miércoles, 23 de febrero de 2011

HITLER LIBIO, GADAFI, PIERDE CONTROL SOBRE SU PAÍS. LA REVOLUCIÓN ESTÁ TRIUNFANDO

EL MUNDO (ESPAÑA)

Comités populares toman el control del este de Libia

Detractores del régimen de Gadafi, en lo alto del Ayuntamiento, tras tomar Tobruk. | Reuters

Detractores del régimen de Gadafi, en lo alto del Ayuntamiento, tras tomar Tobruk. | Reuters

Un manifestante contra Gadafi en la ciudad de Tobruk, en el este. | AP

Javier Espinosa (Enviado especial) | Tobruk (Libia)

Actualizado miércoles 23/02/2011 13:39 horas

El dictador libio, Muamar Gadafi, está perdiendo el control de parte del país. Desde la frontera con Egipto hasta la segunda ciudad de Libia, Bengasi, los comités populares se han hecho dueños de la situación. También desde Misurata, a apenas 200 kilómetros al este de Trípoli, llegan noticias de que la oposición se ha hecho con el control de la zona.

No se ve un solo militar, mejor dicho, un solo uniforme, ya que muchos soldados se han despojado de su vestimenta oficial y ayudan a controlar el territorio libio vestidos de civil y fuertemente armados con kalashnikov.

Los habitantes libios de la 'zona liberada' enarbolan banderas anteriores al régimen de Gadafi y corean consignas a favor de una monarquía, ligándola a la ansiada libertad.

En la ciudad de Tobruk, cientos de personas se manifestaban esta mañana a favor de la democracia y en contra del dictador. En la localidad hubo tres días de revueltas, en las que murieron cuatro personas. Donde sigue habiendo muertos en las calles es en la ciudad de Bengasi.

"El único miedo que tenemos es que Gadafi envíe más mercenarios para retomar el control", decía Alá Faddala, miembro de uno de los comités populares que 'gobiernan' Tobruk. "Pero incluso así, no nos rendiríamos", añadía.

La situación copia el esquema de la revolución egipcia, al más puro 'estilo Tahrir', la plaza de El Cairo donde se gestó y triunfó la revuelta. Los comités populares se encargan de gestionar y organizar todo, el día a día, la seguridad en las calles, en las carreteras (fuertemente vigiladas por civiles armados), la limpieza, el reparto de comidas...