sábado, 5 de febrero de 2011

EGIPTO: ATENTANDO CONTRA PRINCIPAL GASODUCTO DEJA SIN GAS A ISRAEL

EL PAÍS (ESPAÑA)

Una explosión en un gasoducto en Egipto obliga a cortar el suministro a Israel

Se desconoce quién ha causado el sabotaje, en la península de Sinaí. - El incidente no ha producido muertos ni heridos.

AGENCIAS - El Cairo - 05/02/2011

Una explosión en uno de los principales gasoductos de la ciudad de Al Arish, en la península del Sinaí, Egipto, ha obligado al corte del suministro a Israel por parte del Ejército. El destino del sabotaje no está claro, dado que la planta incendiada, suministra tanto a Jordania como a Israel. Se desconoce quién ha causado el sabotaje, que ha provocado incendios en varios puntos y que ahora los soldados tratan de apagar. La televisión nacional egipcia cita a un oficial que ha dicho: "la situación es muy peligrosa, las explosiones se sucedían en diferentes puntos" a lo largo del gaseoducto. Los residentes de la zona han explicado que escucharon una fuerte explosión y que las llamas se podían ver en el área cercana al gaseoducto. La columna de humo producida por las explosiones se puede ver desde la franja de Gaza, a unos 70 kilómetros del lugar del suceso, aunque no se han producido muertos ni heridos.

Egipto no es un gran exportador de gas, pero traslada el combustible a Israel y Jordania a través de gasoductos como este, además de a otros estados de la zona. También distribuye gas natural licuado desde la zona norte de su costa. El gasoducto saboteado hoy está en la zona del norte del Sinaí. Israel importa el 40% del gas natural que consume de Egipto desde 1979, año en el que se firmaron los acuerdos de paz.

Algunas fuentes del servicio de inteligencia egipcio apuntan a un sabotaje terrorista, ya que en los últimos días los islamistas han pedido a sus simpatizantes en el país el boicot del suministro a Israel, aprovechando la situación de descontrol que vive Egipto.

Desde que comenzaron las protestas políticas contra el régimen de Mubarak, la península del Sinaí ha sido uno de los puntos de inestabilidad, con duros enfrentamientos. Ayer, un grupo de beduinos lanzó granadas contra un cuartel de la seguridad del Estado en la ciudad de Al Arish, mientras que el 29 de enero pasado, doce personas murieron en intercambios de disparos con las fuerzas de seguridad.