jueves, 3 de febrero de 2011

EGIPTO: SANGRIENTA DICTADURA DE MUBARAK, ALIADA A ESTADOS UNIDOS, FUSILA CIVILES EN LAS CALLES DEL CAIRO Y TORTURA PERIODISTAS

EL PERIODICO DE CATALUNYA

Partidarios de Mubarak emplean armas de fuego contra los manifestantes y el Ejército interviene por primera vez en la reyerta

Los disparos han matado al menos a 12 personas con lo que ya son 13 los fallecidos en El Cairo por la revuelta

El vicepresidente del Gobierno asegura en la televisión que ni el dictador ni sus hijos se presentarán a las elecciones en septiembre

Jueves, 3 de febrero del 2011 - 07:10h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
KIM AMOR / RICARDO MIR DE FRANCIA / Enviados Especiales. El Cairo

Los partidarios del presidente de Egipto, Hosni Mubarak, han empezado a utilizar armas de fuego contra la población. Al menos 12 personas han muerto ya como consecuencia de los disparos, algunos realizados desde un puente que cruza uno de los laterales de la plaza de Tahrir. Han sido disparos indiscriminados, con el objetivo sembrar el caos y evitar las concentraciones pacíficas en el centro de la capital. Algunas fuentes apuntan que los autores de los disparos son policías sin uniforme y presos que han sido liberados. Entre los fallecidos hay un ciudadano extranjero. La mayoría de las víctimas, con heridas en la cabeza, el pecho y las extremidades, fueron atendidas por ambulancias situadas en la zona. Además de los ocho fallecidos, se han registrado más de 15 heridos de bala. Hasta el momento, han muerto 13 personas desde que se inició la revuelta y el número de heridos supera el millar.

Continúan los enfrentamientos entre los defensores y opositores de Mubarak en los que ya han fallecido 5 personas. Al Jazeera (en inglés)

En un nuevo intento de calmar la revuelta contra el régimen presidido por el presidente egipcio, Hosni Mubarak, el vicepresidente del Gobierno, Omar Suleimán, ha intervenido en la televisión pública para asegurar que ni Mubarak ni sus hijos serán candidatos a la elección en las próximas elecciones previstas para septiembre. Escasa propuesta para una situación de violencia ciudadana que amenaza con descontrolarse

El Ejército, aunque tímidamente, ha empezado a interponerse entre los partidarios del dictador y los manifestantes. Ante la intervención puntual de los soldados, algunos enfrentamientos se están reproduciendo fuera de la plaza de Tahrir, aspecto que preocupa especialmente, dado que si se generalizan los actos violentos a otras zonas de la gigante urbe de El Cairo será prácticamente imposible que el Ejército pueda controlar la situación.

"De una u otra manera echaremos a Mubarak", es la consigna que claman los manifestantes que se niegan a abandonar la plaza de Tahrir hasta que dimita el dictador.

Aunque el vicepresidente de Egipto, Omar Suleimán, ha llamado a los partidos y a las fuerzas nacionales que se abra un diálogo, la oposición se niega a negociar hasta que Mubarak no desaparezca del mapa político egipcio.

Agresiones a periodistas

La inseguridad en las calles del centro de El Cairo es manifiesta. También para los periodistas que asisten las peleas entre los partidarios de Mubarak y los que instan a un cambio político inmediato. Algunos partidarios de Mubarak han llegado a perseguir a los periodistas hasta los mismos hoteles donde se alojan y la policía ha realizado detenciones injustificadas de periodistas para evitar que informen del conflicto. Un equipo del programa de TV3 30 minuts han sido detenidos y conducidos con los ojos vendados a una comisaría, junto a otros periodistas.

Las fuerzas policiales son las primeras en no favorecer la labor de los profesionales de la información. Las enviadas especiales a Egipto del diario ABC y Punto Radio, Laura Caro, y la de la cadena COPE, Beatriz Mesa, también han sido detenidas y puestas en libertad más tarde. La corresponsal de TVE en Egipto, Rosa María Molló, ha sido agredida por partidarios de Mubarak.