miércoles, 23 de febrero de 2011

GENOCIDA GADAFI PONE A PRUEBA ALIANZA DEL ALBA CON LOS PUEBLOS Y SOLIDARIDAD INTERNACIONAL


por Flavio Dalostto

Como era de esperarse, la revolución de los libios ha resquebrajado la unidad del bloque del ALBA. Y ésto, es por demás, saludable. Si la única estrategia de los países que se llaman revolucionarios o socialistas del siglo 21 es "el enemigo de mi enemigo es mi amigo", estamos fritos. Son estrategias de un siglo que murió frío, el Siglo 20, enfrentado entre los opresores de occidente y los opresores de oriente, sistemas imperiales (unos diciéndose liberales, otros diciéndose "socialistas"), asesinos de la justicia y de la libertad, respectivamente. Pero resulta que estamos en el Siglo 21, el Siglo de la Justicia Libertaria, o de la Libertad Justiciera. Todo nuevo Siglo lleva fósiles o reliquias del Siglo anterior, es inevitable. A veces, esas personalidades del Pasado, cuando estuvieron en su mejor momento hicieron cosas que significaron un progreso humano sustancial, crearon saltos de energía hacia algo mejor para la humanidad. Pero lo que fue revolucionario un día, hoy puede haberse vuelto cavernícola. El problema es que, como ya he dicho alguna vez, la Izquierda es una torción permanenente de la Historia, no puede ser detenida ni estancada, a riesgo de no ser más Izquierda. Cuando un sistema que se autotitula "izquierdista" se anquilosa, se fosiliza, se convierte en un museo, se vuelve conservador y de derecha. Si la alianza de un sistema que se dice de "izquierda" olvida su compromiso con la Liberación de los Pueblos por los negocios económicos con ciertos dictadores, ese sistema ya no es de izquierda. Porque la izquierda es Vida. Si los que se autotitulan "izquierdistas" hacen alianza con la Muerte de los Pueblos, se vuelven de Derecha, aunque se compren rojos los calzones o llenen de estampitas del Che las paredes de sus habitaciones.

Nuestro compromiso es con el Pueblo de Egipto contra un presidente aliado de Estados Unidos, o con el Pueblo de Libia contra un demente supuestamente enemigo de Estados Unidos (pero que hace grandes negocios con Occidente). Nuestro compromiso, indubitable, es con los Pueblos. No puede amar a su Pueblo quien manda bombardear civiles inocentes. Es un Diablo, es el ángel del exterminio. Jamás será amigo de un verdadero revolucionario, porque como decía Nuestro Che “Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor..”. Y fue Nuestro Che el que dijo “…y sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.” Y también dijo “Pero la juventud tiene que crear. Una juventud que no crea es una anomalía realmente.”

La memoria de Nuestro Prócer, el general Augusto César Sandino fue insultada por el presidente de Nicaragua Daniel Ortega, cuando el lunes pasado éste se solidarizó abiertamente con el Genocida Libio, durante el acto del 77 aniversario del asesinato del llamado "General de Hombres Libres". Sandino jamás podría ser comparado ni en sueños con Gadafi. Sandino fue un hombre justo, revolucionario y bueno, que combatió por la soberanía nacional nicaragüense contra las fuerzas de un orden perverso colonial que respondía a los intereses de Estados Unidos. Jamás cometió un genocidio contra su Pueblo y murió pobre y traicionado por los lacayos del Imperio. Gadafi ha asesinado a bombazos a millares de compatriotas. Es un genocida contra el Pueblo Árabe. Morirá rico y ejecutado por la rebeldía de su Pueblo. Comandante Ortega, fósil del un Siglo que fue: Gracias por los servicios prestados. Pase a retiro. El Sandinismo lo sobrevivirá y será Pueblo, o no será. Gadafi le agradece su gesto de solidaridad, sobre todo cuando hace unas semanas le condonó una deuda de 200 millones de dólares.

En el 2008, (tal vez por ignorancia, prefiero pensarlo así) , los huesos del Libertador Simón Bolivar fueron alterados por el presidente de Venezuela, nuestro compañero Hugo Chávez, cuando le dijo al (ahora ya sabemos) genocida Gadafi "Lo que es Bolivar para nosotros, es Gadafi para Libia". A la luz de los hechos recientes en Libia, y según las palabras pretéritas del presidente venezolano, se podría interpretar que Bolivar fue un genocida latinoamericano.
Pero como siempre digo, que los malos no tienen amigos (En este caso, el malo es Gadafi), el criminal libio no consigue un solo rincón del planeta Tierra donde huir. No es que se queda a morir en Trípoli por valiente, sino porque no le queda otra. Entonces, la "amistad" Chávez-Gadafi, parecería, encontró una frontera sobre el abismo. Chávez no se solidarizó con su "amigo" hasta ahora (y ojalá nunca lo haga), aunque manda a TELESUR a Libia para mostrarnos ¡un! manifestante con la imagen del criminal, y otra foto con 8 mercenarios adictos a Gadafi, como imagen que los libios están con el dictador. Tan triste la actuación del noticiero bolivariano, que las fuerzas paranoicas del Genocida Libio no los reconocieron y ¡los detuvieron!
Recuerdo que el compañero Chávez también le dijo al genocida Obama "Premio de la Paz", "quiero ser tu amigo", mientras le regalaba un ejemplar de las "venas abiertas de América Latina" de Eduardo Galeano, solamente porque era "Negro". Ahora, las venas que sangran son las africanas, por torrentes. Hubiera sido bueno que Chávez también le regalara a Gadafi un ejemplar, ya que éste sabe mucho de venas abiertas, las que abre él, en el corazón de Libia. Comandante Chávez, eslabón entre dos Siglos: Si quiere seguir prestando servicio a los Pueblos, mande incendiar la "jaima" o carpa beduina del demente, que usted instaló en la isla Margarita. Venezuela sobrevivirá a eso y será mejor, y profundizará y hará las transformaciones que usted tuvo el valor indiscutible de iniciar y el heroísmo de sostener.

Fidel Castro tiene 85 años, por lo que 11 años vive en el Siglo 21 y 74 en el Siglo 20. Es pues un hombre de ese Siglo, una reliquia viviente de ese tiempo, como el tuatara. Un hombre que valientemente le quitó a Cuba su condición de burdel norteamericano y la encaminó hacia horizontes de mayor dignidad humana, ejemplo de los Pueblos y reina de la Salud. Pero es, con todo mi respeto, un líder que hoy sigue viendo con ojos de la Guerra Fría, por lo que todo lo subordina a la amistad o enemistad con los EEUU. Sus cálculos políticos tan valiosos para el Siglo pasado, podrían ser vidriosos y confusos para éste. Pretender que el Pueblo Libio no se exprese ni se libere de su dictador, solo porque ésto beneficia indirectamente a Estados Unidos o porque la OTAN invadiría Libia, es como pedirle a los kosovares que se aguanten las milicias genocidas serbias o a los kurdos que no pretendan un estado propio, porque ésto "beneficia" a Estados Unidos. Si después de Gadafi, hay que cargarse a la OTAN, pues ¡venga esa batalla!

Es bastante triste que los líderes anti-imperialistas, no puedan mirar a los Pueblos con ojos de este Siglo, y que todo lo supediten a un interés "anti-imperial" superior. Con ese justificativo, Gadafi "el socialista" acumuló una fortuna desorbitante e incalculable. Comandante Castro, reliquia heroica de un Siglo que fue, como dijo usted "Cuba navegará sola en un Océano Capitalista". No necesita Alianzas con el Diablo, "porque es pequeña, porque es valiente y porque quiso la Justicia Social".

Rescato, con toda mi esperanza, y por sobre todos los líderes latinoamericanos, con todo mi amor por él y con todas mis críticas hacia él, la actitud de Nuestro Presidente Boliviano, Evo Morales, que antes que las especulaciones políticas sigloveinteanas de Fidel Castro o de los agradecimientos económicos de Daniel Ortega o de la tristeza de Hugo Chávez al escuchar el aleteo de un millardo alejándose, puso énfasis en la Paz, pidiendo al gobierno y al Pueblo Libios (en ésto hay un reconocimiento tácito que no son lo mismo) "realizar todos los esfuerzos necesarios" para resolver la "crisis política" utilizando "medios pacíficos" y "desechando la violencia como forma de expresión". Y algo muy valorable, que habla de un Evo a veces acertado y a veces equivocado, pero por sobre todas las cosas, profundamente humano, porque ha expresado sus condolencias al pueblo libio por la "pérdida de numerosas vidas".

Debe destacarse la actitud de Brasil "El gobierno brasileño repudió y consideró inaceptable este lunes el uso de la violencia contra manifestantes en Libia y pidió a las autoridades de ese país que preserven la seguridad de los extranjeros, además de llamar a superar la crisis mediante el diálogo".

Y tabién la actitud del Paraguay de Lugo "El gobierno de Paraguay manifestó su preocupación este martes por el deterioro de la situación en Libia, y exhortó al gobierno de Trípoli a respetar el derecho a la manifestación pacífica de los habitantes.
El gobierno de Fernando Lugo instó a poner fin a la violencia y dijo "alentar al gobierno libio" a que realice todos los esfuerzos necesarios para que esta crisis política sea resuelta por medio del diálogo."


Bien por Dilma y Brasil! Bien por Lugo y Paraguay!

Bien por Evo! Bien por Bolivia! Los bolivianos tal vez se pierdan algunos grandes negocios con el genocida libio; pero no perderán su Alma inmortal. Repito lo que le escuché a Evo, en la plaza, a principios de 2008 "Somos un Pueblo Pobre, pero Digno".

Por eso, hay que hacer como Evo que se operó la nariz para respirar mejor. Otros deberían operarse la boca, y dejárselas más chiquitas, para que ciertas abominaciones no salgan para afuera. El pez por la boca muere.

Te admiro Bolivia, Maestra de Dignidad, Rebelde, Insobornable y Solidaria con los Pueblos, pero jamás con los Genocidas!

¡Venceremos porque ya vencimos!