jueves, 3 de febrero de 2011

ISRAEL APOYA A GENOCIDA MUBARAK

TERRA

Israel critica reacción de Washington a la crisis en Egipto
03 de febrero de 2011 13:05

Partidarios del gobierno egipcio apedrean a manifestantes antigubernamentales en un extremo de la plaza principal de El Cairo el jueves 3 de febrero del 2011
03 de febrero de 2011
Foto: Sebastian Scheiner / AP

AMY TEIBEL
La respuesta de Barack Obama a la crisis en Egipto provocó fuertes críticas en Israel, donde muchos consideran al presidente estadounidense un ingenuo, cuyas presiones sobre un aliado firme para que entregue el poder probablemente tendrán efectos indeseados para Occidente.

Los detractores, entre los cuales hay altos funcionarios que se niegan a decirlo públicamente, sostienen que Obama repite los errores de antecesores en el cargo cuyas exhortaciones a favor de los derechos humanos y la democracia en el Medio Oriente provocaron el ascenso al poder de regímenes antioccidentales.

Sin criticar abiertamente a Obama, funcionarios israelíes no ocultan su posición de que el desaire al presidente Hosni Mubarak, a quien presiona para que convoque a elecciones anticipadas, puede provocar un desastre.

"Creo que los estadounidenses no comprenden el desastre que han provocado en el Medio Oriente", dijo el legislador y ex ministro Binyamin Ben-Eliezer, quien además es un viejo amigo de Mubarak.

"De haber elecciones como quieren los estadounidenses, no me sorprendería que la Hermandad Musulmana ganara la mayoría o por lo menos la mitad de las bancas en el parlamento", dijo por la radio del ejército. "Será un nuevo Medio Oriente, con un islam extremista".

Hace tres décadas, el entonces presidente Jimmy Carter exhortó a otro estrecho aliado de Washington, el sha de Irán, que flexibilizara su poder autocrático, lo cual provocó su caída y el ascenso de la República Islámica de los ayatolás.

Más recientemente, las elecciones respaldadas por Estados Unidos han fortalecido a grupos como Jezbolá en el Líbano, Hamas en los territorios palestinos y grupos antiestadounidenses en Irán.

"Jimmy Carter pasará a la historia como 'el presidente que perdió Irán''', escribió el analista Alif Benn en el diario Haaretz, "Barack Obama será recordado como el presidente que 'perdió' Turquía, el Líbano y Egipto, y durante cuyo mandato se derrumbaron las alianzas estadounidenses en el Medio Oriente".

Israel siente gran respeto por Mubarak, quien respetó a rajatablas el acuerdo de paz con Israel desde que ascendió al poder hace casi 30 años.

Aunque las relaciones se enfriaban en ocasiones, Mubarak mantuvo una situación estable que permitió a Israel reducir su gasto militar y la presencia de efectivos en la frontera con Egipto.

También colaboró con Israel para contener el gobierno de Hamas en la Franja de Gaza y sirvió de puente hacia el mundo árabe. Los gobernantes israelíes han dicho que es esencial que el próximo líder egipcio respete el tratado de paz.

Los críticos de Estados Unidos dicen que Washington confunde la mecánica de la democracia con la democracia misma.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió esta semana que "si se permite que las fuerzas extremistas exploten los procesos democráticos para llegar al poder y buscar objetivos antidemocráticos —como sucedió en Irán— el desenlace será perjudicial para la paz como para la democracia".