viernes, 14 de enero de 2011

TUNEZ URGENTE: SE DERRUMBA EL GOBIERNO DEL PRESIDENTE BEN ALI POR CORRUPCIÓN, REPRESIÓN Y ALZA DE LOS PRECIOS

URGENTE 24

Protestas sociales derrumban al Presidente en Túnez

El presidente tunecino Zine el Abidine Ben Ali, va en picada. Gran parte de su impopularidad le ocurre por su mujer, de apellido Trabelsi, que ha concentrado un descomunal poder económico, y por Sajer el Materi, el yerno todavía no treintañero de Ben Ali.

Protestas sociales derrumban al Presidente en Túnez

Protestas en Tunez.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Túnez, cuyo nombre oficial es República Tunecina, es un país situado al norte de la costa mediterránea africana, donde floreció Cartago, fundada por los tirios (conquistado por Roma, que le ganó las Guerras Púnicas). Es el país más pequeño del Magreb, con 10,3 millones de habitantes en una superficie de 165.000 km2, 40% por el desierto del Sahara.
El ingeniero electrónico y militar Zine El Abidine Ben Ali, es el presidente de la república desde 1987.
Director General de Seguridad en 1958 y jefe de la represión militar durante los conflictos de con los sindicatos, en los años '70, él fue embajador en Polonia, y 1er. ministro de Habib Burguiba, al que depuso con un golpe de estado, asumiendo la presidencia del país el 07/11/1987.
Fue reelecto sucesivamente y su actual mandato comenzó el 25/10/2009 al obtener el 89,62% de los sufragios. Su rival, Mohamed Bouchiha, alcanzó 5,01%.
Todo iba viento en popa, con una fuerte presencia extranjera en el país, comenzando por 1.250 empresas de Francia pero había otras de Italia, Alemania, Bélgica, Reino Unido, Holanda y España.
Si bien en 2009 la inversión foránea en los sectores turístico, inmobiliario, energético, agrícola y en servicios se desplomó 33%, el PBI creció 3,7% en 2010, con una inflación de 3,7%.
¿Cuál es el problema, entonces? En verdad, hay 2 problemas: la corrupción gubernamental y el desempleo.
"Las grandes empresas han pasado a muy pocas manos, las de los Trabelsi y otros grupos cercanos a la familia del Presidente y a la Asamblea Constitucional Democrática, el partido de Ben Ali. Se han expropiado empresas alegando el interés nacional para dárselas a la familia. Ahora están especulando. Compran empresas a bajos precios y las revenden con enormes ganancias después de despedir a empleados. Hay una enorme concentración de la riqueza, pero sin redistribución, como sucedía antes. Lo único que hay son asociaciones de solidaridad. ¿Y quién las controla? La familia del presidente y el partido oficial", explicó Buzaina Fersiu, profesora de Ciencias Empresariales de la Universidad de Túnez, a Juan Miguel Muñoz, del diario español El País.
Los Trabelsi (la familia de la mujer del Presidente), controlan todo: cadenas de radio, la comercialización de automotores, las inmobiliarias, centros comerciales y supermercados -no fue una casualidad que manifestantes en el suburbio capitalino Elauina hayan elegido para prenderle fuego un local Monoprix, supermercados de losTrabelsi.
"Cuando (los Trabelsi) saben de una empresa próspera, exigen ser socios", explican en la capital tunecina.
"La crisis mundial de 2008 ha impactado en el turismo y en el sector textil, y los demás sectores tienen poco valor añadido. Además, teníamos muchas industrias, pero el aumento de los precios de las materias primas y la competencia de productos más baratos de otros países han afectado a muchas industrias", precisó Fersiu.
Y el desempleo... ya en el 13%: 30% de los jóvenes no encuentran trabajo, y ese porcentaje se eleva al 60% entre los universitarios con título.
Precisamente los incidentes comenzaron cuando, el 17/12/2010, un joven licenciado que vendía verdura se prendió fuego frente a un edificio oficial en Sidi Bouziz después de que un policía le abofetease y se le retirase el permiso para vender. Murió el 06/01/2011.
Las protestas han sido muy fuertes durante los últimos días, al punto que Ben Ali anunció públicamente que no intentará renovar una vez más su mandato cuando concluya su actual período, en 2014.
Pero no es suficiente. Parece que quieren verlo afuera ahora. O sea elecciones anticipadas.
"Miles de personas han tomado hoy las calles del centro de Túnez, la capital tunecina, clamando por la salida del que es presidente del país desde hace 23 años, Zine el Abidine Ben Ali. Al grito de "Fuera Ben Ali", "Gracias, pero ya es suficiente", "O nos matan o se van, pero aquí no se negocia", decenas de miles de personas han marchado hacia la sede del Ministerio del Interior, en la avenida Habib Burguiba, para exigir el fin del régimen de Ali, que ayer hizo un nuevo intento, infructuoso, a lo que se ve, por contener un mes de protestas contra la corrupción y el desempleo que se ha cobrado decenas de vidas. Ben Ali prometió mayor libertad, rebajas en el precio de alimentos y productos básicos y, sobre todo, anunció que no optaría a un sexto mandato en 2014. Pero sus anuncios, de nuevo, no han tenido efecto.
La retirada del Presidente, que fue seguida de una noche de celebraciones populares pese al toque de queda impuesto el miércoles, no ha servido para evitar que miles de personas hayan vuelto esta mañana de nuevo a la calle, tras casi un mes de protestas que han costado la vida a entre 23 -cifra oficial- y 66 -cifra de la oposición- personas.

(...) Ya el pasado lunes, Ben Ali prometió ante las cámaras la creación de 300.000 empleos para los jóvenes de aquí a 2012. El miércoles, destituyó al ministro del Interior, responsable de la brutal represión de la revuelta, anunció una comisión de investigación sobre la corrupción y ordenó la liberación de todos los detenidos en las protestas. De nada sirivió: tras su alocución de ayer, miles de personas desafiaron el toque de queda, que entraba en vigor a las 20.00 y, durante la noche, celebraron que Ben ali tiene fecha de caducidad.
También se están produciendo manifestaciones en otras regiones del país, como la de Kairouan, en el centro del país, o en la capital de la cuenca minera de Gafsa, en el suroeste. También en las regiones del centro oeste como Kaserín, Tela y Sidi Bousaid, miles de personas han salido a las calles para demandar la salida del presidente sin que hasta el momento se hayan registrado cargas policiales, informa EFE."
"Aunque en un principio el anuncio del presidente de Túnez, Zine El Abidin Ben Ali, de no presentarse a la reelección en 2014 fue recibido con júbilo por los tunecinos, pocas horas más tarde la ira volvía a estallar frente al Ministerio del Interior, donde pudieron escucharse consignas contra el mandatario.

Ben Ali, vete', 'Ben Ali, asesino', 'Pan, agua, Ben Ali no' eran algunas de las proclamas con las que los miles de manifestantes exigían la marcha inmediata del hombre que ha dirigido el destino del país desde 1987. "Es una revolución total de Norte a Sur", "Todo el país no va a parar hasta que Ben Ali se vaya", añadían, mientras entonaban el himno nacional.

La noche anterior, Ben Ali había dicho lo que muchos llevaban tiempo queriendo oír, que no se presentaría a la reelección en 2014.

Con este anuncio, el mandatario pretendía frenar la ola de violencia entre manifestantes y agentes policiales que desde hace varias semanas se extiende por el país. Los ciudadanos protestan por el desempleo, la corrupción del Gobierno y la represión a la que el Ejecutivo les tiene sometidos.

La marcha de Alí supondría el fin de un régimen en un país que desde su independencia en 1956 sólo ha conocido dos presidentes. Ben Ali accedió al poder en 1987, tras incapacitar a Habib Burguiba, el 'padre' de la independencia tunecina. (...)".