La Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT) ha convocado para este viernes una huelga general de dos horas en la capital.

En un primer momento, tras la intervención del presidente, la tensión se había reducido ligeramente este jueves por la noche. Sin embargo, según fuentes médicas, 13 civiles murieron por los disparos de las fuerzas de seguridad en Túnez y sus alrededores.

Justo después del discurso, el toque de queda se levantó en la capital y las fuerzas de seguridad, fuertemente desplegadas hasta ese momento, se retiraron de las avenidas del centro de la urbe, que esta viernes por la mañana comenzaba a recobrar poco a poco la vida normal.

En la intervención retransmitida por la televisión estatal, Ben Alí se comprometió a la celebración de unas elecciones presidenciales "pluralistas en las que se garantice la alternancia". Además, afirmó que se creará una comisión independiente para aclarar los acontecimientos vividos en Túnez.

Webs accesibles y debates políticos con la oposición

Poco tiempo después del discurso de Ben Alí, varias páginas web -como dailymotion o youtube-, hasta ahora vetadas a los tunecinos por el Gobierno, eran de nuevo accesibles.

Además, en otra muestra de que las promesas del presidente iban en serio, justo después de su intervención la televisión estatal organizó un debate político en directo con dos personalidades de la oposición independiente, algo inédito hasta el momento en el país.

El presidente de la Liga Tunecina de Derechos Humanos (LTDH), Mujtar Trifi, y la representante de la Asociación Tunecina de Mujeres Demócratas (ATFD), Bochra Ben Hamida, expusieron en la televisión sin censura sus opiniones políticas contrarias al poder.

La capital tunecina ha vivido una noche mucho más tranquila que las dos anteriores, aunque fuentes sindicales han informado de que se produjeron algunas protestas de jóvenes en los barrios de Le Kram, Zahra y Cité La Gazelle, al norte de la ciudad.