miércoles, 2 de febrero de 2011

EGIPTO: DICTADOR MUBARAK ENVÍA ASESINOS A ARROJAR BOMBAS MOLOTOV AL PUEBLO Y PODRÍA HABER BAÑO DE SANGRE

LA GENTE DICE

Los periodistas enviados a retrasmitir la revuelta en El Cairo se han convertido en el objetivo de los partidarios del todavía presidente de Egipto, Hosni Mubarak. Según los seguidores del mandatario egipcio, los periodistas están mostrándole al mundo una imagen que no se ajusta a los acontecimientos que están ocurriendo en el país y por ello han cargado contra ellos y, por extensión, contra la libertad de expresión.

File:Mubarak.jpg

Lo que comenzó con una manisfestación pacífica por las calles de la capital egipcia el martes, se convirtió en una auténtica revuelta civil cuando los asistentes conocieron la noticia de que Mubarak no estaba dispuesto a dimitir. Fue entonces cuando los defensores del régimen salieron a la calle y se enfrentaron cara a cara con los detractores. La batalla no dejó indemne a nadie y fueron precisamente los periodistas el blanco de grupos organizados que les esperaban con palos y piedras en las calles de El Cairo. Periodistas como Anderson Cooper, de la CNN Internacional, ha narrado los hechos en un vídeo que ha colgado en su página web y donde explica que es imposible salir a las calles con las cámaras porque los seguidores de Mubarak les persiguen allá donde van. Incluso afirma que han recibido golpes en la cabeza y en la cara.

La situación es cada vez más delicada en el país egipcio y son ya muchos los periodistas que están siendo detenidos por el gobierno del país por ejercer su trabajo y enseñar al resto mundo lo que está ocurriendo. Muchos de ellos han tenido que interrumpir sus retrasmisiones en directo por los ataques que están sufriendo, por lo que prefieren resguardarse en los hoteles de la ciudad.

La libertad de expresión es la clave para establecer el diálogo necesario que lleve la paz y el entendimiento entre las partes al país egipcio pero, al parecer, Mubarak no está dispuesto a que se muestre sin censura la realidad del país.