jueves, 13 de enero de 2011

TUNEZ: PRESIDENTE ORDENA NO DISPARAR A MANIFESTANTES, CUANDO LA POLICÍA ESTÁ MASACRANDO CIVILES

ANSALATINA
TUNEZ: BEN ALI ORDENO NO DISPARAR CONTRA MANIFESTANTES

TUNEZ, 13 (ANSA) - El presidente tunecino, Ben Ali, ordenó a las fuerzas de seguridad no disparar más sus armas contra los manifestantes, mientras los enfrentamientos con la policía, los saqueos y la escasez de alimentos, así como las noticias de más muertos y heridos y el anuncio de una huelga general, marcan horas dramáticas para el país.

En su discurso, el mandatario anunció que había ordenado la reducción del precio del pan, la leche y el azúcar y afirmó también que no se presentará a las elecciones presidenciales de 2014, para lo cual necesitaría modificar la constitución.

Ben Ali prometió libertad de prensa y el fin del bloqueo sobre sitios de Internet, sin embargo de inmediato la gente salió a la calle gritando consignas contra el gobierno a pesar del toque de queda que había comenzado media hora antes.
"Obtuvimos lo que queríamos -explicó un joven-, la libertad, la libertad de prensa, la democracia".

Algunas personas se reunieron en la Avenida Bourghiba y se dirigían hacia la Plaza con la torre del Reloj.

En tanto, al menos ocho personas murieron en las últimas 24 horas en Túnez: dos en la capital, en choques entre manifestantes y fuerzas de seguridad, y seis en Gabes, informaron fuentes locales y testigos.

"Estoy aquí en el hospital de Gabes frente a seis personas asesinadas por la policía", manifestó un testigo en diálogo con ANSA, y sostuvo que son más de 18 los heridos, algunos de ellos de gravedad.

Un periodista francés, según las mismas fuentes, resultó herido y debió ser trasladado por socorristas a un hospital.

Según un informe difundido por la Federación Internacional de las Ligas de Derechos Humanos, al menos 66 personas murieron en los choques registrados en Túnez, que continuaron durante la noche pese al toque de queda.

El presidente de la Federación, Souhayr Belhassen, difundió la cantidad de víctimas mortales desde el inicio de las protestas y choques, y un hombre que trabajaba como taxista murió en el barrio de Ettadhamen, periferia de la capital, dijo su familia.

Testigos reportaron disparos en la zona universitaria de Mannouba, en Hamman-Lif y en La Goulette, y el ejército se retiró del centro de la capital, donde permanecieron unidades de la policía con camiones blindados en los puntos de mayor conflicto.

El diario Le Temps reportó que otros tres jóvenes resultaron heridos en Degueche, localidad ubicada en cercanías de Tozeur, en choques con fuerzas de seguridad.

Asimismo, dos jóvenes murieron en choques con la policía en la ciudad de Sliman, 40 kilómetros al sur de la capital.

Según testigos, trataron de atacar una estación de policía y los agentes dispararon "primero al aire" y luego contra ellos.

Por su parte, la Unión Regional del Trabajo convocó a una huelga general de dos horas, desde las 9 a las 11 locales, para mañana, en la gobernación de Túnez.

Fuentes locales dijeron que fueron al menos dos los muertos durante la noche en Biserta, pero no hubo confirmación al respecto.

Un clima de preocupación se respira en las zonas residenciales acomodadas de Túnez y pocos son los automóviles que circularon por la ciudad, lo mismo que las personas. GAT